La portada de mañana
Acceder
La fatiga pandémica y el fin del estado de alarma complican el control
Dirigentes del PP sospechan que Casado forzará elecciones en otras CCAA
Opinión – Lo importante es no liarse, por Antón Losada
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Ocho de cada 10 parejas quieren ser padres pero la crisis retrasa ese momento

EFE

Madrid —

Ocho de cada diez parejas que conviven actualmente quieren ser padres pero la situación económica y laboral es la principal razón para retrasar ese momento, mientras que antes la causa para posponer la paternidad era no haber encontrado la pareja ideal.

No obstante, tanto antes como ahora, tener una relación sentimental estable es lo que más influye en el deseo de ser padres, dejando en segundo plano la coyuntura económica.

Estas son algunas de las principales conclusiones del estudio "Decisiones en las parejas de ayer y hoy", patrocinado por Clearblue, que revela las diferencias antes y ahora en relación a la planificación familiar, y que se ha presentado hoy en rueda de prensa.

"La crisis influye directamente en el aplazamiento de tener un bebé y en el número de hijos deseados", ha asegurado la doctora Victoria Verdú, experta en fertilidad de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Esta ginecóloga ha advertido de que cuanto mayor es la edad de la mujer que quiere ser madre, la calidad de los óvulos empieza a decaer, lo que dificulta conseguir un embarazo.

Además, aumentan las posibilidades de sufrir un aborto y la tasa de anomalías cromosómicas.

El informe, realizado mediante entrevistas 'on line' a 435 hombres y mujeres mayores de 25 años, revela que tener un hijo siempre ha sido una decisión de dos, aunque hay un "pequeño incremento" entre las mujeres que hoy en día deciden ellas solas (4 por ciento).

Así lo ha puesto de relieve el responsable del estudio, Gerardo Montoro, que ha señalado que la decisión de ser padres se adopta normalmente cuando la pareja lleva ya cuatro años conviviendo.

Otro de los puntos que destaca el estudio es la implicación de él y ella cuando llega el embarazo.

Y ni antes ni ahora el hombre, a modo individual, se implica en actividades como la compra de ropa o artículos para el bebé, la reserva de guardería o la búsqueda de la persona que cuidará al niño.

En este sentido, Montoro ha señalado que las actividades del hombre son prácticamente testimoniales. "Actúa como ayudante, becario o pinche".

Una vez que ya se tienen hijos, el cuidado principal recae en la actualidad de manera conjunta en la pareja (54 por ciento) y en la mujer de forma individual (43 por ciento).

Etiquetas
Publicado el
3 de enero de 2013 - 12:58 h

Descubre nuestras apps

stats