eldiario.es

Las fronteras de Google y el estado palestino

Google no parece ceder ante la insistencia de Israel de que la página del buscador vista desde Palestina deje de reconocer, al menos de forma simbólica, el estado palestino.

- PUBLICIDAD -
Página de inicio de Google Palestina

Página de inicio de Google Palestina

Hasta hace unas semanas, cuando un palestino accedía a la página de inicio de Google desde Palestina leía "Google  Territorios Palestinos". El nuevo mensaje de inicio del buscador es "Google Palestina" , tanto en árabe como en inglés, una decisión que la empresa ha tomado por su cuenta y que no parece dispuesta a cambiar a pesar de la insistencia israelí.

El gesto tiene una fuerte carga simbólica, ya que implica poner a Palestina en el mapa. Como con todas las iniciativas que suponen un avance en la legitimidad de los territorios que Israel ocupa ilegalmente, según el derecho internacional, Tel Aviv ha reaccionado a esta decisión con el mensaje oficial que envía en estos casos, el de que decisiones de este tipo dañan el proceso de paz. Según el viceministro de Asuntos Exteriores, Zeev Elkin, "La decisión de Google es muy problemática. Cuando una compañía llega y apoya esta línea, aleja las posibilidades de paz, negociaciones y crea entre los líderes palestinos la ilusión de que pueden lograr resultados de este modo. La realidad es que no logarán nada sin negociaciones directas con nosotros"

Desde que se realizó el cambio, las autoridades israelíes han tratado de convencer a Google de que dé marcha atrás, unos intentos que incluyen el envío de una carta al cofundador Larry Page a mediados de junio y que no han dado resultado.

No parece probable que la empresa vaya a ceder a presiones de este tipo. Según Jillian York, directora de Libertad de Expresión de la Fundación Frontera Electrónica (EFF) en entrevista con eldiario.es, Google, como empresa privada que es, no tiene la obligación de definir países. "Puede acogerse a distintos marcos en este ámbito y no tiene por qué seguir las directrices que se le impongan, mucho menos por definiciones impuestas unilateralmente por un país, como es el caso de Israel."

El marco al que se ha acogido en este caso es el del reconocimiento por parte de la ONU de Palestina como Estado observador no miembro, algo que podría sentar un precedente en el delicado ámbito de las definiciones territoriales y su reflejo en internet.

Aunque la decisión de Google ha sido bien recibida por los palestinos, no todos comparten la euforia. Según Ramzi Jaber, fundador de Visualizing Palestine, para eldiario.es:

Lo único bueno de esta decisión es que es un paso en la afirmación de la identidad palestina que ha sufrido ataques y demonizaciones constantes. Sin embargo, este tipo de gestos contribuyen también a diluir la realidad del terreno, que es el hecho de que no hay tal Palestina. Tanto geográfica como económicamente, y en cuanto a su soberanía, Israel ha destruido la entidad palestina mediante una ocupación brutal que no se visibiliza. Seguramente las intenciones de Google son buenas, pero habría sido mejor que dedicase sus esfuerzos a visilbizar de algún modo el verdadero status quo, el de la desposesion de todo lo palestino.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha