La portada de mañana
Acceder
Ayuso se encomienda ahora al auxilio del Gobierno para afrontar la tormenta
Médicos de familia: "Estamos achicando agua de un sistema que naufraga"
OPINIÓN | El final de la escapada, por Antón Losada
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Magistrado brasileño prohíbe la destrucción del material obtenido por 'hackers'

Luiz Fux, magistrado del Supremo Tribunal Federal de Brasil.

EFE

El magistrado Luiz Fux, del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, determinó este jueves que el material obtenido por los 'hackers' que clonaron cuentas en Telegram del ministro de Justicia, Sergio Moro, y de otras autoridades debe ser preservado y pidió una copia del mismo para la máxima corte.

Fux atendió un pedido del Partido Democrático Laborista (PDT, por su sigla en portugués), que temía que el material que tenían las cuatro personas que permanecen detenidas fuese destruido.

La semana pasada, el magistrado Joao Otavio de Noronha, presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), segunda corte en jerarquía, dijo que Moro había dicho por teléfono que los mensajes serían destruidos "para no exponer la intimidad de nadie".

De acuerdo con la decisión de Fux, amparada en la constitucionalidad de "preservar pruebas", Moro debe ser notificado, "con urgencia, para garantizar la máxima velocidad" para prestar informaciones sobre el caso en cinco días, mismo plazo que tiene la Policía federal para entregar copia del material al Supremo.

No obstante, la decisión del magistrado deberá ser refrenada por el plenario de la corte suprema en una fecha todavía por definir.

El contenido de los polémicos mensajes, transmitidos vía Telegram y que viene publicando The Intercept Brasil desde junio pasado, muestran que, al parecer, Moro coordinó, de forma ilegal, acciones de la Lava Jato que llevaron al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva a la cárcel por un caso de corrupción.

La Policía Federal inició una investigación sobre el origen de esas filtraciones y la semana pasada detuvo a cuatro sospechosos de 'hackear' los teléfonos móviles de centenares de autoridades, incluyendo los de Moro, del ministro de Economía, Paulo Guedes, y del propio presidente, Jair Bolsonaro.

Uno de ellos, identificado como Walter Delgatti Neto, confesó a la Policía que envió el material sin editar y sin pedir dinero a cambio al periodista estadounidense Glenn Greenwald.

El mismo periodista fue a quien el exanalista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos en 2013.

El lunes, Bolsonario sugirió que Greenwald pagó por los mensajes filtrados que publicó en su portal y que comprometen la imparcialidad de la operación anticorrupción Lava Jato.

Etiquetas
Publicado el
2 de agosto de 2019 - 00:17 h

Descubre nuestras apps

stats