La derecha gana en Navarra pero el Gobierno depende de un pacto de los socialistas con Uxue Barkos

La del 26 de mayo se recordará como la noche aciaga del cambio. La coalición entre UPN, PP y C’s, Navarra Suma, ha ganado las elecciones al Parlamento de Navarra con el 36,52% de los votos y 19 escaños. Las derechas se convierten de nuevo en la lista más votada, algo previsto por las encuestas.

La gran novedad la aportan María Chivite y su PSN, que escala posiciones hasta convertirse en la segunda fuerza, con 11 escaños, arrebatándole así el puesto a Geroa Bai, que se mantiene con 9 diputados.

A menos de tres puntos se encuentra EH Bildu, con el 14,61% de los votos y 8 escaños. El Gobierno cuatripartito actual se queda a seis escaños de la mayoría parlamentaria (26), debido al desplome de Podemos, partido al que el electorado navarro hace pagar sus crisis internas y pasa de 7 a 2 diputados. Izquierda-Ezquerra obtiene uno y Vox no consigue representación parlamentaria, a pesar de lo que vaticinaban los sondeos.

La ventaja de los socialistas respecto a la actual cabeza del Gobierno foral, Uxue Barkos, augura una negociación para formar un gobierno progresista entre PSN y Geroa Bai, pero las matemáticas no permiten sumar una mayoría sin EH Bildu, que es una línea roja para los socialistas.

Se acabó la Pamplona 'del cambio'

Por su parte, Joseba Asiron pierde la alcaldía de Pamplona y el ayuntamiento del cambio queda en manos de la lista más votada: la coalición de derechas entre UPN, PP y Cs, Navarra Suma, que obtiene el 40,81% de los votos y 13 concejales.

La segunda fuerza es EH Bildu, que sube casi siete puntos y logra 7 ediles en la capital con el 24,96% de los votos . Sin embargo, el batacazo de Geroa Bai dibuja un escenario imposible para pactar y mantener el gobierno en la capital navarra. El PSOE escala posiciones y se convierte en el tercer partido más votado, con 5 concejales. Ni Podemos, ni Izquierda-Ezquerra, ni Aranzadi obtienen representación en el Ayuntamiento de Pamplona. Al final, la desunión de las izquierdas ha pasado factura.

Mientras que Geroa Bai se desploma en la capital, en otros municipios como Alsasua ha arrasado. Con el 63,29% de los votos, se ha hecho con diez de los trece concejales en dicho ayuntamiento, por lo que gobernará la localidad con mayoría absoluta y Javier Ollo repetirá como alcalde.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats