eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Martín estudia con los alcaldes del Nansa propuestas para el desarrollo turístico del valle

La oferta cultural incluye la Ferrería y el Molino de Cades, la Casona de Tudanca, la Cueva de Chuflín y la Cueva de El Soplao

- PUBLICIDAD -
Martín estudia con los alcaldes del Nansa propuestas para el desarrollo turístico del valle

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio de Cantabria, Francisco Martín, se ha reunido este martes en Puentenansa con los alcaldes de los municipios que componen la Mancomunidad del Nansa para analizar una propuesta de desarrollo turístico en el valle.

Los representantes municipales han planteado la habilitación de un punto de información turístico permanente en la cueva de El Soplao y la creación de un bono de productos de visita múltiple, además de la potenciación del Camino Lebaniego, la señalización de rutas e itinerarios y la creación de un marco de colaboración interadministrativo que analice, además de las estrategias generales, la valorización de la Casona de Tudanca y su entorno.

Los alcaldes de la Mancomunidad de Municipios del Nansa, formada por los ayuntamientos de Herrerías, Lamasón, Polaciones, Rionansa y Tudanca, junto al consejero, han insistido en la importancia de encontrar soluciones conjuntas al "grave problema" del despoblamiento de la zona, poniendo en valor lo que han denominado "capital territorial" que tiene el paisaje como expresión visible del territorio y el patrimonio como hilo conductor de fuente de recursos turísticos.

Entre los elementos más destacados del Nansa como oferta cultural se encuentran la Ferrería y el Molino de Cades, la Casona de Tudanca, la Cueva de Chuflín y sobre todo la Cueva de El Soplao, que atrae a aproximadamente 200.000 visitas anuales y que ha provocado en los últimos años una importante repercusión en la zona, según subraya el Ejecutivo en un comunicado.

PROPUESTAS

Martín ha estudiado con los alcaldes las iniciativas presentadas que tienen como objetivo lograr que el valle se posicione como "destino competitivo, sostenible y de calidad".

Para ello las propuestas se han concentrado en la creación de un marco de colaboración interadministrativo con la finalidad de implementar la valoración de la Casona de Tudanca y su entorno, marcada por el patrimonio literario del legado del académico e intelectual José María de Cossío; la creación de una comisión para el impulso del proceso de desarrollo turístico e industrial del Valle del Nansa junto con otros agentes, como la Asociación de Desarrollo Rural Saja-Nansa, la Fundación Botín y empresas y asociaciones del sector turístico.

Propuestas más concretas son las relacionadas con la creación de un punto de información turística permanente en El Soplao, aprovechando el papel crucial que desempeña esta infraestructura con respecto al número de visitantes que acoge, habilitando alguno de los edificios de El Soplao para ofrecer una estrategia turística global del Valle del Nansa.

También se ha debatido sobre la creación de un bono de visitas múltiples que englobe la entrada al Soplao, a la Ferrería de Cades y a la Casona de Tudanca con una reducción respecto al precio global individualizado, con el apoyo de la creación de una imagen corporativa y otras etiquetas promocionales y edición de mapas guías. No se descarta en este sentido la posibilidad de crear paquetes turísticos con restaurantes y establecimientos alojativos.

Otra de las medidas presentadas ha sido la de potenciar el Camino Lebaniego tras la celebración del Año Jubilar actual que pasa por el territorio Nansa, concretamente por Herrerías y Lamasón, destacando su vocación de permanencia para prolongarlo más allá del tiempo en lo que duran los Años Jubilares, algo en lo que Martín ha mostrado su total acuerdo, ya que es uno de los objetivos turísticos a medio y largo plazo de su departamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha