Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El Papa denuncia la "deuda ecológica" entre el norte y el sur

El Papa pide una "revolución cultural" contra "el suicidio" del planeta

EFE

Ciudad del Vaticano —

El papa denunció hoy la existencia de una "verdadera deuda ecológica" entre el norte y el sur creada por desequilibrios comerciales consecuencia de la explotación de recursos naturales por parte de algunos países.

"Las exportaciones de algunas materias primas para satisfacer los mercados en el norte industrializado han producido daños locales" como la contaminación por la extracción de oro y cobre, destacó el pontífice.

"Con frecuencia las empresas que obran así son multinacionales, que hacen aquí lo que no se les permite en países desarrollados", dijo el papa en su encíclica sobre protección del medioambiente "Laudato si", publicada hoy.

El pontífice explicó que esas empresas "al cesar sus actividades y al retirarse, dejan grandes pasivos humanos y ambientales, como la desocupación, pueblos sin vida, agotamiento de algunas reservas naturales, deforestación, empobrecimiento de la agricultura y ganadería loca, cráteres, cerros triturados, ríos contaminados y algunas pocas obras sociales que ya no se pueden sostener".

"Los pueblos en vías de desarrollo, donde se encuentran las más importantes reservas de la biosfera, siguen alimentando el desarrollo de los países más ricos a costa de su presente y de su futuro", consideró Bergoglio.

"La tierra de los pobres del sur es rica y poco contaminada -continuó el papa- pero el acceso a la propiedad de los bienes y recursos para satisfacer sus necesidades vitales les está vedado por un sistema de relaciones comerciales y de propiedad estructuralmente perverso".

El papa llamó a los países desarrollados a contribuir a resolver esa deuda "limitando de manera importante el consumo de energía no renovable y aportando a los países más necesitados para apoyar políticas y programas de desarrollo sostenible".

El papa habló en su encíclica de lugares del planeta "repletos de biodiversidad que son la Amazonía y la cuenca fluvial del Congo o los grandes acuíferos y glaciares", sitios importantes "para la totalidad del planeta y para el futuro de la humanidad".

Y alertó contra "ignorar los enormes intereses económicos internacionales que, bajo el pretexto de cuidarlos, pueden atentar contra las soberanías nacionales".

"Existen propuestas de internacionalización de la Amazonía que solo sirven a los intereses económicos de las corporaciones transnacionales", dijo el papa.

La publicación de esta su primera encíclica en solitario -en la precedente Bergoglio completó el trabajo de su predecesor, Benedicto XVI- se hace, como el pontífice prometió, antes de la nueva cumbre internacional contra el cambio climático que se celebrará en diciembre en París.

Etiquetas
Publicado el
18 de junio de 2015 - 12:36 h

Descubre nuestras apps

stats