Bruselas reconoce que las "políticas energéticas y climáticas actuales" impiden lograr el objetivo de reducir un 55% las emisiones para 2030

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen.

Para lograr la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 55%, "la legislación climática y las políticas energéticas deben revisarse". La Comisión Europea ha presentado su nuevo plan climático, que da una vuelta de tuerca a los objetivos de reducción de emisiones, si bien reconoce que en estos momentos no existen las herramientas legislativas para lograrlo. "Si las políticas actuales se aplican por completo, las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 serían alrededor del 45% en comparación con los niveles de 1990". Es decir, diez puntos por debajo de los objetivos fijados ahora por el Ejecutivo comunitario. Por lo tanto, "una mayor ambición requiere ajustes en las políticas para evitar la necesidad de reducciones bruscas después de 2030, y aprovechando antes las oportunidades para el crecimiento sostenible y inversión".

Es decir, que los países no están haciendo lo suficiente, según se desprende de la evaluación que hace la Comisión Europea de los planes nacionales de energía y clima: "El análisis de la Comisión indica que los planes nacionales sumados superarían el objetivo de energía renovable a escala comunitaria en 1,7 puntos porcentuales, mientras que se quedarían por debajo del objetivo de eficiencia energética en alrededor de 3 puntos porcentuales. Combinado, daría como resultado una reducción de alrededor del 41% de las emisiones de gases de efecto invernadero (excluidas las emisiones y absorciones del uso del suelo) para 2030". De nuevo, lejos del objetivo del recorte del 55%.

Los factores ambientales como la contaminación del aire y las olas de calor agravadas por el cambio climático contribuyen a alrededor del 13% de todas las muertes en Europa, afirma un estudio reciente de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA). Un total de 630.000 muertes en los 27 países de la Unión Europea y Reino Unido fueron atribuibles a factores ambientales en 2012, el último año para el que hay datos disponibles, dice la AEMA: "Estas muertes se pueden prevenir y se pueden reducir significativamente mediante los esfuerzos para mejorar la calidad ambiental”.

"No lograremos el objetivo de ser el primer continente neutral para 2050 con el statu quo", dijo este miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en el debate del estado de la UE: "Necesitamos hacer más y mejor, por eso proponemos aumentar en por lo menos un 55% el objetivo para 2030. Reconozco que este aumento del 40% al 55% para algunos es excesivo y para otros no es suficiente. Ayer 170 líderes empresariales me escribieron pidiendo que el objetivo estuviera en el 55%". En efecto, el propio Parlamento Europeo ha pedido en los últimos días que ese objetivo sea del 60% y, en todo caso, países como Polonia bloquean en el Consejo Europeo la fijación de ese objetivo, que ha de producirse por unanimidad.

Mientras, la activista por el clima Greta Thunberg ha criticado la propuesta: "Demasiado para algunos, de hecho, como las empresas de combustibles fósiles y los grupos de presión. Y no lo suficiente para otros, como la ciencia, o aquellos que piensan que deberíamos cumplir lo prometido en el Acuerdo de París. Nuestra economía podría gestionar esto, pero los ecosistemas no. Y no podemos negociar con la naturaleza".

En el transcurso de los próximos nueve meses, la Comisión Europea ha anunciado que tendrá que "revisar su legislación en materia de clima y energía". Según el Ejecutivo comunitario, "todos los instrumentos políticos relevantes para la descarbonización de la economía deben funcionar de manera coherente para lograr los objetivos. Un uso reforzado y ampliado del comercio de derechos de emisión a nivel de la UE, las políticas de eficiencia energética y energías renovables, los instrumentos que apoyan la movilidad y el transporte sostenibles, la economía circular, las políticas medioambientales, agrícolas, financieras, de investigación e innovación e industriales, desempeñarán un papel importante en la consecución de la objetivos del Pacto Verde Europeo en general y un mayor objetivo climático para 2030 y la neutralidad climática para 2050 en particular".

Etiquetas
Publicado el
17 de septiembre de 2020 - 17:37 h

Descubre nuestras apps

stats