eldiario.es

Menú

La región recibe 870.000 euros para la gestión “alternativa” de purines tras el cierre de plantas  

El Gobierno anunció la ayuda de diez millones de euros entre marzo y abril para sobrellevar la gestión de los desechos.

Castilla-La Mancha se acerca al 10% de las ayudas totales estatales, por ser una de las regiones con más importancia en la gestión de los vertidos.

- PUBLICIDAD -
Visita García-Page plantas de purines

Planta de purines en Castilla-La Mancha

En diciembre del año pasado, el Gobierno aprobó diez millones de euros en concepto de ayudas al sector porcino, debido al cierre de cogeneración alimentadas por purines. El cierre de las plantas de purines de Polán y Consuegra supuso la desaparición de 50 empleos en las plantas y también afectó a un centenar de explotaciones de porcino en casi una veintena de municipios de la provincia de Toledo. El sector se movilizó a nivel nacional, debido a la pérdida de empleos en las zonas y el peligro al que se exponía a las explotaciones ganaderas.

Estas ayudas se han hecho por fin oficiales en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, días después de que se publicaran en otras regiones como Galicia. En la convocatoria, la Consejería de Agricultura señala que los purines son “el principal problema medioambiental” al que se enfrenta el sector de los porcinos. María Luisa Soriano señala que debido al cierre que ordenó el Ministerio de Energía, Industria y Tecnología, los ganaderos de la región se han visto obligados a cambiar de gestión.

La Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural del pasado 10 de octubre estableció la cantidad a la que podría acceder Castilla-La Mancha en 868.662 euros, lo que se traduce en el coste anual del transporte a puntos donde se pueda gestionar el volumen de purín. Con esto se pretende igualar la gestión que las plantas de purines venían llevando a cabo hasta su cierre.

Este presupuesto se destinará al transporte a explotaciones agrícolas para que los purines sean valorados como fertilizantes, o a plantas de tratamiento autorizadas de purines con tecnologías alternativas. Sin embargo, se requiere que las explotaciones porcinas sean las que llevaban el purín a las plantas cerradas. Los beneficiarios deben estar inscritos en el Registro de Explotaciones Ganaderas como explotación de porcino, y siempre que no estén en “situación de crisis” o reciban subvenciones acogidas al régimen de minimis por un importe de 200.000€.

La cuantía máxima será de 1,3€ por cada metro cúbico para el purín que venga de explotaciones en las zonas vulnerables a la contaminación de nitratos de origen agrario. Y, por otro lado, de 0,65€ para los residuos que estén fuera de dichas zonas. El máximo dependerá de lo facturado durante el año 2013. Esta cuantía se calculará con el 40% del importe de la inversión subvencionable, siempre que lo permita el presupuesto designado para ello. Las ayudas se distribuirán entre 2015, con 204.000 euros, y el presupuesto restante durante el año 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha