Sanidad y las comunidades aprueban reducir las cuarentenas de contactos de positivos a 10 días

El ministro de Sanidad, Salvador Illa. EFE/Juan Carlos Hidalgo/Archivo

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado en la Comisión de Salud Pública de este martes reducir las cuarentenas de contactos estrechos de positivos COVID-19 de 14 a 10 días. Lo había avanzado ya tras el Consejo de Ministros Salvador Illa, que ha comentado que había un "acuerdo unánime" para hacerlo y que lo aprobarían "muy probablemente" esta misma tarde, como ha sido. Entrará en vigor los próximos días, con una actualización de la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control. Los aislamientos de personas positivo en COVID-19 leves ya podían durar 10 días si el paciente llevaba un mínimo de 3 sin síntomas o un resultado de PCR negativo. Pero las de sus contactos estrechos, aunque tuviesen un negativo, tienen actualmente que seguir siendo de 14 por ser el tiempo de incubación que se consideraba necesario para desarrollar o no la infección.

En el nuevo documento constará que "a los contactos estrechos, se les indica vigilancia y cuarentena durante los 10 días posteriores al último contacto con un caso confirmado. Asimismo, dependiendo de la situación epidemiológica de cada CCAA, se podrá recomendar la realización de una prueba diagnóstica durante el periodo de cuarentena". En los casos asintomáticos y leves que resulten positivos, el aislamiento se mantendrá en 10 días desde la fecha de toma de la muestra para el diagnóstico, siempre que se mantengan esos últimos 3 días sin síntomas. "Si se dan estas circunstancias, no será necesario realizar una prueba diagnóstica ni para levantar dicho aislamiento ni para reincorporarse a la actividad laboral".

Era una medida que ya avanzó hace dos semanas el portavoz del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, cuando comentó que la estaban barajando seriamente.  Catalunya había anunciado esta misma mañana la decisión dentro de su región. Los motivos mezclan la evidencia científica y las razones sociales y económicas: por un lado, se ha demostrado que a partir del décimo día la capacidad de contagio se reduce al mínimo; por otro, eso facilitaría a los ciudadanos cumplir los confinamientos. El criterio ha cambiado debido a lo que la ciencia va conociendo sobre cómo evoluciona el virus en el cuerpo humano. Un estudio de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas con células de SARS-CoV-2 reveló que no eran cultivables tras el octavo día de síntomas, es decir, el paciente ya no era infectivo pasado ese tiempo. Otro, publicado en Eurosurvillaince, concluía que la posibilidad de transmisión del virus a partir del décimo día se reducía al 6%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) avisó hace una semana de que oficialmente se mantiene en la recomendación de 14 días en todos los supuestos. La responsable de Emergencias de OMS Europa, Catherine Smallwood, aclaró que el organismo consideran que las personas se deben poner en cuarentena durante 14 días después de una posible exposición al coronavirus, según los patrones de transmisión: "Solo revisaríamos eso en base a un cambio en nuestra interpretación de la ciencia y hasta ahora no es así". El Director Regional para Europa de la OMS sí que se mostró más abierto hace unos días a esta política: "Tenemos que estar dispuestos a actualizar el conocimiento científico a medida que se disponga de más pruebas. Tomemos por ejemplo la cuarentena, como piedra angular de nuestra lucha contra COVID-19".

Lo que planteaba Simón era que el debate tiene varias "posiciones" basadas en valorar el riesgo-beneficio de una medida así. El beneficio es que la gente tiene más fácil encerrarse en casa 10 días que 14; el riesgo, que se asume que sí hay un mínimo porcentaje de personas que a partir de los 10 días pueden seguir siendo contagiosas. Indicaba asimismo el portavoz que los 14 días implicaban "el riesgo mínimo posible" y "siempre se han planteado de una forma muy prudente. El periodo de incubación de la enfermedad está en 12 días". Es decir, los 14 días siempre fue una medida de máximos. Illa también ha remarcado este martes que es un tema que se lleva "discutiendo" varias semanas entre expertos y líderes territoriales.

El secretario de Salud Pública del Govern, Josep Maria Argimon, al anunciar la medida en Catalunya, ha explicado que la reducción de la cuarentena busca que se cumpla íntegramente, algo que, a su juicio, no ocurre ahora: "Lo más seguro y la mejor opción es hacer 14 días, pero el 50% de los contactos estrechos de los positivos nos dicen que no la hacen".

En algunos países, como Francia, se ha estipulado que la cuarentena se minimice hasta los 7 días, pero Simón ya aclaró que esa opción acarreaba más riesgos y eso "va a llevar más tiempo" que se implante en España, si se hace. Según los protocolos, como ha recordado el ministro de Sanidad, los contactos estrechos de casos COVID-19 ya tenían posibilidad de guardar cuarentena de 10 días en vez de 14 si en ese momento tenían una PCR negativa.

La Comisión de Salud Pública también ha incorporado este martes en su Estrategia los test antigénicos como herramienta de diagnóstico y cribado, hasta ahora no incluidos. "El objetivo principal es facilitar el diagnóstico y que este pueda realizarse lo más rápido posible y de esta forma, iniciar las medidas de control oportunas para disminuir la transmisión del virus", especifican en el Ministerio. La Comunidad de Madrid acaba de adquirir dos millones de estas pruebas para su plan de refuerzo anti-COVID.

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2020 - 14:14 h

Descubre nuestras apps

stats