eldiario.es

Menú

Castilla-La Mancha toma la delantera y aprueba ya su techo de gasto para 2017

El Gobierno regional ha dado luz verde a 5.924 millones de euros como límite de gasto de financiero para poder iniciar el trámite de Presupuestos en octubre

Ha realizado las cuentas en base a previsiones "prudentes" a la espera de que el Gobierno en funciones remita el cuadro macroeconómico y objetivo de déficit

El consejero de Hacienda afirma que Rajoy no remite las cuentas a las comunidades autónomas del PSOE para presionar al partido

- PUBLICIDAD -
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina / JCCM

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina / JCCM

En base a previsiones "muy prudentes" y ante la carencia de los datos necesarios para la elaboración de los Presupuestos regionales, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido aprobar ya su techo de gasto para el ejercicio de 2017 así como el Anteproyecto de Ley de Presupuestos para su remisión al Consejo Consultivo. Tanto el cuadro macroeconómico a nivel nacional como la liquidación del presupuesto regional de 2015 deberían haber sido remitidos a las comunidades autónomas en el mes de julio. Al no haber sido el caso y permanecer en funciones el Gobierno del PP, la Junta ha decidido tomar la delantera y dar luz verde a su límite de gasto no financiero para el año que viene, fijado en 5.924 millones de euros.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha desgranado estos datos, justificando que el Gobierno regional adopta esta decisión para poder remitir a las Cortes antes del 1 de octubre los Presupuestos regionales y "no estar pendientes de que el Ejecutivo central haga sus deberes". De hecho, ha criticado que no se haya hecho público el cuadro macroeconómico del país pero sí se incluyera en el pacto "fallido" con Ciudadanos para la investidura de Mariano Rajoy.

También desconocen en la Junta el objetivo de déficit ni para 2016 ni para 2017, y lo achacan a "presiones" del Gobierno a las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE para que este partido mueva ficha en su 'no' a la investidura de Rajoy. "Pero no podemos parar ni ralentizar la velocidad de crucero que queremos alcanzar, y que nos propusimos consolidar con el Presupuesto de 2017", ha subrayado Ruiz Molina.

Por ello, el Consejo de Gobierno ha aprobado, por un lado, el límite de gasto de financiero (o techo de gasto) para el año que viene, cifrado en 5.924,4 millones de euros, lo que supone una variación del 1,15% con respecto al de 2016. Dentro del mismo se encuentran las previsiones de ingresos propios no financieros, que ascienden a 4.613 millones de euros. Al no disponer de la previsión de crecimiento ni de la liquidación de 2015 (que también debía remitir Moncloa en julio), la han cifrado en un 3,7% del PIB. El resto de los ingresos no financieros lo componen 993 millones de euros que la Junta prevé recaudar por tributos propios.

La estabilidad presupuestaria, calculada con el 0,5% de déficit

Dentro del techo de gasto, Castilla-La Mancha ha aprobado también su objetivo de estabilidad presupuestaria, cifrando la previsión de déficit en el 0,5% del PIB regional, tal y como se acordó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del mes de abril. "Puede que se respete o no", ha alertado el consejero, pero en cualquier caso, con este margen de déficit, el techo de gasto contaría con 202,6 millones de euros más.

Por último, el límite de ingresos no financieros incluye también el ajuste de la contabilidad nacional con la regional, conciliando los criterios de ambas administraciones. El Gobierno castellano-manchego, también a falta de conocer los datos nacionales, estima un saldo positivo de 115 millones de euros, que se suman finalmente al techo de gasto. Todas estas cifras componen los 5.924 millones de euros totales. 

Igualmente, el Consejo de Gobierno ha tomado en consideración el Anteproyecto de Ley de Presupuestos para su remisión al Consejo Consultivo. El objetivo es que pueda remitirse a las Cortes castellano-manchegas antes del 1 de octubre, y mantiene el objetivo de conciliar la estabilidad presupuestaria con la recuperación social y del empleo. En estas cuentas ya se recoge parte de la devolución de la denominada 'Tasa Cospedal' a los empleados públicos. Es decir, comienza a devolverse paulatinamente el 3% de recorte salarial aprobado en la pasada legislatura.

Cláusula de garantía para la devolución de la 'extra' de Navidad

También se ha incorporado en el texto presupuestario una 'cláusula de garantía' para respetar el acuerdo con los sindicatos de la función pública, por el que la Junta se comprometió a devolver la última parte de la paga extra de Navidad de 2012. En esa cláusula se establece que en caso de no poder proceder a la devolución en otoño, debido al "limbo presupuestario" en el que se encuentra el país, se hará enero de 2017.

El consejero de Hacienda ha querido dejar claro que los Presupuestos regionales de 2017 van a crecer en cifras y a generar "nuevas realidades" pero ha insistido en la "prudencia" y en la posibilidad de que deban modificarse con la información que finalmente remita el Gobierno central. Por ejemplo, ha dicho que si en vez de un 0,5% de déficit, Economía estipula un 0,1%, y no cumple con lo pactado, prácticamente "habría que volver a a empezar". Por eso ha reiterado que las cuentas se han hecho con "estimaciones muy prudentes" y con la previsión de que habrá que adaptarlas. 

Por último, en cuanto al apoyo que los Presupuestos regionales requieren de los dos diputados de Podemos para salir adelante, el consejero ha dicho que las negociaciones están avanzadas y que se están "discutiendo prioridades". Y sobre la reacción del Gobierno central en funciones ante la 'delantera' de la Junta, ha proclamado que la Consejería tiene "autonomía financiera" que permite realizar este trámite de acuerdo con la previsión de ingresos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha