eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Las siete claves del superdomingo electoral

¿Hay sorpaso de las confluencias a la marca de Pablo Iglesias? Y, en todo caso, ¿qué centros de poder han conseguido mantener las de Unidas Podemos?

¿Ha conseguido Ciudadanos alguna Comunidad o Ayuntamiento importante o se consumen sus ansias de liderar la derecha como si de los puros de Rajoy se tratara?

¿Se confirma el pinchazo de Vox en las generales?

Lo de ayer va a tardar 20 años en repetirse: un superdomingo electoral con elecciones europeas, autonómicas y locales concurrentes. Es como una batalla simultánea por todos los tronos (menos King's Landing, que Sánchez conquistó el 28A) o todas las copas (menos la Champions). Ayer se repartió gran parte del poder político: un poder que definirá quién decide sobre las licencias de construcción, la gestión de los residuos, el tráfico o del comercio en más de ocho mil ayuntamientos; políticas de educación y sanidad, que concretarán el dibujo del Estado del bienestar en doce autonomías (y dos ciudades autónomas); y poder para trazar las directivas sobre telecomunicaciones, televisión, medio ambiente, tráfico o igualdad, desde las lejanas pero influyentes oficinas de la Unión Europea. Se define, también, el peso específico de las estructuras de los partidos, ya que se escoge a más de 8 mil alcaldes y más de 67 mil concejales.

Entre esta marea de poder y cargos repartidos, trataremos de esbozar cuáles han sido los resultados más trascendentes: ¿hay sorpaso de las confluencias a la marca de Pablo Iglesias? Y, en todo caso, ¿qué centros de poder han conseguido mantener las de Unidas Podemos? Pasando a la derecha, ¿ha conseguido Ciudadanos alguna Comunidad Autónoma o algún ayuntamiento importante, o se consumen sus ansias de liderar la derecha como si de los puros de Rajoy se tratara?, ¿se confirma el pinchazo de Vox en las generales? Lo analizaremos empezando por la izquierda y terminando con la derecha.

Primero, la nueva izquierda pierde muchos de los tronos que había conquistado la temporada anterior. Y las plazas más importantes en las que se impone están, muchas de ellas, vinculadas a marcas distintas a las de Podemos. En 2015, una de las novedades fueron los denominados ayuntamientos del cambio: A Coruña, Barcelona, Cádiz, Ferrol, Madrid, Santiago de Compostela, Valencia y Zaragoza, entre otros. Pierde todos menos Cádiz (donde sube con fuerza y consigue una mayoría absoluta) y Valencia. Podemos, en tanto que tal, no logra mantener ninguna. Las victorias han correspondido a Adelante Andalucía en Cádiz y a Compromís en Valencia; y la situación en la capital catalana es más complicada, porque depende de los pactos, pero ERC ha superado en votos a Barcelona en Comú.

C:\fakepath\Figura 1.jpg

Segundo, y relacionado con lo anterior, las confluencias se imponen sobre Podemos. Más Madrid saca muy buenos resultados tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, aunque no conseguirá gobernar. Manuela Carmena es primera fuerza en el Ayuntamiento y Madrid en Pie (marca de IU para estas elecciones, que recibió el respaldo de Iglesias en el último momento), no obtiene representación. Y Errejón, el enemigo a las puertas, supera con creces a la candidata de Podemos en la Comunidad, que ha quedado incluso por detrás de Vox. Asimismo, Zaragoza en Común se impone sobre Podemos.

Tercero, Sánchez acumula casi todos los jokers de la baraja. El Partido Socialista acumula un enorme poder regional y local. Mantiene las cinco comunidades que tenía (Aragón, Asturias, Baleares, Castilla La Mancha y Extremadura) y le arrebata La Rioja al PP. Sin embargo, la Comunidad de Madrid, que se le venía resistiendo por más de veinte años, se le ha escapado por la mínima, al igual que Murcia, que ha estado a punto de recuperar después de 30 años. Sus resultados en Barcelona también han sido excelentes. 

Cuarto, era el momento clave para Ciudadanos, que se relamía ante la perspectiva de darle una estocada final a los populares. En las generales, había superado al PP en Málaga, Zaragoza y Alicante y Valencia; y se había quedado a las puertas en Madrid ciudad, pero le había superado en la Comunidad. De repetirse estos resultados, el golpe moral al PP prometía ser sonado. Sin embargo, todo se ha quedado en aguas de borrajas. Ciudadanos no consigue conquistar ninguna plaza relevante y, además, no es capaz de superar al PP ni en Europa, ni en Alicante, ni en Málaga, ni en Zaragoza, ni en Valencia, ni en Madrid ciudad ni en la Comunidad de Madrid, que era donde albergaba mayores esperanzas. Una serie de níes demasiado larga. El más doloroso es su amarga subida en las Europeas, que multiplica por nueve la distancia que le separaba del PP en las generales. Es verdad que incrementa de manera importante su poder, pero queda sin duda alguna a la estela del PP, y que podría tratar de obtener alguna plaza importante a cambio de su apoyo al PP en otras. Las negociaciones van a ser muy duras. Como nota interesante, uno de los lugares en los que más sube es Aragón, una de las pocas plazas en las que el pacto con el PSOE está abierto. ¿Casualidad?

C:\fakepath\Figura 2.jpg

Quinto, el PP logra mantener el tipo. En 2015, tenía en su poder Castilla y León, La Rioja, Madrid y Murcia, además de Ceuta y Melilla, y han conseguido retener todas las Comunidades Autónomas (a excepción de La Rioja) y las dos ciudades autónomas. Además, si al principio del escrutinio, parecía que iba a ser barrido de Barcelona, menos de un mes después de haberlo sido en el País Vasco en las elecciones generales (en Cataluña obtuvo un único escaño, y por la mínima), al final ha logrado salvar el tipo, con dos concejales. También es llamativo su desplome en la ciudad de Sevilla y en algunos ayuntamientos gallegos. Pese a todo, Pablo Casado ha conseguido salvar los muebles. Algunos se esperaban que mañana en Génova empezasen a buscar sustituto en la dirección del partido. Sin embargo, sobre todo tras las victorias simbólicas en Ayuntamiento y Comunidad de Madrid (con dos apuestas personales), Casado se ha fortalecido. Sin embargo, no es menos cierto que, en las próximas semanas, se abrirá, sin duda, una época marcada por cálculos complicados en Génova, ya que el PP va a tener serias dificultades para colocar a muchos de sus fieles.

Sexto, el efecto Vox se desdibuja, pero los de Abascal consiguen entrar en muchas instituciones clave. Vox entra con en el Parlamento Europeo con tres diputados (de nuevo, menos de lo que se esperaba), así como en 7 parlamentos autonómicos (Asturias, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Madrid y Murcia) y muchos ayuntamientos. Merece la pena destacar su resultado en la Comunidad de Murcia (4 escaños), un feudo tradicional del PP.

Y séptimo, ¿y qué hay de Barcelona? Pues, a juzgar por los resultados, no hay rastro de su supuesto papel como capital honorífica de una Tabarnia políticamente muy diferente del resto de Catalunya. Empate técnico entre ERC y Barcelona en Comú, ambas, fuerzas favorables a la realización de una consulta en Catalunya sobre su futuro político. Y, además, con victoria en votos de los independentistas. Como tercera fuerza, el PSC, y el experimento Ciudadanos-Valls se tiene que conformar con el cuarto lugar, un resultado muy discreto para un ex primer ministro y para un partido que había tocado el cielo en las autonómicas catalanas, pero que ya se había desinflado en su feudo en las generales. JxCat se queda con 5 (la mitad de escaños que ERC) y el PP logra mantenerse en el consistorio de la segunda ciudad de España con dos concejales.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha