La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los médicos en EEUU denuncian que aumenta el riesgo por las armas en los hogares

Los médicos en EEUU denuncian que aumenta el riesgo por las armas en los hogares

EFE

Washington —

Con una media diaria de 20 niños hospitalizados por accidentes relacionados con armas de fuego en Estados Unidos, los médicos se quejan de que una polémica ley les prohíbe en Florida incluso sugerir a sus pacientes medidas de precaución para proteger a los menores.

Con la denominada "Privacy of Firearm Owners Act" aprobada el 25 de julio, los médicos en el Estado de Florida se enfrentan a multas de hasta 10.000 dólares o perder la licencia por atreverse a preguntar a sus pacientes si tienen armas de fuego en casa y alertarles de guardarlas en un lugar seguro.

Según un estudio de la Asociación Nacional de Médicos (NPA, por sus siglas en inglés), la seguridad respecto al uso de las armas mejoró en un 64 % tras haber recibido consejos en consultas médicas de rutina.

"Como padre y pediatra, mi preocupación se centra en los niños", aseguró a Efe el doctor Ricky Choi, miembro del consejo del NPA; "no podemos ignorar el hecho de que la mayor parte de los menores saben dónde se encuentran las armas de fuego en su casa".

"Lo que resulta particularmente alarmante es que cerca de la mitad de las armas en los hogares están cargadas y se encuentran en lugares de fácil acceso", agregó Choi.

Tras el envenenamiento y los accidentes de tráfico, los accidentes con armas de fuego son la tercera causa de muertes y de incapacidad permanente por lesiones graves, según un estudio de la NPA.

Cada año cerca a 7.391 niños son hospitalizados por lesiones de armas, de las cuales un tercio son accidentales causando cerca de 500 muertes en menores de 20 años.

La ley de Florida fue recibida "con una gran frustración" por parte de la Asociación Americana de Médicos (AMA, por sus siglas en inglés), pues impide a los médicos "proveer información relevante destinada a la prevención de riesgos".

En este sentido, el portavoz de AMA Robert Mills señaló a Efe que "la asociación no descarta apelar la Privacy of Firearm Owners Act de Florida" por considerar que "limita el diálogo abierto y confidencial que suelen tener los médicos en las consultas".

Por su parte, el presidente electo de la NPA, el doctor William B. Jordan, aseguró a Efe que "las leyes debieran servir para prevenir los riesgos, no para incentivarlos".

Asimismo, agregó Jordan, las preguntas personales dirigidas a los pacientes forman parte de la profesión para advertir de los riesgos que conlleva el abuso del alcohol y las drogas, la violencia doméstica y otros asuntos sensibles.

"Los pacientes en su gran mayoría aprecian mis sugerencias, no suelen sentirse alarmados al ser advertidos del peligro que conlleva tener armas en casa sin las debidas precauciones", puntualizó.

"Como médico considero que forma parte de mis obligaciones dialogar acerca de este tema", agregó.

"Con frecuencia -dijo- trato a personas en el hospital que perdieron a un ser querido por un accidente, que quizás se pudiese haber evitado siendo más cuidadosos".

En Estados Unidos, un país con una población total de 310 millones, hay más de 200 millones de armas en manos de la población, según datos del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

El tiroteo en la escuela infantil de Sandy Hook en Newtown (Connecticut), en diciembre de 2012, en el que murieron 27 personas, incluidos 20 niños, puso de nuevo de manifiesto la importancia de restringir las leyes de acceso a las armas de fuego a los civiles.

Entre las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría figuran incentivar la prevención de los accidentes educando a los niños y a sus padres, y limitar la violencia en la televisión para evitar el culto a las armas por parte de los menores.

Los índices de suicidio entre los adolescentes son mayores en casas donde los padres tienen armas de fuego, según la NPA, y cerca del 75 % de las usadas por los jóvenes que intentaron suicidarse en 2010 y que causaron algún tipo de lesión accidental se encontraban en casa de la víctima, de un familiar o de un amigo.

Asimismo, un estudio publicado en enero de 2014 por el doctor John Leventhal de la universidad de Yale mostró que 9 de cada 10 víctimas de un incidente fueron adolescentes de sexo masculino.

Además, el informe apuntó que el 84 % de los incidentes suceden entre jóvenes de 15 a 19 años, y que los de raza negra son hasta diez veces más propensos a ser hospitalizados por accidentes relacionados con armas de fuego.

Etiquetas
Publicado el
16 de agosto de 2014 - 10:29 h

Descubre nuestras apps

stats