Rato - Fernández Díaz y Bermejo - Garzón; busque las diferencias

El PSOE pide la comparecencia de Arias Cañete y Fernández Díaz por los robos en el campo

La reunión mantenida el pasado 29 de julio en la sede del Ministerio del Interior, Jorge Fernández, y el exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, ha provocado la petición de dimisión de toda la oposición. La cita se produjo una semana después de que Rato se negara a declarar ante el juez que le investiga por haber cometido, presuntamente, varios delitos económicos, entre ellos el de blanqueo de capitales. Jorge Fernández, como ministro, es precisamente el máximo dirigente político de los cuerpos que investigan estos hechos. El PP deberá aceptar, o no, en los próximos días la comparecencia urgente que, además de su dimisión, han solicitado varios grupos en el Congreso.

La oposición exige la dimisión de Fernández Díaz por su reunión "indecente y vergonzosa" con Rato

La oposición exige la dimisión de Fernández Díaz por su reunión "indecente y vergonzosa" con Rato

La cita entre ambos, confirmada por Interior y justificada en aras de la "transparencia", ha traído a la memoria de muchos otras reuniones que han generado polémica en los medios y cuyos protagonistas han corrido suertes muy distintas.

El encuentro más rememorado se produjo en 2009. En plena Operación Gürtel, el juez de la Audiencia Nacional que instruía la causa se fue de cacería con el ministro de Justicia, el jefe de la Policía Judicial y una fiscala. Mariano Fernández Bermejo duró 12 días en el cargo. Entre las personas que coincidieron en la cacería no había ningún imputado ni investigado, al menos que trascendiera.

Mariano Rajoy, entonces líder de la oposición, pidió incansablemente su dimisión durante la campaña que se estaba celebrando esos días para las elecciones autonómicas gallegas y vascas. "Son las 13 horas y 20 del domingo 22 de febrero del año 2009. Y por sorprendente que pueda parecer, el señor Bermejo todavía no ha sido cesado por el presidente Zapatero. Mañana hablaré en Lugo y espero no tener que decir son, no sé, las once y media o las doce, del día 23 de febrero del año 2009 y todavía no ha sido cesado", manifestó el líder del PP en un mítin. Pablo Casado, por entonces presidente de las Nuevas Generaciones del PP de Madrid, también fue duro con Bermejo, como se puede ver en este vídeo y en esta entrada de su blog.

Poco más de diez días después de que se conociese la cacería, Fernández Bermejo presentó su dimisión como ministro, aunque continuó siendo diputado. "No puedo tolerar la utilización de los acontecimientos que todo el mundo conoce contra los ideales del PSOE", dijo en la rueda de prensa que ofreció para explicar su renuncia.

El jefe de la Policía Judicial, Juan Antonio González, que también participó en la cacería, fue destituido tras la llegada del Partido Popular al Gobierno en 2011. Peor suerte corrió Baltasar Garzón. El exjuez de la Audiencia Nacional fue posteriormente juzgado y condenado por un delito de prevaricación y fue inhabilitado por una causa relacionada con el caso Gürtel pero que nada tiene que ver con aquella montería, sino por realizar escuchas ilegales a los principales encausados.

Hace escasos meses, otros dos policías protagonizaron una reunión que también les costó el puesto. En la mesa también había un representante del PSOE. Telesforo Rubio y Miguel Ángel Santano, comisarios de Policía que tuvieron destinos de relevancia durante el Gobierno de Zapatero, se citaron el pasado mes de mayo en un bar con el portavoz del PSOE en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, Antonio Trevín.

"Telesforo Rubio y Miguel Ángel Santano son conocidos, con los que tomarse un café es algo de lo más normal del mundo. Como con otros policías, se trata de utilizar su experiencia y conocimientos para las iniciativas que en materia de la Policía desarrolla el PSOE. En ningún país con la más mínima calidad democrática, un encuentro así puede conllevar ceses. Es arbirario, indignante y seguramente ilegal", sostuvo entonces Trevín.

En este caso, tampoco los reunidos afronta ningún proceso legal ni está siendo investigado por ninguna causa. Ambos agentes fueron destituidos de sus cargos pocos días después de que se conociese el encuentro. La orden de cese salió de la oficina del ministro del Interior, Jorge Fernández.

La reunión Rajoy-Bárcenas

Mariano Rajoy, se reunió con Luis Bárcenas en 2010 para pactar la salida de este último del Partido Popular, según declaró María Dolores de Cospedal ante el juez Ruz. En el encuentro también participaron Javier Arenas y la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias. La secretaria general del partido afirmó que en aquel momento se trataron "las condiciones de salida" del extesorero del partido.

Dos años más tarde, Javier Arenas volvió a verse con Bárcenas, quien le avisó de que sus cuentas en Suiza estaban a punto de salir a la luz. El exabogado del extesorero, Javier Gómez de Liaño, amenazó con hacer pública la grabación de aquella cita, diciendo que su cliente conservaba "soporte documental".

La relación entre Rajoy y Bárcenas también se hizo evidente con la publicación de los SMS que ambos intercambiaron en 2013. "Te estoy agradecido por el apoyo que personalmente siempre me has dado", dijo el extesorero al presidente del Gobierno, y este le respondió: "Luis. Lo entiendo. Sé fuerte".

Otro caso que levantó cierta polvareda mediática lo protagonizó el diputado en el Parlamento Europeo Pablo Zalba, del PP, quien modificó en 2011 una directiva comunitaria de protección de los consumidores a instancias de un presunto lobby. Se trataba de una trampa del diario británico 'The Sunday Times', que se hizo pasar por un grupo de presión ante varios parlamentarios europeos y grabó con cámara oculta sus reacciones. Ofrecieron a Zalba un puesto remunerado con 100.000 euros anuales a cambio de su colaboración, aunque no hay constancia de que el político llegara a aceptar la contrapartida.

El escándalo también afectó a los eurodiputados Ernest Strasser, de Austria, y Zoran Thaler, de Eslovenia, quienes sí dimitieron tras ser acusados de aceptar el soborno. Cuatro años después, Pablo Zalba sigue teniendo un escaño en la Eurocámara.

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2015 - 21:29 h

Descubre nuestras apps

stats