eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Londres responde a Pedro Sánchez que "nunca aceptará un segundo referéndum sobre el Brexit"

"Si fuera Theresa May, convocaría un segundo referéndum, sin duda", afirmó Pedro Sánchez en una entrevista con Politico

Sánchez ha calificado de "no democrático" que se pueda abandonar la UE con el 51% de los apoyos: "Lo que hacen estos referendums es fragmentar y polarizar la sociedad"

"Nosotros estamos trabajando duro para llegar a un acuerdo con la UE", replican portavoces del Gobierno británico

La Comisión Europea, que se "encuentra negociando en el ámbito técnico" con los británicos, evita comentar la propuesta española 

- PUBLICIDAD -
Sánchez y May confían en un acuerdo sobre el "brexit" y Gibraltar

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y la primera ministra británica, Theresa May, conversan al lado del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. EFE

Pedro Sánchez quiere otro referéndum en Reino Unido para evitar el divorcio entre los británicos y la UE. Pero el Gobierno de Theresa May no quiere ni oír hablar de segundas oportunidades. "Nosotros hemos sido muy claros: este Gobierno nunca aceptará un segundo referéndum. Estamos trabajando duro para llegar a un acuerdo con la Unión Europea", explican portavoces del Gobierno británico.

"Nosotros seguimos comprometidos en trabajar con la Unión Europea para alcanzar un buen acuerdo en beneficio de todas las partes", insiste el portavoz británico.

"Si fuera Theresa May, convocaría un segundo referéndum, sin duda", ha afirmado el presidente del Gobierno en una entrevista con Politico en Moncloa: "Es verdad que ahora estamos en el momento de llegar a un acuerdo sobre el periodo de transición, pero me gustaría que el Gobierno británico convocara otro referéndum. No me refiero ahora, sino en el futuro, para que puedan volver a la UE, de otra manera, pero volver a la UE".

Sánchez argumenta en su conversación con Politico que el impacto negativo del Brexit ya se está viendo en los "cientos de miles de manifestantes" que piden en las calles que el Reino Unido permanezca en la UE o en los planes para un segundo referéndum de independencia en Escocia.

Así, Sánchez ha calificado de "no democrático" en su entrevista, que se pueda decidir abandonar la UE con el 51% de los apoyos. "Lo que hacen estos referendums es fragmentar y polarizar la sociedad".

Fuentes de Moncloa explican que "el comentario que hace el presidente es en el contexto de una conversación en la que, un europeísta convencido lamenta profundamente que el Reino Unido deje la UE y le gustaría que se quedaran: es un país maravilloso, que aporta mucho a la UE y a los británicos se les echará mucho de menos. Otra cosa distinta es la negociación del Brexit, que dirige Barnier en nombre de los 27 y al que el presidente del Gobierno ha elogiado repetidamente por la gran labor que está haciendo".

La portavoz del Comité Electoral del PSOE, Esther Peña, ha tratado de restar importancia a las palabras del presidente al asegurar que no tenía vocación "de influir" sobre la primera ministra o el parlamento británico sino más bien de "expresar un sentimiento". "Esas declaraciones forman parte de un sentimiento que compartimos muchos", ha expresado Peña: "Ojalá se dieran las condiciones para que los británicos se queden en el proyecto común europeo".

La Comisión Europea ha afirmado este lunes que "los equipos se encuentran negociando en un nivel técnico" y ha evitado pronunciarse sobre la afirmación de Sánchez: "Procuramos no entrar a comentar los comentarios de otros".

Hasta el momento, sólo se habían manifestado a favor de un segundo referéndum el primer ministro maltés y el checo, Joseph Muscat y Andrej Babiš.

En septiembre, Muscat  dijo en un programa de la BBC  que existía un apoyo "casi unánime" de los líderes europeos para un segundo referéndum sobre el Brexit. También en la BBC, Babiš afirmó: "Sería mejor convocar otro referéndum y quizá la gente pueda cambiar de opinión".

Negociaciones abiertas

"En estas fases finales de las negociaciones, los ministros mostraron de nuevo hoy que estamos determinados a mantener la unidad de la UE a Veintisiete. Hemos reconfirmado nuestra confianza en el negociador. Y apoyamos sus esfuerzos para seguir trabajando en un acuerdo", ha afirmado el ministro austriaco de Asuntos Europeos, Gernot Blümel, cuyo país ostenta la presidencia del Consejo de la UE.

En un primer momento, Bruselas pretendía cerrar el acuerdo de retirada con el Gobierno británico en octubre para que la Eurocámara y el Parlamento británico lo ratificaran antes del próximo 29 de marzo, cuando se materializará el Brexit.

Ante los retrasos en las conversaciones, durante la reunión informal de líderes el pasado septiembre en Salzburgo (Austria), el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, abrió la puerta a la posibilidad de celebrar una cumbre extraordinaria en noviembre. Sin embargo, en la cumbre celebrada en octubre en Bruselas los mandatarios descartaron por el momento convocar una cita especial este mes ante la falta de progresos suficientes y necesarios para organizar la reunión.

Fuentes comunitarias  han indicado a Efe que incluso si se obtuvieran esos avances esta semana, la cumbre no se convocaría "al día siguiente", sino que se daría un margen de tiempo a los Estados miembros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha