eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Felipe González se suma a la CEOE y apuesta por vincular salarios y productividad

El expresidente pide un cambio de mentalidad a los empresarios y aboga por "premiar a quien tiene más profesionalidad y calidad"

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Felipe González apuesta por vincular los salarios a la productividad como clave para competir

El expresidente del Gobierno Felipe González ha abogado este jueves por vincular los salarios a la productividad en dos terceras partes frente a la fórmula de reducir costes a base de bajadas de sueldo de los trabajadores, que se ha aplicado desde el inicio de la crisis. Así, ha sostenido que ésta es la clave para mejorar la competitividad.

Lo ha hecho en una ponencia titulada 'Hacia dónde va el mundo', enmarcada en la jornada anual que celebra en Málaga la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), que, bajo el lema 'Estrategias para la recuperación. El valor directivo', reúne a más de 1.500 profesionales.

Además, el que fuera jefe del Ejecutivo socialista ha pedido al mundo empresarial un cambio de mentalidad para entrar en la dinámica de "premiar a quien es más productivo y tiene más profesionalidad y calidad".

En concreto, González ha defendido que se aumente un 20 por ciento la productividad por hora de trabajo, en lugar de bajar un 20 por ciento los salarios. Si bien, se ha cuestionado sobre si se podrá introducir esa cultura en empresarios, sindicatos y trabajadores.

Así, el expresidente ha advertido de que si no se introduce esa cultura en el ámbito empresarial y sindical, "competir por devaluación interna de costes va a ser un sacrificio imposible de superar", ya que, según ha argumentado, la demanda interna no va a "despegar". "Aunque aumentemos la capacidad de exportar no se va a equilibrar de tal manera nuestra tasa de crecimiento como para que vayamos absorbiendo la inmensa masa de desempleo que tenemos", ha precisado.

A su juicio, no es posible competir con los países emergentes en la economía global con "salarios baratos", medida con la que, ha insistido, "vamos a seguir agonizando sin llegar a ser más competitivos". Por ello, ha pedido que se cambie el discurso. "Solo queremos competir con China en precios, y si ese es el planteamiento estaremos muertos antes de competir. Hay que hacerlo por innovación", ha especificado.

En esta línea, el expresidente del Gobierno ha criticado que "la política austericida de Europa impide que crezca la economía y la demanda". Además, ha agradecido el optimismo de quienes dicen que ya se ha tocado fondo, pero se ha preguntado "cuánto tiempo vamos a estar en el fondo".

Lo más preocupante, según el exjefe del Gobierno español, es que no se ven "respuestas europeas ágiles para que este tocar fondo sea un rebote que nos permita una recuperación, que sobre todo sienta la gente, llegue al empleo y que genere una dinámica totalmente distinta". Al respecto, ha lamentado que "Europa está retrasada en casi todo".

Ampliar la vida activa

González ha lamentado, asimismo, que Europa no se enfrente con firmeza a problemas estructurales comunes para todos los países, como lo que ha llamado "la trampa demográfica", con una pirámide poblacional cada vez más invertida y con un rechazo a la inmigración que va a ser necesaria.

Así, ha apostado por ampliar la vida activa y, al mismo tiempo, dar oportunidades de trabajo a los jóvenes y parados. "Tenemos un problema de desempleo y de peso cada vez mayor de la población no activa", ha afirmado González.

"Tenemos que hacer una revolución de expectativas y repartir el tiempo de trabajo disponible. Siendo mucho más productivos para ser mucho más competitivos", ha insistido.

Revolucionar la comunicación

Por otro lado, González ha marcado como líneas estratégicas globales para el futuro empresarial la agroalimentación, la energía y las nuevas tecnologías, destacando dentro de éstas las tecnologías de la información. En su opinión, "todas las revoluciones que han merecido la pena a lo largo de la historia han sido las que han cambiado las relaciones de la comunicación entre los seres humanos".

De este modo, ha dicho que "estamos ante la mayor revolución de la comunicación", que además de reducir el tiempo y el espacio está creando incertidumbre en la población.

La "paradoja" de occidente, según González, es que, a pesar de haber ganado "la batalla de sistemas democráticos y la revolución tecnológica", está teniendo más dificultades para desarrollar la globalización que oriente. "China es más que la fábrica del mundo, es una potencia demográfica, de seguridad, industrial y tecnológica", ha detallado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha