eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rajoy anuncia que los 400 euros se prorrogarán hasta que el paro baje del 20%

En agosto, el Gobierno prorrogó la ayuda pero con condiciones más severas que penalizan a los jóvenes.

Hasta el momento no hay datos de cuántas personas han percibido los 400 euros desde entonces.

En los primeros meses se tramitaron unas 13.000 solicitudes.

34 Comentarios

- PUBLICIDAD -
La tasa de desempleo juvenil escala al 55,1% en 2012 y el paro de larga duración se dispara un 20,3%

Los 400 euros se prorrogan. EUROPA PRESS.

Ante un dato de paro horrible, golpe de efecto: habrá prórroga de los 400 euros. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el llamado 'Plan Prepara' se prorrogará de forma automática hasta que el desempleo baje del 20%. Cede así al peso de las circunstancias -los casi seis millones de personas en paro que dejó 2012-, y a las presiones de sindicatos y oposición, que llevaban meses reivindicando una medida similar, esto es, que los 400 euros dejaran de estar sujetos a renovaciones periódicas y se convirtieran en una prestación estable, al menos hasta que la tasa de paro bajara de los altísimo niveles en lo que se encuentra.

La reivindicación de UGT y CCOO era que esta prestación se mantuviera hasta que el paro no descendiera del 15%. Finalmente, y según ha afirmado Rajoy, la prórroga que el Gobierno aprobará mañana será automática hasta que el desempleo descienda del 20%. ¿Cuándo será eso? Desde luego no en 2013: todas las previsiones señalan que este seguirá siendo un mal año para el empleo y que la tasa de paro se mantendrá en niveles similares al 26,02% conocido hoy e incluso por encima.

La última prórroga de los 400 euros se llevó a cabo en agosto. Entonces, el Gobierno renovó la ayuda pero con requisitos mucho más duros. De hecho, la prórroga que ha anunciado Rajoy se hará con estas mismas condiciones. El Gobierno se resiste a dar datos sobre cuántas personas se han beneficiado de esta ayuda desde agosto, por lo que de momento se desconoce hasta qué punto los nuevos requisitos han afectado al número de beneficiarios.

Según el Ministerio de Empleo, en los primeros meses de funcionamiento de la prestación se han tramitado 13.000 solicitudes que cumplían todos los requisitos para cobrarla. No hay, sin embargo, datos sobre el número total de personas que han solicitado la prestación, sobre cuántos beneficiarios la han cobrado hasta el momento ni cuántos de ellos eran jóvenes (las nuevas condiciones hacían especialmente dificil que la gente joven pudiera acceder a la ayuda).

Desde el Ministerio señalan que hay que esperar a la evaluación completa de la prestación, pero aseguran que se podrían beneficiar unas 130.000 personas. No obstante, en otras ocasiones sí se han publicado datos durante la vigencia de la ayuda y no sólo al final de su duración. Hasta mediadios de agosto, unas 500.000 personas habían percibido esta prestación en algún momento desde que se creó en febrero de 2011.

Los jóvenes, penalizados

Desde el 15 de agosto, sólo pueden percibir la ayuda los parados que tengan cargas familiares (en este caso pueden cobrar hasta 450 euros en función de las personas a cargo) o aquellos que lleven al menos doce meses en paro, es decir, los desempleados de larga duración y que, eso sí, no hayan percibido con anterioridad alguna ayuda similar. En los dos casos será necesario, también, no tener rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional, es decir, de 481 euros mensuales. 

Para hacer el cálculo se tiene ahora en cuenta a toda la unidad familiar, incluidos los padres: los ingresos totales (procedan de salarios o de cualquier tiempo de subsidio) se dividirán por el número de miembros de la unidad familiar y si el resultado es superior a 481 euros por persona, el desempleado no tendrá derecho a la ayuda.

Este requisito penaliza especialmente a los jóvenes que no han podido independizarse o que han vuelto a casa de sus padres por falta de ingresos. Por ejemplo, si un joven vive con sus padres y uno de ellos cobra 1.500 euros, ya no tendrá derecho a la ayuda, incluso aunque su otro progenitor también esté en paro. En el caso de una familia monoparental, basta con que uno de los dos miembros cobre 962 euros para que el otro, si está desempleado, no pueda percibir los 400 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha