Corinna acusa a la familia real y a Rajoy de dar un "golpe" de Estado interno contra Juan Carlos I para forzar su abdicación

El Rey saluda a Corinna en una imagen de archivo

Involucrada en los escándalos de corrupción que cercan al rey Juan Carlos, la ex amante del emérito Corinna Larsen acusa ahora a la familia real y al antiguo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de urdir un plan para forzar su abdicación. En declaraciones a la revista francesa Paris Match, la empresaria alemana asegura que "la familia fomentó un golpe de Estado y necesitaba a una extranjera para servirles como chivo expiatorio".

Según Corinna, los problemas de salud de Juan Carlos I y el viaje a Botsuana en el que su relación se hizo pública fueron las excusas perfectas para que el complot se materializara. En el reportaje de ocho páginas, la empresaria alemana relata que el emérito le confió información acerca de sus enemigos dentro y fuera del Palacio de la Zarzuela: "Tengo dos frentes contra mí. El primero está constituido por mi mujer (la reina Sofía) y sus lugartenientes: ella tiene prisa en poner a su hijo en el trono porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo está encarnado por Mariano Rajoy, que tiene como objetivo castrarme y debilitar la monarquía". La ex amante de Juan Carlos describe el plan como "un golpe de estado interno".

Preguntada acerca de la decisión del monarca emérito de marcharse de España, Larsen critica que "durante una crisis de esta magnitud, la familia real debería haberse mantenido unida" y tilda de "irresponsable" la marcha en un momento delicado. Corinna señala, además, que el antiguo rey "está frágil de salud" y considera poco responsable que se encuentre en el "exilio" en plena pandemia. "Toda la familia real se ha beneficiado del tren de vida que les ha asegurado Juan Carlos. Repudiar así a Juan Carlos es un poco desleal y me parece que es una falta de dignidad", apunta en la entrevista.

Como ya hizo en una entrevista en la BBC, en su conversación con Paris Match, la empresaria alemana defiende que el rey le entregó 65 millones de euros procedentes de la cuenta en Suiza de la Fundación Lucum, radicada en Panamá, como una donación para ella y su hijo, con el que el rey había establecido una estrecha relación. Sobre el origen de esos fondos, que la fiscalía suiza sospecha que podrían tener su origen en una presunta comisión de 100 millones que el rey de Arabia Saudí habría entregado a Juan Carlos de Borbón por la construcción del AVE a La Meca en 2008, Corinna asegura que "no tenía ninguna razón para interrogar a un jefe de Estado".

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2020 - 15:06 h

Descubre nuestras apps

stats