eldiario.es

Menú

La demora en el pago a las farmacias costará 75 millones a la Generalitat

La consejera de Sanidad Universal afirma que se podrían haber construido 48 centros de salud con ese dinero

- PUBLICIDAD -
Carmen Montón durante su comparecencia en una comisión de las Corts Valencianes.

Carmen Montón durante su comparecencia en una comisión de las Corts Valencianes.

La endémica falta de presupuesto en el área sanitaria no solo llevó, durante los gobiernos del PP, a que la Unión Europea multase con 19 millones de euros a la Generalitat por manipular las cifras de déficit al ocultar facturas en el cajón, sino que acabará costando otros 75 millones de euros por los intereses de demora en el pago a las farmacias de las recetas ambulatorias. Así lo ha revelado este jueves la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, durante su comparecencia en una comisión de las Cortes Valencianes para explicar los presupuestos de su departamento.

Según Montón, la última sentencia condenatoria ha sido de 7 millones de euros por los retrasos en el pago farmacéutico entre los años 2008 y 2011. "Se estima que el monto total de los intereses a pagar será de 75 millones", ha indicado la titular de Sanidad, que ha añadido que con ese dinero "podrían construirse 48 centros de salud".

El dato ha surgido en la defensa de unos presupuestos de sanidad para 2016 que suben un 7,6%, es decir, en 416 millones, hasta alcanzar los 5.909 millones de euros con la intención de aproximar todo lo posible las previsioens de gasto a la realidad y "evitar la desviación sistemática" que se ha producido de año en año. Montón ha insistido en que está "poniendo en orden la casa" y ha hecho referencia también a la voluntad de devolver a la gestión pública buena parte de lo que ahora está concertado. No solo se ha referido al rescate de la concesión de las resonancias magnéticas, que la propia Sindicatura de Comptes recomendó en su momento, sino a otros aspectos.

Según Montón, hay "conciertos caducados" que implican un sobrecoste para las arcas públicas. Y ha puesto de ejemplo la hemodiálisis. "Desde hace dos años no existe concierto en vigor", ha explicado, lo que hace que los valencianos estén pagando el precio más alto de España por el servicio. La consellera ha anunciado que sacará a concurso el servicio para dejar en 10 millones de euros lo que ahora cuesta 55 millones. Y ha inisitido en que el presupuesto para 2016 no incluye "hospitales fantasma" y busca acercarse a la realidad del gasto farmacéutico, cuya partida crece un 15%.

Los diputados del PP Remedio Yáñez y José Juan Zaplana han acusado a Montón de hacer "demagogia" al recordar que la consellera cifró en 1.100 millones el agujero económico que se ha encontrado, pero solo presupuesta 416 millones más. "Le auguro 600 o 700 millones de déficit", le ha dicho Zaplana. A lo que el socialista Ignacio Subías ha respondido en su intervención asegurando que las Cuentas presentadas por el nuevo Cosnell hacen los presupuestos "casi reales" y calificando de "desfachatez" la actitud del PP.

Zaplana se ha enzarzado con Montón por el recurso del Gobierno a la sanidad universal valenciana. Mientras el diputado del PP ha acusado al Consell del PSPV-PSOE y Compormís de haber abierto la atención sanitaria a inmigrantes sin papeles "rozando la inconstitucionalidad" y de no haber querido sentarse a negociar con el Gobierno, la titular de Sanidad ha recordado que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, rechazó la peticioines de muchas comunidad autónomas para implantarla en la conferencia sectorial del pasdado verano. "Ustedes tienen que decidir con quién están", ha emplazado Montón a los populares, "¿con Rajoy o con la gente que necesita atención sanitaria?".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha