La portada de mañana
Acceder
El plan del Gobierno para los presupuestos: guiños a ERC y Cs a la espera de Torra
Un funcionario denuncia represalias por alertar de la corrupción del PP de Madrid
OPINIÓN | Vuelve el centralismo ilustrado, por Antón Losada

"Hablar claro": Casado ya tiene lema para envolver el giro a la derecha del PP

El líder del PP, Pablo Casado.

El PP ya ha puesto nombre al giro a la derecha que ha emprendido el partido a raíz de la llegada de Pablo Casado a la presidencia, el pasado día 21. Azuzar el miedo a la inmigración, plantear la ilegalización de los partidos independentistas o acusar al Gobierno de connivencia con los presos de ETA es, a juicio de los populares, "hablar claro". Con esas palabras define la nueva cúpula de la formación conservadora el cambio en el discurso que ha puesto en marcha el sucesor de Mariano Rajoy y con el que pretende recuperar al electorado más radical que en los últimos años haya podido marcharse a otras formaciones políticas como Ciudadanos o Vox.

El PP ve "muy acertado" el discurso de Casado sobre inmigración aunque desconoce de dónde salieron los datos

El PP ve "muy acertado" el discurso de Casado sobre inmigración aunque desconoce de dónde salieron los datos

"Estoy muy orgulloso de revindicar una política sin complejos, hablando claro a la gente, presentando programas electorales cumplibles e identificados con las preocupaciones reales de los españoles. Así es como se obtiene la confianza para ganar elecciones", decía este lunes Casado ante el Comité de Dirección del PP de Madrid.

"Los ataques que está sufriendo en las últimas horas por hablar claro demuestran que hoy el líder al que más temen el PSOE, Podemos y Ciudadanos es Pablo Casado", añadía, por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Respondía con esas palabras al ser preguntado sobre las declaraciones del líder de los populares sobre inmigración del domingo, cuando dijo que "no hay papeles" para los "millones" de inmigrantes africanos que tratan de llegar a España. "Es el líder que habla claro, que no se esconde, que dá la cara y como le han conocido en las tertulias dando la cara eso es lo que asusta al resto de partidos. Los ataques que está recibiendo son buena muestra de que el PP ha vuelto", argumentaba.

Una de las prioridades del equipo de Casado es mejorar y renovar la estrategia de comunicación del partido para lograr que sus mensajes lleguen de forma óptima y clara al electorado. El presidente del PP –que fue vicesecretario de Comunicación hasta su designación como nuevo líder– consiguió ganar las primarias tras una campaña en la que destacó sobre sus adversarias precisamente por su estrategia comunicativa y su manejo de las nuevas tecnologías de la información para trasladar un discurso más ideologizado y claramente a la derecha de sus rivales.

El dirigente quiere ahora llevar esa misma táctica a Génova 13. La Vicesecretaría de Comunicación está en manos de la diputada gallega Marta González, pero una de las primeras medidas aprobadas por el Comité de Dirección –la cúpula del partido– este lunes ha tenido que ver con el refuerzo de esa área.

Un giro en la Comunicación

La ruptura con la estrategia comunicativa de Mariano Rajoy provocaba la destitución de la veterana directora de comunicación del partido, Marilar de Andrés. Casado la ha sustituido por María Pelayo, que hasta esta semana era la directora de Comunicación de la Comunidad de Madrid y que en los últimos años ha pasado por el Grupo Popular del Ayuntamiento de la capital y ha sido directiva en los servicios de informativos de la conservadora 13TV o de Telemadrid en la etapa en la que la televisión pública madrileña estaba controlada por el Ejecutivo regional de Esperanza Aguirre.

García Egea explicaba este lunes que la atención que va a dedicar el partido a la comunicación busca "dar la cara" como "siempre" ha hecho el nuevo líder popular. "Porque al presidente Casado si algo le ha caracterizado es que ha dado la cara en todos los momentos, en la sala de prensa, en los platós o en los corrillos. Este nuevo PP va a ser a imagen y semejanza de ese presidente que siempre ha dado la cara", decía, tratando de marcar distancias con sus predecesores.

Apenas una semana después de la renovación de la dirección del partido, el PP ya ve un cambio de tendencia en las encuestas que apunta a una recuperación de los conservadores. El partido considera que "los españoles se han vuelto a ilusionar" con Casado. El nuevo presidente "ha conseguido reilusionar en todas las franjas de edad" y ha situado al partido a "la vanguardia", constituyéndose en "la esperanza de jóvenes y mayores".

Para aprovechar la "ilusión" generada por el cambio en la presidencia del PP y traducirla en votos, los populares buscan ya forzar al Gobierno socialista para que adelante las elecciones generales. El partido quiere convertirse en el voto útil, porque como explicaba García Egea este lunes el PP "ha vuelto para mejorar la vida de la gente y plantar cara al desgobierno y al caos que actualmente nos ha impuesto Pedro Sánchez". "Cuando Pedro Sánchez convoque elecciones, estará firmando su salida de La Moncloa. Porque este equipo sale claramente a ganar", explicaba.

Las primeras iniciativas

De momento, las primeras actuaciones parlamentarias de la nueva cúpula del PP serán simbólicas, dado que previsiblemente los populares no dispondrán de los votos suficientes para sacarlas adelante. Este martes la portavoz popular en el Congreso, Dolors Montserrat, registrará "una proposición de ley para modificar la ley orgánica de régimen electoral general para que gobierne la lista más votada en los Ayuntamientos". "Si alguien quiere realizar pactos o coaliciones, las haga antes de las elecciones y sea transparente sobre sobre sus intenciones futuras", añadía García Egea.

Esta misma semana también tienen previsto presentar las iniciativas para recuperar el delito de sedición impropia y el de convocatoria ilegal de referéndum en el Código Penal. Y solicitarán las comparecencias de los ministros de Fomento e Interior, José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska, para que expliquen respectivamente la huelga de taxis y la crisis migratoria.

El PP se ha propuesto, en definitiva, desterrar la "demagogia" del discurso político. "Hablar claro" es su nuevo lema, al que fuentes populares advierten que habrá que acostumbrarse porque marcará la gestión de Casado. El discurso contra la inmigración es solo el comienzo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats