Greta Thunberg llega a Lisboa tras 21 días en el Atlántico: "Es increíble estar de nuevo en casa"

Greta Thunberg ha llegado a Lisboa. En el puerto de Doca de Santo Amaro, bajo la imponente figura del puente 25 de abril, cientos de personas que llevaban esperando varias horas han estallado en gritos de apoyo y alegría. Así se pone fin a un periplo de 21 días por el Atlántico para llegar a Europa. La adolescente continuará más tarde su viaje hacia Madrid para participar en la Cumbre del Clima.

La activista medioambiental sueca, de 16 años, se embarcó en Nueva York en un catamarán porque quería hacer el viaje más sostenible posible desde el punto de vista ambiental. En el cruce oceánico Greta y la familia con la que viajaba se han enfrentado a condiciones climáticas adversas, lo que ha retrasado su llegada.

A pesar de todos los problemas con los que se ha enfrentado en el océano, a primera hora de esta mañana avistaban tierra.

La llegada de Greta a las costas de Lisboa ha creado una gran expectación, cientos de periodistas y curiosos han esperado pacientes desde primera hora de la mañana para recibir a la adolescente. En los últimos metros hasta atracar, el catamarán ha tenido que ser arrastrado por otra embarcación, debido a la ausencia de viento. Un total de nueve embarcaciones han salido a recibirla.

En el puerto podían verse desde niños hasta personas de edad avanzada, muchos de ellos con pancartas por la lucha contra el cambio climático, carteles de apoyo a Thunberg, y por un modelo de alimentación y consumo más sostenibles.

Tras atracar, el alcalde de Lisboa, Fernando Medina, le ha dado la bienvenida a la ciudad portuguesa y se ha dirigido a la prensa que esperaba en el puerto. "Espero que siempre que pienses en Lisboa, pienses que es tu casa", ha dicho Medina. "Cuando escucho a quienes dicen que hay demasiada gente luchando contra del cambio climático, pienso lo contrario: que necesitamos más gente hablando de esto, porque estamos perdiendo la guerra en contra el cambio climático", ha expresado el alcalde.

Tras pisar tierra firme, Greta Thunberg ha tomado la palabra. "Vamos a la COP25 en Madrid y vamos seguir con la lucha para que las voces de las futuras generaciones sean escuchadas", ha dicho la activista a los medios de comunicación.

"Lo que pedimos es que la gente que está en el poder escuche a la ciencia y a los expertos. Los niños y adolescentes no tenemos que ser los que presentemos los planes", ha asegurado, en la línea con el discurso que ha caracterizado desde el principio a la adolescente sueca. "Es imposible vivir de forma sostenible hoy, debería ser más fácil", ha apuntalado en otra de sus respuestas a la prensa.

Cada una de sus intervenciones ha despertado los aplausos de los asistentes y cánticos como "Greta's voice is our voice" [la voz de Greta es nuestra voz]. Thunberg les ha dado las gracias por la bienvenida. "Me siento muy bien con este recibimiento", ha dicho, antes de expresar que "es increíble estar de vuelta en casa, en Europa".

Sobre su periplo de 21 días, ha contado que se siente "muy afortunada" y que "solo se mareó el primer día, el resto del viaje, no". "Quiero continuar, me siento con energía", ha dicho sobre su objetivo de llegar a la cumbre.

También se ha referido a la acusación del presidente de Brasil, Jaír Bolsonaro, que dijo que el actor y activista Leonardo Di Caprio financia los incendios en la Amazonía: "Cuando la gente que está en el poder te critica; pero eso es solamente una prueba del impacto de lo que haces".

Thunberg ha asegurado que estará unos días en Lisboa y que se trasladará a Madrid para estar a tiempo en la manifestación que tendrá lugar en la capital este viernes. "Y después de Madrid, a casa, por Navidad", ha concluido.

"Necesitamos un cambio de sistema"

En el público, dos jóvenes han dado la bienvenida a la joven. "Luchamos por justicia climática porque nuestra casa está se quemando", ha dicho Beatriz, una de ellas. "Si tu pierdes, todos nosotros también vamos ser derrocados", ha continuado.

El activista portugués Henrique Frazão, uno de los integrantes del movimiento Fridays for Future en Portugal dice que el viaje de Greta en barco es una acción importante para llamar la atención para el uso de combustibles contaminantes: "Necesitamos un cambio en el sistema. Si la gente elige viajar a París en avión por 50 euros es porque la aviación tiene sus beneficios en impuestos, y el uso de combustibles contaminantes también".

José Marinho Cardoso, presidente de la Comisión de Medioambiente del Bloco de Izquierda, explica que la recepción a Greta "es un reconocimiento a la joven que ha hecho mucho en la lucha contra el cambio climático". "Esta joven es un símbolo de esta lucha y a través de su trabajo está motivando muchos otros jóvenes a luchar. Es un orgullo para nosotros recibirla".

Un grupo de activistas brasileños también ha estado a la espera desde la mañana con la intención de llamar a la atención para la preservación de la Amazonía. "Es un momento muy importante para que toda la gente entienda que la Amazonía está amenazada", dice Iambe Silva, cuyo nombre tiene orígenes en la lengua indígena tupi. Ella quiere pedir a activista sueca que hable de la preocupación de los brasileños con la Amazonía en la COP25.

La diputada del Livre Joacine Katar Moreira también está en el puerto de Lisboa. Asegura que la batalla que Greta representa no es "de izquierda ni de derecha" y que luchar por el medio ambiente debe ser la ideología número uno.

Desde Lisboa, la adolescente deberá continuar su camino rumbo a Madrid. Está previsto que Greta Thunberg llegue a la capital en el tren hotel Lusitania, informan fuentes del Ministerio de Fomento, que lo ha gestionado. El Lusitania, de Renfe, pasa por Salamanca y no atraviesa Extremadura, como la otra conexión que existe entre Lisboa y Madrid.

Su duración oficial es de 9 horas y 5 minutos y hace 17 paradas entre las dos ciudades. Thunberg llegará en ese tren a la estación de Chamartín. Los jóvenes activistas que la siguen, de los colectivos Juventud por el Clima y Fridays for Future, esperaban que llegase a tiempo a España para la manifestación que han organizado el viernes 6 de diciembre en Madrid, y ella ha confirmado que esa es su intención.

Etiquetas
Publicado el
3 de diciembre de 2019 - 13:39 h

Descubre nuestras apps

stats