La portada de mañana
Acceder
Investigación - Los pagos en metálico a inspectores del Banco de España
Entrevista - Isabel Rodríguez: "El Gobierno no es un coro donde pueda haber solistas"
Opinión - Ginebra y filosofía, por Elisa Beni

El principal acusado de 'la manada' reconoce la violación y pide perdón por carta para lograr el tercer grado

Dos de los cuatro miembros de La Manada, José Ángel Prenda -a la izq.- y Alfonso Jesús Cabezuelo en una imagen de archivo de un juicio.

José Ángel Prenda, el líder de los cinco miembros de 'la manada' condenado a 15 años de prisión por violar en grupo, grabar y abandonar en un portal de Pamplona a su víctima en una noche de Sanfermines de 2016, ha enviado una carta a la Audiencia de Navarra reconociendo el delito cometido y pidiendo perdón a la joven madrileña, en una estrategia para lograr el tercer grado penitenciario. El agresor, que cumple actualmente su pena en el módulo de respeto número 11 del Centro Penitenciario Puerto III (Cádiz), ha pasado ya cuatro años y tres meses en la cárcel. Esto supone una cuarta parte de la condena cumplida que le permite pedir permisos de salida temporales, algo que ha sido denegado en hasta dos ocasiones por la prisión de Cádiz.

Según apuntan fuentes jurídicas, este proceso no es ni mucho menos "automático", puesto que debe ser valorado por una Junta de Tratamiento que tiene en cuenta, entre otras cosas, no sólo el comportamiento del recluso o su tiempo en la cárcel, sino también si ha pedido perdón a la víctima y ha reconocido el delito cometido. Esto último es algo que hace ahora por primera vez líder de 'la manada' en lo que supone un cambio en su versión de lo sucedido, ya que en una carta enviada a los medios negó los hechos, defendió su inocencia y acusó a la víctima de inventarse la agresión y de dejar "a cinco familias destrozadas por una mentira". La versión de que las relaciones fueron consentidas fue la defendida durante el juicio y durante los últimos cinco años, hasta el momento.

En la carta manuscrita, enviada a la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra el pasado 22 de julio desde prisión, y que ha avanzado en exclusiva 'El Periódico', el recluso manifiesta "su total arrepentimiento" por el delito por el cual cumple condena. "Por medio del presente escrito quiero manifestar a título personal (…) mi total arrepentimiento por el delito por el cual cumplo esta condena y mi solicitud personal de perdón a la víctima por los daños causados, los cuales lamento profundamente, y así mismo a sus familiares directos", escribe el mismo que después de la violación envió desde su móvil al grupo de whastapp compartido con otros once hombres: "Follándonos a una entre 5, puta pasada de viaje".

Asimismo, después de mostrar su arrepentimiento y pedir que el mismo sea comunicado a la víctima y a su familia, el interno realiza una solicitud: "Que por favor, conste en mi ejecutoria y expediente penitenciario esta solicitud (de perdón) por escrito y se me dé copia de la misma", manifiesta. Por último, señala que trabajará "incansablemente para reparar ese daño".

Dos permisos de salida denegados

La valoración para conceder o no el tercer grado penitenciario corre a cargo en primera instancia de la Junta de Tratamiento de la prisión de Cádiz Puerto III, la cual ha denegado ya en dos ocasiones la solicitud de permiso de salida solicitado por José Ángel Prenda, según informa Europa Press.

El interno ha pretendido de esta manera acogerse al Reglamento Penitenciario que contempla la posibilidad de disfrutar de permisos de salida ordinarios "como preparación para la vida en libertad" en el caso de reclusos que, como él, están clasificados en segundo grado o régimen ordinario o en tercer grado o régimen abierto. Para el primer caso el total de días disponibles al año asciende a 36 y en el segundo supone un máximo de 48.

Para evaluar el caso, la Junta de Tratamiento valora el cumplimiento de una cuarta parte de la condena, y además evalúa, entre otras cuestiones, si es idóneo conceder el permiso para la reinserción del recluso, si hay riesgo de reincidencia o posibilidad de quebrantamiento de la condena.

Asimismo, fuentes del TSJN confirman a este periódico que la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, donde se celebró el juicio de 'la manada', recibió la carta manuscrita de José Ángel Prenda el pasado 4 de agosto. No obstante, según precisan las mismas fuentes, no es obligación de la Administración de Justicia remitir este escrito a la víctima y duda de hacerlo en próximas horas, después haberlo solicitado en septiembre el abogado defensor y tras haberse hecho público. En todo caso, aclaran, al tratarse de un acto extrajudicial de muestra de arrepentimiento es la defensa a la que corresponde enviar la misiva al abogado de la víctima.

Cinco años de negación del delito cometido

Cabe recordar que el Tribunal Supremo confirmó en junio de 2019 la condena de 15 años de prisión por agresión sexual para José Ángel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo y ordenó su ingreso en las cárceles de Sevilla, Huelva, Granada, Cádiz y Salamanca. La Sala consideró entonces incorrecta la valoración jurídica de la sentencias anteriores de la Audiencia de Navarra y posteriormente del TSJN, que les condenaba por abuso y no por violación. De una pena de 15 años, Prenda ha cumplido cuatro y medio en la cárcel, de los cuales entre julio de 2016 y junio de 2018 estuvo en prisión preventiva.

Durante el juicio que tuvo lugar el 29 de junio de 2019 en Tribunal Supremo, tras el recurso interpuesto por la Fiscalía y las acusaciones particulares y populares -ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra- por considerar que sí existió violencia e intimidación, la defensa mantuvo la inocencia de los acusados y cuestionó de manera reiterada a la joven madrileña. El abogado Agustín Martínez Becerra mantuvo la línea argumental defendida en el juicio celebrado en la Audiencia de Pamplona y recordó el polémico informe encargado a un detective semanas después de la denuncia para desacreditar la versión de la víctima, y que incluía publicaciones de esta en las redes sociales. "Simplemente pensábamos que podía tener trascendencia a la hora de valorar el shock postraumático", sostuvo.

Asimismo, Becerra puso el énfasis en su defensa en los minutos previos de la llegada de la joven y los ahora condenados al portal donde sucedieron los hechos para argumentar que la joven había pactado tener relaciones sexuales consentidas con los cinco hombres. "Si no los conocía de nada y se iba al coche, ¿qué hacía esperándoles fuera de un hotel? La respuesta racional es que está esperando a que haya habitación para acceder a ella", manifestó. Además, el abogado puso en duda el camino realizado por la víctima con los cinco hombres: "Si te sientes acosada, molesta, ¿por qué vas por la calle menos transitada, con menos luz, más inhóspita?".

El abogado defensor mantuvo el cuestionamiento a la víctima al sostener que la oposición a una relación sexual debe ser explícita. "El 'no es no' se ha convertido en un eslogan, pero para que sea no hay que decir no y hay muchas formas de decir no. Simplemente tenía que hacer un gesto, una mínima oposición", argumentó para también preguntar a la joven: "¿Por qué estaba allí?, ¿qué esperaba?, ¿no le sorprendió que la entraran en un portal?, ¿por qué no decidió marcharse?". El cuestionamiento y la negación del delito cometido lo han mantenido los condenados hasta ahora, tras la petición de perdón de José Ángel Prenda.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats