eldiario.es

Menú

Valencia inicia la protección de carriles bus con separadores de caucho

Este miércoles se ha concluido el proceso de segregación del carril reservado a EMT y Taxi en las calles de los Centelles y Maties Perelló.

El Ayuntamiento recuerda que en estas vías está prohibido aparcar en el carril bus por las noches.

- PUBLICIDAD -
Los operarios instalando los separadadores

Los operarios instalando los separadadores

La demanda de medidas para instaurar el respeto al normal funcionamiento del carril de uso exclusivo de EMT y Taxi, ha sido una de las más reiteradas en las diversas Mesas de Movilidad Sostenible por parte de entidades sociales y vecinales, así como por representantes del sector del Taxi y la propia EMT, debido a las molestias que genera al normal y eficiente funcionamiento del transporte público colectivo y al acceso de los ciudadanos al mismo, especialmente los que por el motivo que sea tienen mermadas sus condiciones para hacerlo.

En esta línea, tal y como avanzó eldiario.es, este miércoles se ha concluido el proceso de segregación del carril reservado a EMT y Taxi en las calles de los Centelles y Maties Perelló, paralelos a Peris y Valero, con la introducción de señalización horizontal y la instalación de dispositivos de caucho reciclado adheridos al suelo, con la finalidad de garantizar la agilidad del transporte público y evitar el estacionamiento indebido.

La elección de estas calles para la instalación de estas primeras de medida de segregación —que en cualquier caso garantizar el acceso a los vados ubicados en ellas— se ha tomado por consenso entre los técnicos municipales y los responsables de la EMT, por reunir tanto las dimensiones necesarias para poder albergarlas, como por ser unas vías en las que se producía especialmente la parada y el estacionamiento ilegal durante las 24 horas del día.

Cabe recordar en este sentido que el aparcamiento en carril bus solo está permitido donde se indica explícitamente con señalización y no era el caso de estas vías, por lo que no cambia su naturaleza: ni estaba permitido aparcar hasta ahora ni tampoco se permite en adelante.

Antes de la instalación definitiva de la segregación, los técnicos del Ayuntamiento de València realizaron las pruebas oportunas y finalmente la señalización definitiva consiste en una banda de pintura amarilla para separar el carril reservado del resto y, paralelos a ella, los delimitadores de plástico con bandas reflectantes y capacidad de absorción de impactos y una segunda banda blanca.

Los dispositivos, empleados también en la delimitación de algunos carriles bici de la ciudad, “se pueden sobrepasar en caso de necesidad y son desmontables”, tal y cómo indican desde el Servicio.

Del mismo modo, cabe señalar que —como se ha transmitido desde la delegación a las asociaciones más representativas del sector— en estas vías los taxis podrán circular tanto por fuera como por dentro del carril, dependiendo de su situación y necesidades en cada momento, aunque la parada para recogida y descarga de pasajeros deberá hacerse de acuerdo a lo recogido en las ordenanzas municipales.

La intención de la Concejalía de Movilidad, siguiendo la petición emanada de la Mesa de Movilidad y el deseo de los usuarios de EMT de disponer de un servicio público de transporte óptimo, es seguir extendiendo esta medida de segregación por otros puntos de la ciudad, siempre teniendo en cuenta que las dimensiones de la vía lo permitan.

"El transporte público es el único que es de todos y, desgraciadamente, las actitudes incívicas de unos pocos, ignorando las normas que nos marcamos entre todos, han perjudicado durante años a la colectividad, por lo que nos hemos visto obligados a atender esta petición de la ciudadanía para mejorar el funcionamiento del transporte público", ha señalado el concejal Giuseppe Grezzi.

"Esta medida no es óbice", ha añadido el concejal, "para que la Policía Local haga cumplir la ley en el resto de carriles EMT-Taxi de la ciudad estén segregados o no, como los representantes de la sociedad civil vienen reclamando en la Mesa de Movilidad, pues al final el que se detiene o aparca indebidamente en el carril bus atenta contra el bienestar de toda la ciudadanía, contra la colectividad, y nada —como señalan vecinos y usuarios del transporte público— justifica esa actitud incívica e insolidaria".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha