Vox busca introducir su discurso en la universidad: "Las facultades de Políticas están en manos de izquierdistas"

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, y el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, en un acto de Vox con jóvenes en Madrid a 2 de noviembre de 2019

"Vamos a hacernos una foto", le proponía una madre a su hija al toparse con Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio en los alrededores del estadio Santiago Bernabéu. "Yo soy de Ciudadanos", contestó la joven, aunque no tardó muchos segundos en ceder y hacerse un hueco entre las decenas de personas que se congregaban alrededor de los políticos de Vox para retratarse con ellos.

¿Cómo saber por qué los partidos se olvidan de los jóvenes?: acuda a un debate con miembros de sus juventudes

¿Cómo saber por qué los partidos se olvidan de los jóvenes?: acuda a un debate con miembros de sus juventudes

A esta breve campaña electoral le queda menos de una semana y los partidos han puesto toda su maquinaria en marcha en busca del voto. En esta ocasión, Vox ha decidido acercarse a sus seguidores más jóvenes fuera de una discoteca, a diferencia de lo que hicieron en la última campaña. La cita se ha producido en un parque y en ella han animado a los asistentes a defender sus ideas en clase y discutir con profesores si les "llevan por el sendero del convencimiento político". En su intervención Espinosa de los Monteros ha lamentado que "las facultades de Políticas están en manos de izquierdistas"

El acto, convocado bajo el lema 'adolescentes conscientes', se ha celebrado a última hora de la tarde en el Parque de Berlín (Madrid). En este espacio al aire libre han congregado a varios centenares de personas, alrededor de 100 de ellos eran jóvenes y muchos de ellos compartían look conjuntando varios complementos: chaleco, mocasines y bandera de España. La formación de extrema les ha reunido para hablarles durante 40 minutos de los "horrores del comunismo y marxismo" en países como Cuba o Venezuela.

El diputado del Congreso ha cargado contra la "falsa superioridad de la izquierda", asegurando que esta ideología "ha causado más daño, más muerte, más miseria y terror que ninguna otra en el mundo". Se ha exftendido sobre conflictos políticos internacionales, pero no ha citado en ningún momento las consecuencias del franquismo en nuestro país.

Una vez que han terminado su discurso, Espinosa de los Monteros ha asegurado que no les pedía el voto pero sí les proponía "bajar juntos al Bernabéu para repartir propaganda" de Vox. A falta de poco menos de una hora para que comenzase el partido del Real Madrid han iniciado un paseo con el objetivo de repartir folletos con la cara de Santiago Abascal y el lema de campaña 'España Siempre' a los asistentes al estadio. Finalmente, la misión ha sido infructuosa y pocos futboleros se han acercado a los dirigentes de la formación de extrema derecha.

De campaña con Monasterio y Espinosa

"Folleto, ¿quién quiere un folleto?", preguntaba Monasterio en la plaza de los Sagrados Corazones, a escasos metros del recinto deportivo, rodeada por varias decenas de los seguidores que les habían acompañado tras el acto sorteando bolardos por la calle Concha Espina y que tenían el afán de volver a casa con un selfie junto a ellos. "Te cambio uno de Santi por otro de Santi", le comentaba Monasterio a una de las mujeres que tenía a su alrededor mientras le extendía un panfleto a una señora que ya tenía uno en la mano, mientras un fotógrafo inmortalizaba la escena.

A pesar de que los seguidores tenían claro que querían llevarse una fotografía con los políticos tras asistir al acto, los planes de la organización eras distintos. "Dejaos de selfies, vamos a lo que hemos venido", insistía el fotógrafo a los dirigentes de Vox, a la vez que pulsaba el disparador de la cámara antes de llegar al exterior del Bernabéu. Este profesional, que buscaba la imagen de los políticos repartiendo folletos, iba marcando el ritmo del paseo hasta el estadio, sin parar de tomar fotografías de Monasterio y Espinosa de los Monteros rodeados de sus seguidores. "Más rápido" o "ahora parad", le espetaba a los representantes de Vox cuando caminaban. Los dos, tanto el portavoz parlamentario en el Congreso como la presidenta del partido en Madrid, seguían sus instrucciones sin dudar.

Ya establecidos en una de las plaza que permite el acceso del estadio, los gritos de "Viva España" de alguno de los seguidores se cruzaban con los de "Coca-Cola, agua, bebidas" de los trabajadores que vendían refrescos en los puestos cercanos al Bernabéu. Ante la insistencia del fotógrafo, Monasterio continuaba buscando personas a las que darles folletos de Vox, aunque solo se encontraba caras conocidas. "Hombre, Pablo", decía al darse cuenta de que entre el grupo de personas que le rodeaban en primera fila estaba su compañero de grupo parlamentario, el diputado Pablo Gutiérrez de Cabiedes.

"A repartir, ¿cuántos selfies tenéis ya?"

A su alrededor sus seguidores continuaban pidiendo fotos. Entre ellos un par de jóvenes del partido con panfletos en la mano y que estaban tratando de abordarla mientras un chico más mayor les recriminaba: "A repartir, ¿cuántos selfies tenéis ya? ¿27?", preguntándoles sobre el número de fotos que se habían hecho con Monasterio y Espinosa de los Monteros.

Diez minutos después, sin que el bloque de folletos que llevaban los diputados se hubiese reducido, pero con varias decenas de fotografías tomadas con los papeles en la mano, los políticos de Vox abandonaban la plaza y ponían fin a la convocatoria que había comenzado a las siete de la tarde.

La cita se había iniciado en el Parque de Berlín para conmemorar que el próximo sábado 9 de noviembre, jornada de reflexión en nuestro país, se celebrará el 30 aniversario de la caída del muro en la capital germana. "Es un día histórico, cayó el marxismo en Europa", ha incidido Espinosa de los Monteros, para asegurar que en la República Democrática de Alemania "hablaban de igualdad". "Todos eran igual de pobres. No había ricos y pobres, solo pobres", ha incidido.

Este evento les ha servido para centrarse en criticar el comunismo, sin dedicarle espacio a su programa electoral en un acto celebrado en plena campaña, solamente se han limitado a defender el cheque escolar para demostrar que el sistema educativo "no es novedoso".

Críticas a los "medios progres"

Más allá de sus críticas a la izquierda, los políticos del partido de extrema derecha también han querido situar en el centro de su discurso a los periodistas y los medios de comunicación. "Dedicad tiempo a leer. No os creáis todo lo que leéis en la prensa", ha apuntado, para instarles posteriormente a no quedarse con lo que "dicen los medios progres". "No leáis El País", ha llegado a recomendar a los asistentes.

Aunque no se han defendido de la polémica protagonizada por Monasterio tras conocerse que firmó planos, presupuestos y certificaciones sin ser arquitecta, sí que han asegurado que se han hecho "campañas personales" contra ellos. De hecho, la portavoz de la formación de extrema derecha en la Asamblea de Madrid ha asegurado que los ataques de "los periódicos progres", de los que ha llegado a asegurar que se "inventan" historias, son algunos de los "sacrificios" que deben realizar por desmarcarse de lo políticamente correcto.

"En España hoy estamos en una encrucijada, en la que están los totalitarios, los que se camuflan de demócratas y los que están dispuestos a ser sus cómplices", ha reseñado Monasterio para pedirles a los jóvenes que sean "un poco activistas" en su "entorno". "Discutid con los profesores si os están diciendo algo que no es correcto", ha apuntado Espinosa, destacando que "hay que recuperar el relato de todo aquello que no es de izquierdas".

En busca del voto joven

Los políticos de Vox han puesto el ojo en las aulas, lamentando que "las facultades de políticas están en manos de izquierdistas". "Cada vez que veáis a un progre en la universidad con la camiseta del Che Guevara, tenéis que decirle quién era el Che", ha reseñado Monasterio, para añadir una petición a los asistentes: "Os pido ese paso, el de hacer frente. Cuando veáis a esos tipos defender lo indefendible, decid que no".

Desde esta formación animan a sus seguidores a introducir su mensaje en las facultades. El CIS ya ha detectado en varios sondeos que el partido de extrema derecha tiene un problema para penetrar entre los votantes más jóvenes. Solo el 5,1% de los votantes de Abascal en las elecciones del 28 de abril eran menores de 25 años, según el barómetro postelectoral publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas.

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2019 - 12:07 h

Descubre nuestras apps

stats