eldiario.es

El juez imputa a Carlos Fabra por los patrocinios del Aeropuerto de Castellón

Admite la denuncia presentada por la Fiscalía y ordena investigar el dinero público abonado a Álex Debón, un piloto de motos que también será investigado

- PUBLICIDAD -
Carlos Fabra junto a los pilotos del equipo que patrocinó el Aeropuerto de Castellón

Carlos Fabra junto a los pilotos del equipo que patrocinó el Aeropuerto de Castellón

El juzgado de Instrucción número 3 de Castellón ha admitido a trámite  la denuncia interpuesta por el fiscal contra el expresidente de la Diputación Provincial de Castellón, Carlos Fabra, y el piloto de motos Álex Debón.

La causa, según un comunicado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, está abierta por un presunto delito de cohecho e investiga el dinero recibido por la mercantil del piloto en concepto de patrocinio por parte de la empresa Aerocas, sociedad creada en 2003 para construir y gestionar el aeropuerto de Castellón. Dicha mercantil estaba participada por la Diputación y la Generalitat.

El juez citará a declarar en calidad de investigados a los dos denunciados. Igualmente, ha acordado oficiar a la Policía Judicial para que complete la investigación realizada por la Físcalía y realice un informe sobre el dinero, que según recoge la denuncia del Ministerio Público, recibió el deportista y los importes que éste, a su vez, transfirió al expresidente de la Corporación Provincial.

Fabra ya fue condenado a devolver 370.000 euros por el impago de un préstamo a Debón, que recibió dinero vía patrocinios de la corporación provincial y el Aeropuerto de Castellón. Compromís denunció que ese préstamo impagado podría ser una mordida vinculada a los patrocinios.

Entre 2004 y 2011, antes de la inauguración de la infraestructura, Fabra repartió casi 30 millones de euros para difundir la imagen del aeródromo. Dos clubs de fútbol -Villarreal (18 millones) o Castellón (2,5) - y un torneo de golf celebrado en el club presidido por el propio Fabra habrían sido los principales beneficiarios del dinero público.

La gestión del aeropuerto de Castellón ha estado jalonada por las  chapuzas y el escándalo. Ahora mismo, sus cuentas están bajo investigación de la Agencia Tributaria. Su nacimiento, impulsado por Fabra y el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, no respondió a las expectativas iniciales: se ha privatizado, con fuertes subvenciones, en favor de una empresa vetada por el Banco Mundial. Ahora, vuela a tres destinos fijos cada semana: Bristol, Sofía y Bucarest.

La Audiencia provincial de Castellón condenó a Carlos Fabra a cuatro años de prisiónpor varios delitos contra la Hacienda Pública.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha