La portada de mañana
Acceder
La normativa de Felipe VI prohíbe a Juan Carlos I recibir préstamos sin interés
'¿Qué hace falta para retirar al emérito cualquier honor?', por Ignacio Escolar
Los casos en Europa vuelven a aumentar entre la incertidumbre de las variantes

Rajoy deja caer a González y elige a Cifuentes para la Comunidad y a Aguirre para la Alcaldía de Madrid

Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.

El PP ha despejado la duda que desde varias semanas mantenía en vilo a los dirigentes del partido en Madrid. Finalmente Cristina Cifuentes será la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid y Esperanza Aguirre, la aspirante a alcaldesa de la capital en sustitución de Ana Botella.

Se han confirmado así los rumores que situaban a la actual delegada del Gobierno en Madrid como favorita para ir al frente de la candidatura, pese a los continuos ofrecimientos de Ignacio González, actual presidente conservador de la Comunidad de Madrid, para encabezar la lista. Del mismo modo, la expresidenta regional será la candidata al Ayuntamiento de Madrid.

El suspense sobre la elección ha mantenido en vilo al PP madrileño, que confesaba públicamente los nervios de la formación y se quejaba del "espectáculo lamentable" ofrecido por la tardanza de la decisión de Mariano Rajoy. Este mismo viernes, tan solo unas horas antes de que el Comité Electoral anunciara el veredicto, el propio presidente daba a entender a los periodistas que la decisión no estaba tomada.

La intención del PP al sustituir a González por Cifuentes es trasladar una "voluntad de renovación" y cambiar al eterno delfín de Aguirre por una persona con un perfil menos conservador y más dialogante. En el caso de Aguirre, que no encaja en ese perfil, su mérito eran los votos, un tirón que todos en el PP reconocen que no están al alcance de González.

Si el presidente regional tenía pocas posibilidades de ser elegido, la rueda de prensa que ofreció el lunes para desmentir al diario El Mundo e insistir en que era víctima de una extorsión policial lo acabó de matar políticamente. En Génova vieron con desagrado su actitud desafiante y comprobaron que no tenía ninguna intención de dar marcha atrás de forma voluntaria.

La reacción del todavía presidente regional al conocer la noticia ha sido de enfado, ya que ha insistido en que su caída en desgracia se debe a una "campaña orquestada". Además de a los medios que han publicado últimamente informaciones sobre su ático en Estepona y han recordado episodios como el de la gestapillo, González apuntaba en los últimos días a la cúpula de su partido y al Gobierno. El conservador ha subrayado que su nombre se daba por bueno "hasta que los periodistas que cubren el PP empezaron a informar hace un mes de que el tándem con Aguirre no era posible".

El Comité Electoral Nacional del PP ha decidido también nombrar candidato al actual presidente de Melilla, Juan José Imbroda. Pese a estar imputado por un supuesto delito de prevaricación por el Tribunal Supremo por haber pagado a un abogado con fondos públicos, Imbroda intentará reeditar la mayoría absoluta con la que cuenta en la ciudad autónoma. La dirección del PP ha defendido que la imputación de Imbroda es administrativa, por lo que no se considera un problema.

Etiquetas
Publicado el
6 de marzo de 2015 - 20:17 h

Descubre nuestras apps

stats