El Gobierno regula los paseos a partir del sábado: dos personas, un kilómetro y con franjas horarias

Una mujer con mascarilla pasea por la calle de Alcalá durante el estado de alarma decretado por el Gobierno para combatir el coronavirus, en Madrid (España)

A partir del próximo sábado se podrán dar paseos con un acompañante y en un radio de un kilómetro. No habrá limitación de tiempo ni para las salidas para pasear ni para quien quiera hacer deporte, aunque deberá ser de manera individual, sin contacto con nadie y dentro del municipio.

El deporte vuelve a la calle con cautelas y desacuerdo científico en cuanto a la distancia de seguridad

El deporte vuelve a la calle con cautelas y desacuerdo científico en cuanto a la distancia de seguridad

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha detallado este jueves en rueda de prensa cómo se va a articular una de las primeras medidas de la desescalada, que llevará aparejados unos horarios. Para el deporte y paseos, se podrán hacer entre las 6.00 y 10.00 de la mañana o de 20.00 y 23.00 horas.

Quienes tengan que salir asistidos por un cuidador, tendrán que hacerlo de 10.00 a 12.00 o de 19.00 a 20.00. Es la misma franja que se reserva para los mayores de 70 años.

Los paseos con los niños quedan limitados desde las 12.00 a las 19.00 horas. El ministro ha dicho que estos paseos siguen regulados como hasta ahora y solo se impone un horario para que no coincidan con las personas mayores.

Los municipios de menos de 5.000 habitantes quedan exentos de horarios

Eso sí, Illa ha aclarado que los municipios de menos de 5.000 habitantes quedan exentos de las franjas horarios. En esos territorios, el 80% de los municipios, se podrán hacer paseos y deporte sin limitaciones.

El ministro ha asegurado que queda en manos de los municipios decidir si habilitan espacios para la actividad física -como parques o calles específicas-, algo que es "recomendable" para evitar aglomeraciones, ha añadido.

El ministro ha anunciado también que "se permite la realización de actividades no profesionales de cuidado y recolección de productos agrícolas. Se permite el cuidado y la recolección de huertos cuando no se trate de actividades de naturaleza laboral, que ya estaban permitidas. El desplazamiento a estos huertos se tiene que realizar en el mismo término municipal al del domicilio o término municipal adyacente". La medida en cuestión también entrará en vigor a partir del 2 de mayo.

"Hay una excepción única para cuando haya que desplazarse más allá del municipio adyacente para el cuidado de animales o huertos de autoconsumo", ha apuntado. El ministro ha explicado que “se tienen que realizar los mínimos desplazamientos posibles y siempre de acuerdo a las normas dictadas por las autoridades competentes”.

Illa ha esperado a dar los detalles en rueda de prensa a pesar de que el Gobierno ha aprobado el plan por la mañana y el propio ministro ha comparecido en el Congreso a medio día. Ha rechazado avanzar nada entre las quejas de los portavoces parlamentarios de que se reservase la información para la comparecencia de por la tarde.

Los paseos son, tras el permiso ya en vigor para que los padres salieran a dar paseos con sus hijos, una de las primeras medidas del plan de desescalada, que el Gobierno aprobó el pasado martes.

El proceso aprobado por el Consejo de Ministros es asimétrico y se establecerán cuatro fases (0, 1, 2 y 3), en las que irán entrando los diferentes territorios, según su nivel de cumplimiento con los indicadores de evolución de la COVID-19.

La Fase 0 -ya vigente- culminará el 4 de mayo con la apertura de algunos locales "con cita previa para la atención individual" y, según las previsiones, tardará entre seis y ocho semanas en desarrollarse completamente en todo el país. "A finales de junio estaríamos como país en una nueva normalidad si la epidemia está controlada", explicó el jefe del Ejecutivo.

"El estado de alarma ha funcionado"

El ministro de Sanidad ha dicho que es un hecho que “el estado de alarma ha funcionado” y que por tanto es fundamental mantenerlo durante la desescalada. Ha dicho que gracias a esas limitaciones, España ha pasado de tener un 35% de contagios a un 0,6%.

Así, ha pedido también “no confrontar salud con economía”. Sobre el plan de desescalada, ha dicho que no hay “un manual” pero si algunas certezas, y se ha felicitado de que España sea “uno de los primeros países” en ponerlo en marcha. Eso sí, ha insistido en que “no hay que perderle el respeto al virus”.

Illa también ha insistido, como ha hecho esta mañana en su comparecencia, que la provincia va a ser la unidad durante la medida de desescalada, pese a las quejas de algunos gobiernos autonómicos.

El ministro ha recordado que el hecho de que la provincia sea el territorio de preferencia permite "conocer indicadores y permite sobre todo aislar la movilidad para garantizar que si hay rebrote queda contenido en esa unidad de referencia".

[[Descarga la guía con los horarios y restricciones para los paseos y el deporte]]

Etiquetas
Publicado el
30 de abril de 2020 - 18:29 h

Descubre nuestras apps

stats