Navarra dará más dinero público a los colegios concertados del Opus Dei a los que el Gobierno foral acusa de fraude

Aula de uno de los colegios de Pamplona que segrega por sexos

El concierto renovado este año por el Gobierno foral con los dos centros privados del Opus Dei que segregan por sexo en Navarra asciende a 12.560.221 euros para el curso 2021-2022. Esta cantidad, que supone un incremento de casi un millón de euros respecto a lo concedido en 2018, obtuvo el visto bueno del Ejecutivo en marzo luego de comprometerse los colegios Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga a dejar de separar niños y niñas en sus aulas. Sin embargo, esto es algo que no han cumplido totalmente a pesar de ser una condición que establece tanto la ley estatal Lomloe como una disposición de la norma foral de 1998 que regula la financiación de los centros concertados, que les impide recibir fondos públicos de admitir a alumnos de un solo sexo o impartir las enseñanzas en grupos separados por razón de sexo.

Los centros del Opus Dei en Navarra que segregan por sexo y los padres entienden que no incurren en fraude de ley

Los centros del Opus Dei en Navarra que segregan por sexo y los padres entienden que no incurren en fraude de ley

Según apuntó unos días después del inicio del periodo lectivo el consejero de Educación, Carlos Gimeno, se ha producido un "incumplimiento" del acuerdo alcanzado tras constatar la Inspección que solo en las aulas de primero de Primaria de los colegios Miravalles e Izaga se mezclan niños y niñas. En el resto de etapas de Primaria y en los centros El Redín e Irabia se mantiene, según detalló, la separación entre alumnos y alumnas. Todo ello en un intento de estos colegios por implantar la adaptación de manera progresiva y tras sugerir, en un comunicado conjunto, que no aplicarían lo prometido.

Los cuatro colegios privados -divididos jurídicamente en dos- suman un total de 4.500 alumnos y 350 docentes. En 2018 el concierto para los mismos ascendió a un total de 11.573.875,14 euros, mientras que el recién renovado para el presente curso escolar supera esta cifra en casi un millón de euros. Casi un millón de euros más, también, que lo recibido en 2020 por los seis centros cercanos al Opus Dei que segregan por sexo en Euskadi. En este caso,  recibieron entonces 11.585.080,66 euros en el curso 2019/2020, con 3.770 alumnos repartidos entre los colegios Arangoya en Bilbao, Gaztelueta en Leioa, Ayalde y Munabe en Loiu, Eskibel en Donostia y Erain en Irún. Todos estos centros o son del Opus Dei o pertenecen a la patronal COAS, próxima a la prelatura.

Según señaló la propia presidenta del Ejecutivo, María Chivite, cuando los centros privados en Navarra firmaron el compromiso con el Gobierno foral, aceptaron "el total cumplimiento de todo el bloque normativo". En este sentido, el titular de Educación, Carlos Gimeno, manifestó que los colegios habían declarado que durante el periodo del 1 de septiembre de 2021 a 31 de agosto de 2027 "cumplirían los requisitos de la base primera de la convocatoria", de manera que no podrían admitir a alumnado de un solo sexo o impartir las enseñanzas en grupos separados por razón de sexo. Reconoció asimismo no "dudar" de lo trasladado por lo centros y advirtió de que "la gravedad de poder incurrir en un fraude de esas características tendría consecuencias jurídicas, administrativas, económicas y educativas para las familias".

Cabe recordar que tan solo el centro privado Irabia-Izaga salió al paso de las últimas declaraciones del responsable de Educación. En un comunicado, la dirección del centro defendió que "cumple el marco normativo actual" y que no ha recibido "ninguna comunicación formal ni informal" por parte de Educación sobre el "incumplimiento" del concierto y las posibles sanciones que ya estudian los servicios jurídicos de este departamento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats