La doble vara de medir de Feijóo para los viajes oficiales: de los mojitos del bipartito al selfie de Irene Montero

EuropaPress 4083011 presidente gallego hace selfie manneken pis

Aitor Riveiro


54

“Lo visto en redes esta semana, cuando una ministra y sus amigas deciden hacer turismo en Nueva York pagado con dinero público de la gente, es una falta de respeto a los ciudadanos. Y entiendo que el señor Sánchez debería pronunciarse y actuar en consecuencia”. Así pidió este martes el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, las máximas responsabilidades políticas a la ministra de Igualdad, Irene Montero, por publicar una foto en su Instagram durante su visita oficial a EE UU en la que se le puede ver en Times Square. Una foto exacta a la que publicó el año pasado Isabel Díaz Ayuso o, en 2016, el coordinador general del partido, Elías Bendodo.

Mujeres, jóvenes y de Unidas Podemos: por qué la derecha carga contra el viaje de Irene Montero a Nueva York

Mujeres, jóvenes y de Unidas Podemos: por qué la derecha carga contra el viaje de Irene Montero a Nueva York

Aún así, Feijóo insistió durante una breve alocución en una sala del Congreso ante las direcciones de los grupos parlamentarios en arremeter contra Montero, una de las integrantes del Gobierno de coalición más atacadas por la oposición. El presidente del PP, líder de la oposición y dirigente que presume de moderación y estabilidad, relacionó el viaje con la situación económica de los españoles, la inflación y la recaudación de impuestos, otro de los caladeros de bulos preferidos por el partido, que ha entrado de lleno en la conspiración en su asalto al poder.

E hizo hincapié en el dinero público gastado en el viaje oficial de la ministra a Washington y Nueva York, solo unos días después de que Isabel Díaz Ayuso hubiera hecho un periplo por Miami y cuando él mismo protagonizó expediciones de lo más diversas durante los 13 años que gobernó la Xunta. Una de ellas, a Bruselas, dejó una curiosa estampa que él mismo publicitó en sus redes sociales. Y que tuvo un importante coste para las arcas públicas de los gallegos.

El por entonces presidente de Galicia viajó en noviembre de 2021 a Bruselas a promocionar el Xacobeo, la partida más abultada para marketing y publicidad en los presupuestos de la Xunta. Allí se hizo un selfi con la famosa estatua del Manneken Pis ataviado como si fuera un peregrino del Camino de Santiago. Después, la publicó en su cuenta de Twitter.

El posado de Feijóo implicó un trámite administrativo en el que tuvo que trabajar previamente el personal del Gobierno autonómico. Tal y como publicó elDiario.es, las organizaciones que quieren vestir a la estatua no pagan por ello, pero deben presentar una solicitud ante el Ayuntamiento de Bruselas, esperar la respuesta de un comité y la asignación de fecha y confeccionar las prendas.

La Xunta incluso distribuyó una foto de Feijóo sacándose el selfi, lo que da a entender que el Gobierno gallego contrató a un fotógrafo para la ocasión.

Aquella jornada de noviembre, Feijóo mantuvo varias reuniones en lo que desde la Xunta calificaron de “intensa” jornada. Al actual presidente del PP la agenda de Montero en EEUU (donde estuvo en la Casa Blanca invitada por la Administración del presidente Joe Biden o en la ONU, entre otros asuntos) no le pareció lo suficientemente intensa, porque para Feijóo el viaje de la ministra son unas “vacaciones” por la foto publicada en Instagram por la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez.

La de Feijóo no es más que la última de una serie de declaraciones públicas de destacados dirigentes del PP arremetiendo contra Montero. El primero fue el coordinador general, Elías Bendodo, quien anunció una ofensiva de su partido para conocer el contenido del viaje, así como el dinero que ha costado. Algo de lo que la Xunta, por cierto, nunca informó del viaje de Feijóo a Bruselas. O a la propia Nueva York.

Porque en 2019 Feijóo visitó EEUU de forma oficial, también con la promoción del Camino de Santiago como justificación. Allí aprovechó para reivindicar a los migrantes gallegos. En un acto organizado en la Isla de Ellis, a donde llegaban los extranjeros que querían acceder al país y donde pasaban a veces cuarentenas, un grupo de gaiteiros y mujeres bailando al son de la muiñeira.

En la habitual rueda de prensa del lunes, Bendodo salió al paso para defender a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien se hizo, y cedió a algún medio para que fuese convenientemente publicada, una imagen exactamente igual a la de la ministra Montero. En la fotografía se puede ver a su director de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, así como a otras personas de su equipo: su directora de Medios, Sandra Fernández, o su jefe de Prensa, José Luis Carreras.

En aquel viaje a EEUU Ayuso tuvo tiempo de comer en la calle, tomar cervezas a la puesta del sol o visitar el Capitolio, además de mantener reuniones de trabajo.

Esas reuniones valieron a Bendodo para justificar el viaje de Ayuso. Pero para el PP, la agenda de la ministra de Igualdad no tiene el calado suficiente.

Desde el Ministerio de Irene Montero se informó previamente de la agenda de la ministra. Y este lunes se volvió a distribuir el resumen de actividades, entre las que se incluyen citas con la secretaria general adjunta de las Naciones Unidas y directora ejecutiva de ONU Mujeres, Sima Bahous; con la directora de Asuntos de la Mujer del Estado de Nueva York, Emily Kadar; o con la directora Ejecutiva del Consejo de Políticas de Género de la Casa Blanca, Jennifer Klein.

Aquel viaje de Ayuso tuvo un coste añadido: el envío por parte de Telemadrid de un equipo completo que siguió a la presidenta por su periplo. Según publicó Maldita.es con datos oficiales, el coste para Telemadrid fue de 15.738,65 euros. Telemadrid volvió a movilizar un equipo para cubrir el reciente viaje de la presidenta a Miami.

La presidenta madrileña repitió expedición a Nueva York en enero de 2022. En plenas Navidades, se reunió con el alcalde de la ciudad, el recién elegido Eric Adams. En su Instagram dejó también otras instantáneas del viaje.

Incluso el propio Bendodo tiene su particular álbum de viajes oficiales. En 2016, como presidente de la Diputación de Málaga, también aterrizó en Nueva York con el cometido de “promocionar” la provincia como destino vacacional. El hoy número tres del PP, que ha criticado la instantánea de Irene Montero, se hizo entonces una exactamente igual.

Nadie del PP ha explicado todavía el por qué de esa doble vara de medir, que los populares ya han utilizado en otras ocasiones para denunciar el uso que Sánchez hace del avión o de las residencias oficiales que han utilizado todos los presidentes autonómicos. En el caso de Feijóo, esas prácticas vienen de muy atrás. La última vez que estuvo en la oposición su partido montó un supuesto escándalo por una expedición oficial organizada por la Consellería de Cultura del bipartito que presidía Emilio Pérez Touriño, a la Feria del libro de La Habana, que dedicó su edición de 2008 a Galicia.

En aquel viaje institucional la cultura gallega estuvo representada por 200 personas, entre editores, escritores y artistas. El PP entonces se pasó semanas pidiendo explicaciones en el Parlamento gallego por una factura de 400 mojitos en una recepción que se organizó en un hotel de La Habana. Era el mismo Partido Popular que había gastado con cargo a los mismos presupuestos de la Xunta más de 300 millones en la Cidade da Cultura, un macrocontenedor cultural que sigue desierto tres décadas después de que fuera ideado por Fraga y al que el Gobierno de Feijóo acabó trasladando funcionarios y agencias públicas para tratar de darle algún uso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats