La portada de mañana
Acceder
El volcán de La Palma extiende su destrucción entre escenas de impotencia
Podcast - 'Un tema Al día': La escalera política de Isabel Díaz Ayuso
Opinión - El infierno, por Rosa María Artal

Isa Serra recurre su condena por la protesta en un desahucio y califica de “imprecisas” las declaraciones de los policías que la inculparon

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra.

Isa Serra, portavoz estatal de Podemos y diputada en la Asamblea de Madrid, ha recurrido ante el Tribunal Supremo la sentencia que el pasado abril la condenó a 19 meses de cárcel por sendos delitos de atentado y lesiones leves por su participación el intento de parar un desahucio en 2014. 

Isa Serra, condenada a 19 meses de cárcel por un delito de atentado y lesiones leves en una protesta contra un desahucio

Isa Serra, condenada a 19 meses de cárcel por un delito de atentado y lesiones leves en una protesta contra un desahucio

En su escrito alega que el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) vulnera su derecho a la presunción de inocencia y es “arbitrario” al sustentarse “exclusivamente” en las “vagas e imprecisas” declaraciones de agentes de Policía Municipal que la inculparon. Sus abogados aducen que no se valoró su testimonio ni el de los testigos propuestos por su defensa pese a que su versión concuerda con el material gráfico aportado. 

Es por eso que reclaman al Alto Tribunal que revise toda la prueba y no solo el fallo. El recurso pone el acento en que no se ha valorado “racionalmente” el “abundante material probatorio” que demuestra la “inocencia” de la portavoz de Podemos y asegura que ninguno de los 115 vídeos y casi un centenar de fotografías aportados muestran a Serra en actitud “beligerante ni violenta”, sino que está “tranquila”, “sin gritar” y “evitando el conflicto”.

Sin embargo, los jueces consideraron acreditado en la sentencia que Serra formaba parte del grupo de personas que al término del desahucio "increpó e insultó" a los agentes de policía que llevaban a cabo el desalojo. Durante el juicio, varios funcionarios que comparecieron como testigos a propuesta de la Fiscalía aseguraron que la diputada —que entonces no era cargo público— sí les atacó e incluso dos de ellas declararon que se "ensañó" especialmente con ellas por su condición de mujeres. 

"La acusada, integrándose en los grupos de personas, pues unas veces se encontraba en uno de los cordones y otras veces en el otro, que increpaban, insultaban y acosaban a los agentes, profirió insultos dirigidos a los agentes en general, así como en particular a una agente de Policía Municipal, diciéndole: 'Eres cocainómana', 'mala madre, hija de puta, con todo lo que hemos luchado las mujeres, contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros', recoge el fallo.

La diputada regional siempre ha sostenido que las acusaciones son “falsas”, “carecen de pruebas” y que, en consecuencia, la condena es “injusta”. Sus abogados dan total relevancia al hecho de que la denuncia policial sobre estos hechos no se presentara hasta veinte días después producirse el desahucio y tras serles mostradas fotografías de Serra. De hecho, no fue hasta ese momento que los policías municipales vieron fotografías de los implicados en la protesta para su reconocimiento.

La sentencia también recoge que Serra arrojó objetos “contundentes” y que dio “empujones” a los policías. En el recurso, su defensa refuta estos hechos y afirma que no están sustentados por ningún testimonio ni prueba gráfica. En este sentido, sus abogados rechazan que se imputen a la diputada esas acciones por su mera presencia en la concentración y recuerdan que la jurisprudencia ha establecido que la mera presencia o integración en un grupo no basta para castigar a una persona por las acciones de terceros.

Los hechos se remontan al 31 de enero de 2014, cuando Serra todavía no era cargo público. La ahora diputada y portavoz estatal de Podemos participó entonces en el intento de paralización del desahucio de un hombre con una gran discapacidad que vivía solo y no podía afrontar la renta que le exigía su casero. 

Etiquetas
Publicado el
6 de agosto de 2020 - 11:26 h

Descubre nuestras apps