eldiario.es

Menú

Finaliza el aislamiento de Cortes de Pallás tras la reapertura de la CV-428

Este lunes se ha reanudado el tráfico en la carretera, que se vio cortado tras los desprendimientos provocados por las fuertes lluvias de abril que destruyeron el vial y dejaron aislada la localidad

Con una inversión cercana a los 10 millones, la colaboración entre la Diputación de Valencia e Iberdrola ha conseguido restaurar la CV-428 en un tiempo record en beneficio de los ciudadanos

- PUBLICIDAD -
La carretera de Cortes de Pallás ya ha sido reparada y abierta al tráfico

La carretera de Cortes de Pallás ya ha sido reparada y abierta al tráfico

El tráfico se ha reanudado este lunes, a partir de las doce, en la carretera de Cortes de Pallás y acaba definitivamente su aislamiento tan sólo ocho meses después del derrumbe de la montaña sobre la CV-428. La carretera vuelve a la “normalidad” tras la ejecución del plan puesto en marcha por la Diputación de Valencia que, junto a las obras de reparación y reposición que también ha ejecutado Iberdrola, ha supuesto una inversión total cercana a los 10 millones de euros.

“El objetivo de este proyecto es reparar la carretera para ofrecer a los vecinos la calidad de comunicaciones que han perdido desde el accidente ocurrido en abril tras las lluvias”, señaló en su día Jorge Rodríguez, presidente de la institución provincial. La colaboración de la administración pública con la empresa privada ha funcionado con éxito en beneficio de los ciudadanos.

Aceleración del ritmo de las obras  

Para evitar retrasos en la reapertura de la CV-428, la Diputación imprimió en septiembre más agilidad a las tareas de estabilización de la ladera de Cortes de Pallás con el plan de obras, en el que se han dispuesto todos los medios posibles, incluyendo los aéreos para la colocación de mallas, redes de anillos y bulones con el fin de fijar los bloques potencialmente inestables de la ladera, así como la implantación de dos niveles de pantallas dinámicas para la retención de posibles desprendimientos, de manera que no puedan alcanzar la carretera en caso de producirse, garantizando así la seguridad de los usuarios de la misma.

Para ejecutar esos trabajos se precisó de un helicóptero que trasladara el material al lugar exacto. “Su presencia en la actuación era necesaria puesto que se trata de una ladera muy abrupta y tan solo accesible mediante medios aéreos”, informó el jefe de Conservación y Explotación de la Diputación.

Restauración de la ladera y transporte fluvial

Iberdrola elaboró un minucioso proyecto en el que se conjugaban la integración paisajística y la reutilización del material desprendido con una solución que facilitara el drenaje natural de la ladera, dándole así mayor estabilidad, sin olvidar en ningún momento la seguridad de los propios trabajadores.

Además de sus trabajos para el desescombro y saneo de la ladera y la recuperación de los accesos por carretera, Iberdrola puso a disposición del municipio un transporte fluvial para atravesar el río Júcar, con servicio 24 horas, y rehabilitó e iluminó la antigua senda de La Pileta para conectar la carretera con el núcleo urbano. Este servicio lo han utilizado más de 125.000 personas en unos 25.000 trayectos. También ha recuperado la antigua fuente de la Vagona y hacolaborado, por ejemplo, con las empresas de comunicaciones en el tendido de una nueva línea telefónica a través del embalse o dando apoyo a la Guardia Civil, atendiendo sus peticiones de refuerzo de vigilancia y control de accesos con sus propios vigilantes de seguridad.

Así, se han construido dos muros de escollera trabada con hormigón que ejercen como contención de los rellenos todo-uno hasta  alcanzar la cota de las anteriores plataformas, sobre las que la Diputación ha repuesto la superestructura de ambas carreteras, con el asfaltado, la colocación de bandas biondas de protección lateral y la correspondiente señalización vial.

Actuación

La obra que ha permitido restaurar la conexión por carretera de Cortes de Pallás arroja cifras espectaculares. La primera parte de los trabajos ejecutados por Iberdrola Generación SAU consistió en la protección y estabilización del cantil y la eliminación del material desprendido. En septiembre de 2015 se habían eliminado ya 14.000 m3 de piedra, equivalentes a un edifico macizo de 15x15 y 20 plantas de altura, que fueron traslados por una flota de más de 1.000 vehículos pesados.

A partir de septiembre han actuado de forma simultánea la Diputación de Valencia e Iberdola en la reposición de la plataforma CV-428 y camino de Otonel-Cortes de Pallas y el sostenimiento y protección de la ladera anexa a la carretera. Desde entonces se han cumplido perfectamente los plazos anunciados y, para ello, se ha requerido de más de 20.000 horas invertidas por encargados, oficiales y peones, con jornadas de lunes a domingo de 20 horas al día y una extraordinaria labor de 30 alpinistas/perforadores/técnico especialistas.

Se han levando dos muros paralelos de escollera ciclópea con un peso aproximado de 6.000 toneladas. Cada uno de estos muros es de 50 m de largo con una altura variable entre 5 y 14 metros.

Para la estabilización de la ladera se han colocado 6.200 m2 de red de anillos y hecho 2.300 perforaciones para colocar bulones metálicos. La protección de la ladera ha consistido en instalar 780 metros de pantallas dinámicas y 184 m de pantallas estáticas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha