eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Pérez de los Cobos asegura en el Supremo que los Mossos facilitaron la celebración del referéndum

El coronel de la Guardia Civil afirma que el dispositivo de la policía autonómica no estaba diseñado para cumplir las órdenes judiciales

Acusa a los Mossos de "obstaculizar" el trabajo de Policía y Guardia Civil y responsabiliza a Trapero de obviar las resoluciones del TSJC

Ha relatado una tensa reunión con Forn en la que dijo al exconseller que "el cumplimiento de la ley estaba por encima de la convivencia ciudadana"

26 Comentarios

Policía, Mossos y G.Civil siguen el dispositivo del 1-O en la Delegación del Gobierno

Pérez de los Cobos saluda al exmayor de los Mossos Josep Lluis Trapero. EFE

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, responsable del operativo policial que operó durante el reférendum ilegal del pasado 1 de octubre, ha asegurado este jueves en el Tribunal Supremos que el dispositivo de los Mossos para el referéndum del 1-O estaba más pensado para facilitar su celebración que para cumplir las órdenes judiciales.

Pérez de los Cobos ha comparecido como testigo ante el juez Pablo Llarena. El coronel fue designado para coordinar el trabajo de todos los cuerpos policiales de cara el 1-O después de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) decretase el cierre de los puntos de votación y ordenase a Mossos, Policía y Guardia Civil impedir que se abriesen durante la jornada de votación.

Así, Pérez de los Cobos ha explicado que el dispositivo diseñado por los Mossos era "insuficiente", porque solo habían previsto enviar a dos agentes por cada colegio, según fuentes presentes en el interrogatorio. Según ha explicado, el dispositivo no era operativo y estaba diseñado precisamente con ese objetivo. Además ha añadido que es evidente que los agentes querían "obstaculizar" el trabajo de Guardia Civil y Policía.

El resultado fue, ha explicado, que el comisario Ferrán López cursó una petición de apoyo pocos minutos antes de las 9:00 horas de la mañana del 1-O, cuando se iban a iniciar las votaciones. La petición requería la presencia de agentes de Policía y Guardia Civil en 233 locales.

Trapero obvió las resoluciones judiciales

Pérez de los Cobos se ha mostrado tajante al afirmar que el dispositivo de los Mossos estaba más dirigido a permitir la celebración del referéndum que a cumplir las órdenes judiciales. Los agentes de la policía autonómica, ha añadido, se convirtieron en un foco de información que permitió a los votantes eludir el cumplimiento de las órdenes dictadas por el TSJC.

En este punto, ha recordado que los Mossos acudieron a los colegios para informar a los allí concentrados que el día 1 de octubre se personarían a las seis de la mañana para cerrarlos, pero que no actuarían si había mucha gente a sus puertas.

Además, ha comprado el dispositivo de los Mossos para el 1-O -7.000 agentes- con el que se diseñó para las elecciones -11.000 agentes-. De cara al referéndum se mantuvieron permisos y vacaciones de la policía autonómica, ha añadido.

Es evidente, ha relatado, que el exmayor de los Mossos Josep Lluis Trapero estaba dispuesto a cumplir todas las órdenes de Forn. Aunque en las reuniones mostró su disposición a cumplir las resoluciones judiciales, Pérez de los Cobos ha dicho que "constató" que no era así: "Desde la dirección de los Mossos se intento dar apariencia de cumplimiento del mandato judicial, pero su ejecución evidenció su verdadera voluntad de incumplir las ordenes judiciales".

De hecho, ha situado a Trapero dentro de una cúpula en la Consellería de Interior, junto con Forn y Pere Soler, cuyas acciones se destinaron a que los Mossos facilitasen el 1-O.

La ley por encima de la convivencia

El coronel, que ha ejercido como mando único de Interior en Catalunya, también ha relatado una reunión que mantuvo con el exconseller de Interior Joaquín Forn unos días antes del 1-O, y que ha definido como "tensa".

En ese encuentro, Forn y los representantes de la Generalitat, entre los que estaba Carles Puigdemont, plantearon que habría una gran masa de de gente en la calle que impediría la actuación de la policía, y sugirieron que Guardia Civil y Policía solo actuasen a requerimiento de lo Mossos. Los mandos de Interior se opusieron argumentando que eso no era lo que había dispuesto el TSJC.

Durante la reunión, ha explicado, se planteó a Puigdemont que la única forma de evitar los desórdenes era desconvocar el referéndum. Según el relato de Pérez de los Cobos, Forn respondió que entonces habría dos millones de personas en las calles y que la convivencia ciudadana era un bien superior que había que preservar. El coronel contestó que "el cumplimiento de la ley estaba por encima de la convivencia ciudadana".

Aquella reunión, celebrada el 28 de septiembre, reunió a la Junta de Seguridad de Catalunya. Al término, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, se comprometió a que Interior no iba a limitar "celebraciones" o "pícnics", mientras que los representantes de la Generalitat aseguraron que la prioridad de los Mossos sería "garantizar la convivencia".

Algunos abogados le han recordado que el TSJC hizo hincapié en que la actuación policial tenía que garantizar esa convivencia, a lo que el coronel ha respondido que el no tuvo acceso al auto completo y solo vio la parte dispositiva, que incluía las órdenes a cumplir.

Esa reunión fue "tensa" y "paradójica", ha afirmado Pérez de los Cobos, porque al otro lado de la mesa estaban sentado quienes habían convocado el "acto ilegal". Según su opinión, ese referéndum fue posible porque existía una "concertación" entre Mossos, Govern y sociedad civil organizada, en referencia a los llamamientos a ocupar los colegios.

Las cifras de heridos son falsas

A preguntas de las defensas, Pérez de los Cobos ha rechazado que durante el 1-O se produjesen más de 1.000 heridos durante las cargas policiales. Ha afirmado que esa cifra corresponde solo a los atendidos y que algunas de esas denuncias de agresiones policiales son falsas.

Ha admitido que Interior no ha llevado a cabo ninguna investigación interna sobre esas cargas. También a preguntas de las defensas ha admitido que sus agentes usaron pelotas de goma porque no están afectados por la prohibición del Parlament, además de gases lacrimógenos para protegerse de las agresiones. "La actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado siempre fue congruente y proporcional", ha añadido.

Pérez de los Cobos tendrá que declarar el 14 de febrero como testigo ante la juez de la Audiencia Carmen Lamela en la causa por sedición abierta contra el exmayor de los Mossos Josep Lluís Trapero. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha