eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Colau quiere dejar abrir nuevos hoteles sólo en la periferia de Barcelona

La propuesta de Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos del Ayuntamiento incluye dividir la ciudad en zonas de decrecimiento, mantenimiento de la oferta de plazas de alojamiento existente y crecimiento "sostenido"

El Gobierno municipal quiere aprobar de forma inicial el PEUAT el próximo 10 de marzo y la intención es no aumentar los 9.606 pisos turísticos legales actuales

La Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible (ABTS) insta al Ayuntamiento a tomar medidas para fomentar el decrecimiento en vez de "esperar que los hoteles cierren"

- PUBLICIDAD -
Manifestación contra los pisos turísticos en la Barceloneta / João França

Manifestación contra los pisos turísticos en la Barceloneta

La  moratoria decretada en julio pasado dejó paso a un proceso de debate entre Ayuntamiento, empresarios turísticos y vecindario para establecer un nuevo Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos que está a punto de culminar. La intención del gobierno que encabeza Ada Colau es apostar por el decrecimiento "natural", es decir, que no se abran nuevos hoteles aunque otros cierren, en la "parte central de la ciudad", en palabras de la teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz. Si se cumplen los planes de Barcelona en Comú, sólo se podrán abrir nuevos hoteles en la periferia de la ciudad. Y además tendrán condiciones claras.

La delimitación de esta "parte central" está aún por definir, aunque el mapa presentado por el Ayuntamiento permite deducir que estarán afectados por el decrecimiento natural toda Ciutat Vella y buena parte del Eixample y Gràcia, donde ya hay más del 50% de plazas de la ciudad. De esta manera, el consistorio accede en parte a una de las demandas vecinales: el decrecimiento.

Sin embargo, todavía falta saber qué hará el Ayuntamiento con los proyectos que  no se han visto afectados por la moratoria y que podrán acoger nuevos hoteles, como el edificio de la Henkel. El vecindario del Camp d'en Grassot y de la Sagrada Familia no quiere un nuevo hotel en un barrio ya bastante congestionado por los turistas, lo que conllevaría que el Ayuntamiento tuviera que pagar una indemnización al fondo de inversión del ex directivo del F.C. Barcelona, Javier Faus.

Los pisos turísticos van aparte, y lo que se quiere es "crecimiento 0" en toda la ciudad, ha dicho Sanz. Por lo tanto la intención es que se queden en 9.606 (ilegales aparte).

En declaraciones a Catalunya Plural, Paula Martí, de la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible (ABTS), ha celebrado el planteamiento municipal de detener el crecimiento de las viviendas de uso turístico. En una valoración parcial, ya que todavía les falta documentación del Ayuntamiento, Martín ha lamentado la apuesta municipal por el decrecimiento natural y ha instado al Ayuntamiento a tomar medidas para fomentar el decrecimiento en vez "de esperar que los hoteles cierren".

"Un hotelero no cerrará nunca voluntariamente, y menos en los barrios del centro", ha afirmado Martí, que ha echado en falta "medidas activas" para reducir la saturación turística en el plan presentado por el consistorio.

El plan municipal quiere incluir dos condiciones básicas para implantar nuevos establecimientos turísticos y que serán comunes a toda la ciudad. En primer lugar, los nuevos alojamientos sólo podrán ubicarse en edificios que no tuvieran uso efectivo de vivienda en fecha 1 de julio de 2015. La idea de fondo es que no avance la sustitución de vivienda residencial por vivienda turística, tal como ha ocurrido en muchos edificios enteros de Ciutat Vella y el Eixample.

Por otra parte, el Ayuntamiento quiere establecer que los nuevos hoteles, pensiones, hostales o albergues sólo puedan situarse en calles de anchura mínima de 8 metros para garantizar una accesibilidad adecuada. Todo ello deja la construcción de nuevos hoteles en zonas de la ciudad que actualmente cuentan con muy pocas plazas hoteleras.

Nuevos hoteles sólo en Nou Barris y Horta

Aparte de la "zona central", el proyecto municipal presenta tres áreas más. En una segunda zona, la "corona del entorno de la parte central" y que incluiría zonas de Santos y el Clot, se quiere mantener la oferta existente. De esta manera, cuando cierre un establecimiento se podrá abrir uno nuevo con el mismo número de plazas, aunque se quiere evitar la concentración excesiva de alojamientos turísticos en determinadas calles o plazas.

La tercera zona es donde se podrán abrir nuevos hoteles, pensiones, hostales y albergues, y comprende la parte alta de Gracia, parte de Horta Guinardó y todo el distrito de Nou Barris. Además, el 22 @, la Marina de la Zona Franca, la Sagrera y otras áreas de la ciudad como cascos antiguos y zonas unifamiliares aisladas tendrán una regulación específica, que todavía está por definir.

Martí se ha mostrado en contra de la división de la ciudad en zonas planteada por el Ayuntamiento, ya que ha considerado que "no servirá de nada" y que la saturación turística debería abordarse "de forma global" además de contar con medidas específicas para cada barrio.

El consistorio quiere aprobar de forma inicial el PEUAT en la sesión de la Comisión de Gobierno del próximo 10 de marzo. No es una fecha casual, ya que la moratoria decretada en el barrio de Gracia durante el mandato de Xavier Trias se acaba el 17 de marzo. Antes, habrá habido una jornada de debate con la ciudadanía del PEUAT el próximo 1 de marzo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha