La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

Sánchez presenta su campaña como víctima del "bloqueo" de la derecha, la "pretendida izquierda" y los independentistas

Pedro Sánchez en la presentación del lema de su campaña: "Ahora sí".

Pedro Sánchez ha despachado en once minutos el discurso de presentación del lema de la campaña del PSOE para las elecciones del 10N. "Ahora sí", es el eslogan escogido por los socialistas para la nueva contienda electoral el la que buscarán situarse como la única fuerza capaz de superar el "muro del bloqueo". El presidente en funciones acusa al resto de formaciones de constituir un "frente" contra el PSOE del que se coloca como víctima. 

Sánchez retoma los mítines presumiendo de la labor del Gobierno en la crisis de Catalunya y atizando a los "radicalismos"

Sánchez retoma los mítines presumiendo de la labor del Gobierno en la crisis de Catalunya y atizando a los "radicalismos"

"Otras fuerzas políticas pierden el tiempo en atacar al PSOE. Podéis buscar algo parecido a un proyecto de país, pero es en vano porque no lo tienen. Se dedican a eso a frenar al PSOE, a impedir que el PSOE gobierne", ha aseverado este lunes Sánchez en la presentación de la campaña en un hotel en el centro de Madrid, al que han acudido un puñado de altos cargos, entre ellos varios ministros –José Luis Ábalos, Dolores Delgado o Magdalena Valerio, entre ellos– y dirigentes socialistas.

"Encontraréis trabajando a las tres derechas; a los independentistas catalanes, que quieren cualquier cosa menos un Gobierno fuerte y estable; y a una pretendida izquierda que une sus votos a la derecha y la ultraderecha una y otra vez para impedir que haya un Gobierno progresista presidido por el PSOE", ha proseguido Sánchez.

Esas formaciones no tienen, además, los atributos de los que presumirá el PSOE en las dos semanas que quedan antes de los comicios en su intento de situarse como la única fuerza capaz de lograr un "Gobierno fuerte": "No aspiran a gobernar, ni tienen equipo ni proyecto ni presencia territorial en toda España. Su aspiración es solo una: que no gobierne el PSOE. 

Con la alusión de que el resto de formaciones no tiene representación en toda España –dirigida especialmente a PP y Ciudadanos, que no tienen ni un diputado en Euskadi y los conservadores solo lograron el escaño de Cayetana Álvarez de Toledo en Barcelona–, Sánchez también reivindica al PSOE como única fuerza capaz de poner fin a la crisis territorial en Catalunya en un momento en el que se ha incrementado la radicalidad tras la sentencia del procés

Sánchez ha aprovechado también para desgranar someramente algunos de los compromisos que el PSOE plasmará en el programa electoral que publicará este miércoles, como la subida de las pensiones mínimas a 1.000 euros en una legislatura o llegar al horizonte de pobreza infantil cero en una década. "Imaginemos la España que queremos tener en 2030 y comencemos a construirla ahora", ha dicho Sánchez, que también ha especificado su apuesta por la reducción de gases contaminantes o la subida del Salario Mínimo Inteprofesional al 60% del salario medio en España, así como al incremento de la inversión en educación hasta el 5% del PIB. 

El candidato socialista ha defendido que esa España no es "irrealizable" ni un "objetivo remoto", sino que se puede alcanzar siempre y cuando, ha defendido, el PSOE logre el respaldo mayoritario. "Son mayoría los ciudadanos que más allá de las siglas quieren que España amanezca con un Gobierno, no un gobierno provisional sino un gobierno fuerte unido y estable que se ponga manos a la obra para proteger a España de los desafíos que tiene por delante", ha expresado Sánchez antes de sentenciar: "Hay un camino. Y hay una oportunidad. Y el momento es ahora. Ahora sí. Ahora, de verdad, sí".

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2019 - 12:50 h

Descubre nuestras apps

stats