El PP justifica el aforamiento exprés al rey por la "impagable deuda de gratitud" que le deben los españoles

El rey Juan Carlos tras su abdicación

El PP ha realizado este martes en la Comisión de Justicia del Congreso todo un alegato en defensa de la figura de Don Juan Carlos que abdicó el pasado día dia 3 de junio en favor de su hijo Don Felipe. El portavoz popular, José Miguel Castillo, ha justificado las prisas del Gobierno por garantizar su aforamiento, incluso en el ámbito civil, porque "es necesario y oportuno que lo hagamos". "Tenemos una impagable deuda de gratitud con el rey Juan Carlos por su compromiso inquebrantable con la democracia, por su defensa de la concordia, porque ha sido el factor clave de convivencia en paz y libertad y por haber sido el rey de todos", ha sentenciado el portavoz del PP cuyo grupo no ha encontrado ni un solo apoyo a las dos enmiendas técnicas introducidas al proyecto de ley de racionalización del sector público, un vericueto aparentemente "legal" que han encontrado los populares para blindar jurídicamente a Juan Carlos, a la reina Letizia y a la Princesa Leonor.

El primer trámite parlamentario para el aforamiento exprés del rey Juan Carlos, por lo tanto, se ha saldado con una votación en la que el PP se ha quedado solo en la defensa y apoyo de sus enmiendas. UPyD y la Izquierda Plural han votado en contra mientras que PSOE, CiU y PNV han optado por la abstención. Los peneuvista aclararon luego que había sido un error ya que en realidad querían votar en contra.

El portavoz popular ha rechazado, durante el debate, las críticas generalizadas de los grupos de la oposición que han acusado al Gobierno y al grupo mayoritario que lo sustenta de estar perpetrando un "pucherazo", de "despropósito" y de sembrar aún más las sospechas sobre el comportamiento del monarca durante sus casi 40 años de reinado. Y, además, justo en un momento en el que se quiere lanzar un mensaje de "regeneración" a la sociedad.

[if gte mso 9]>Normal021falsefalsefalseMicrosoftInternetExplorer4

Gaspar Llamazares, en representación de la Izquierda Plural, afirmó que "este aforamiento retroctivo y vitalicio, hecho con agosticidad, traslada la imagen de que hay algo que ocultar. ¿Qué hay que ocultar", ha preguntado en su intervención a los diputados populares. El diputado de IU comparó este tramite exprés con la "Operación Gatopardo" porque "empezó en la abdicación, siguió con la sucesión y ha finalizado ahora en su blindaje". "Nos han contado un cuento de hadas pero cada vez se parece más a un cuento de Rinconete y Cortadillo", añadió el asturiano. Además, recordó que el caso Noós, todavía sin resolver -en el que está envuelto Iñaki Urdangarín, y su esposa, Cristina- hace el marco en el que se está llevando a cabo la reforma de urgencia "especialmente repugnante". "Es como decir, a mí no me juzga el Juez Castro, a mí no me juzga un juez ordinario porque yo no soy el ciudadano Juan Carlos. Eso huele a monarquia medieval", sentenció Llamazares.

Todos los grupos exigieron un proceso más reflexivo y reprocharon al PP que no se haya consensuado ni debatido el texto con "sosiego" en sede parlamentaria, fiándolo a una posterior reforma que los populares han anunciado que traerán al Parlamento en septiembre para "revisar" los más de 10.000 cargos que gozan de aforamiento en España.

Meritxell Battet, portavoz del PSOE, justificó la abstención de su grupo porque se ha "usurpado la posibilidad de deliberación y de enmendar el texto propuesto, porque no se puede enmendar una enmienda”, dijo en una intervención más jurídica que política.

Emilio Olabarría, en nombre del PNV, consideró directamente el procedimiento para blindar al rey y prácticamente a toda su familia como "ilegal”, asegurando que no se han dejado transcurrir el plazo de las 48 horas entre la discusión en la ponencia del texto - el lunes- y la celebración del debate en Comisión que ha tenido lugar este martes. Algo en lo que han coincidido otros portavoces que han ironizado con que el PP quiera ahora "hacer hábil hasta los domingos". Por ello, dijo que existe “una nulidad sobrevenida”. “El aforamiento nace viciado”, remató el peneuvista. Los populares, evidentemente, lo negaron.

Jordi Jané, portavoz de CiU abundó en las críticas. "Nos hemos precipitado en los tiempos. El debate de hoy no fortalece la institución monárquica en los términos que se produce y siembra sospechas".

También para la portavoz de UPyD, Irene Lozano, este blindaje exprés es algo “insólito” en otros países de nuestro entorno, "es un aforamiento plus, autentico blindaje que no cesa cuando se cesa en el cargo, es un blindaje eterno". La formación magenta pide que se traiga a la Cámara una ley órganica para revisar los aforamiento actuales y, si es necesario, suprimirlos.

Sabino Quadra, de Amaiur, que ejerció de portavoz en la Comisión de Justicia por el Grupo Mixto y que no participó en la votación, se sumó a la retahíla de reproches y calificó de "chapuza jurídica, de ensalada normativa y de farsa" la pretensión de "aforar al rey de las dos caras" para "blindar su pasado, su presente, y su futuro". El representante de Amaiur pidió una auditoria para investigar los bienes de un rey que, según recordó, llegó a España "sin ninguna fortuna en el bolsillo”.

El texto será debatido el próximo jueves en el pleno del Congreso en donde se repetirá prácticamente el mismo escenario.

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2014 - 12:56 h

Descubre nuestras apps

stats