eldiario.es

Menú

El pacto valenciano contra la violencia machista focaliza la lucha por la igualdad en la educación

El Consell y 63 entidades suscriben 293 medidas que inciden en la prevención de las violencias mediante planes transversales

Las universidades valencianas se comprometen a incorporar en el currículum de los grados y posgrados formación específica en materia de género

La conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas aumenta la dotación presupuestaria de 9 a 12 millones de euros, a los que se sumarán las iniciativas de cada departamento del Gobierno

- PUBLICIDAD -
Consell y representantes de 63 entidades firman el pacto valenciano contra la violencia machista

El Consell y representantes de 63 entidades firman el pacto valenciano contra la violencia machista

"La educación es la única herramienta; educar en igualdad y respeto". Y, por tanto, en la educación se centrará el Pacto valenciano contra la violencia machista. Aunque ha tardado unos meses más de lo previsto, este lunes se ha presentado el acuerdo suscrito por 63 entidades e impulsado por el Gobierno valenciano.

Un manual de 293 puntos que compromete a las administraciones públicas de tres niveles (autonómico, provincial y local), a universidades, agentes de justicia, a sindicatos y entidades feministas a luchar de forma conjunta contra la violencia machista. Contra las mujeres y contra los hombres, porque, a ellos, "los limita con roles imposibles de asumir para ser felices", ha recordado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.

Representantes políticos y de la sociedad civil valenciana en la presentación del pacto contra la violencia machista

Representantes políticos y de la sociedad civil valenciana en la presentación del pacto contra la violencia machista

El acuerdo se estructura en cinco ejes:  garantizar una sociedad libre y segura contra la violencia de género; feminizar a la sociedad; coordinar el trabajo en red para la atención de mujeres víctimas de violencia machista y de sus hijos e hijas; la sociabilización para que este tipo de violencia sea concebido como un conflicto político; y la dotación de un presupuesto estable para poder desarrollar e implementar los objetivos consensuados. Para esta última parte, la conselleria de Igualdad aumentará su presupuesto de 9 a 12 millones de euros, a la que hay que sumar la aportación del Gobierno central -el compromiso es de 1.000 millones en cinco años- y lo que cada conselleria estime a través de sus unidades de igualdad.

Una de las principales apuestas del pacto es que las universidades incorporarán en los grados y posgrados formación específica en materia de género, con especial incidencia en las carreras con implicación directa en la atención a las víctimas. Asimismo, establece que las víctimas de violencia de género tendrán la misma consideración que las víctimas del terrorismo, lo que implica que las ayudas pasen de 6.000 euros anuales a 75.000, y, desde Vivienda, se impulsará un plan de vivienda pública asistido para mujeres víctimas de violencia con diversidad funcional.

La educación, sin embargo, no debe entenderse una actividad exclusiva de las aulas. El pacto trabaja en "Un cambio de paradigma que debe fundamentarse en una escuela coeducativa, en unos medios de comunicación responsables con perspectiva
de género, unos usos de tiempo corresponsables y un nuevo espacio público que
permita el desarrollo de relaciones saludables, críticas y libres". Por ello, extiende la formación a agentes de seguridad, a los responsables de los servicios jurídicos, a la actividad de los medios de comunicación -Àpunt, en su libro de estilo, trabaja la perspectiva de género y aspira a ser un referente para el resto- y a la cultura. Como ha destacado Oltra, los centros museísticos y culturales se comprometen a trabajar en una programación paritaria, que respete los criterios de equidad y fomente el conocimiento de las mujeres creadoras. "Lo que no se ve, no existe".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha