Sánchez: "Es hora de que las normativas laborales promuevan la productividad mediante salarios justos, condiciones decentes y un diálogo social reforzado"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el foro de la OCDE.

Pedro Sánchez ha defendido que las regulaciones estatales protejan al máximo los derechos de los trabajadores. En un discurso pronunciado en la conmemoración del 60 aniversario de la OCDE, el presidente del Gobierno ha mostrado su preocupación por el "adelgazamiento" y la gradual precarización de la clase media. De hecho, ha asegurado que la pandemia de la COVID-19 ha abundado en las desigualdades, especialmente de las mujeres y la "juventud precaria". Así, ha apostado por que las normativas laborales impulsen las condiciones de trabajo y que el crecimiento económico se dirija al bienestar social y no sea una meta en sí mismo. "El crecimiento económico por sí solo ya no es la respuesta para conseguir bienestar", ha reflexionado.

"Es hora de que las normativas laborales promuevan la productividad mediante salarios justos, condiciones laborales decentes y un diálogo social reforzado", ha afirmado Sánchez en ese foro internacional, cuyo anfitrión era el primer ministro francés, Emmanuel Macron. El presidente se ha pronunciado en esos términos en un momento en el que el Gobierno tiene distintas posiciones sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional para 2021. La ministra de Trabajo (Unidas Podemos), Yolanda Díaz, es partidaria de elevarlo mientras que la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se ha mostrado favorable a la posición de la patronal de congelarlo. "Buena parte de nuestras medidas para apoyar a las empresas, en particular a las pymes y los autónomos, van orientadas a la contención de los costes ante la caída de sus ingresos", expresó en una entrevista con la agencia Colpisa.

El secretario de Organización y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha asegurado que la decisión de subir o no el SMI se tiene que adoptar en el seno del diálogo social, que es una de las banderas que ha enarbolado Sánchez en su discurso. Tras llegar a Moncloa, Sánchez subió el salario mínimo de 735 euros al mes a 900 y el pasado año hubo una nueva subida, tras una ardua negociación con sindicatos y empresarios, que concluyó con una elevación a 950 euros. La ministra de Trabajo pretende que esa negociación se produzca de nuevo esta misma semana. El objetivo de la coalición es que el SMI se sitúe en el salario medio al final de la legislatura.

"El crecimiento económico por sí solo ya no es la respuesta para conseguir bienestar"

Sánchez ha dicho que esa precarización se ha "contrarrestado solo en parte" con medidas estatales como el salario mínimo o las ayudas estatales. "Mi Gobierno está firmemente comprometido con invertir esas tendencias. Hemos incrementado el salario mínimo, introducido una Renta Mínima Vital para familias vulnerables y puesto en marcha el trabajo a tiempo reducido, así como planes de suspensión de empleo para proteger los puestos de trabajo durante la pandemia y después de ella", ha dicho el presidente, que no ha hecho ninguna referencia concreta a cuál es su plan respecto al SMI para el próximo año. 

El presidente del Gobierno ha abogado, además, por encaminar el crecimiento económico hacia el bienestar social. "La idea de que el crecimiento económico llega automáticamente a todos los sectores de la sociedad, está ampliamente desacreditado", ha expresado Sánchez en ese foro internacional, en el que también ha apostado por la digitalización, la transición ecológica y la cohesión social y territorial como ejes vertebradores de la recuperación. Para ello, ha dicho, es necesario un "modelo de crecimiento diferente": "Estamos solo al principio de un largo proceso, pero sabemos que el crecimiento económico por sí solo ya no es la respuesta para conseguir bienestar y prosperidad para todos".

"El crecimiento económico no es solo una tasa que hay que alcanzar, también debería tener una dirección, un propósito claro: mejorar el bienestar de la mayoría de ciudadanos, reducir las desigualdades y servir de transición hacia una economía descarbonizada", ha señalado Sánchez, que ha apostado por la "inversión pública y los cambios regulatorios" como punta de lanza para ese nuevo modelo. "El progreso supondrá un desafío para el statu quo; pero prevaleceremos", ha sentenciado.

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2020 - 13:22 h

Descubre nuestras apps

stats