eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

¿Sabe este simulador si romperás con tu pareja? Da igual, no quieres preguntarle

Al test de compatibilidad le ha salido un contrincante. El simulador algorítmico de relaciones sentimentales, idea de un ingeniero británico, aspira a predecir el tiempo que durará una pareja a base de matemáticas y psicología. ¿Logrará colarse en las 'apps' de citas del futuro?

- PUBLICIDAD -
¿Te atreverías a saber cuánto podría durar tu relación?

¿Te atreverías a saber cuánto podría durar tu relación?

Hay que ver lo feliz que es uno cuando está enamorado... Qué bonito es pasear por la playa con tu pareja, compartir risas y lágrimas en el cine o disfrutar de una romántica velada en un coqueto restaurante.

Momentos de gozo que nos gustaría, lógicamente, que nunca terminasen. De ahí que a veces nos pongamos melancólicos cuando nos da por pensar cuándo y cómo podría concluir nuestro idilio. El recurso por excelencia son los archiconocidos - y poco fiables - test de compatibilidad, esos de las revistas femeninas que con sus porcentajes sacados de la manga intentan calcular la probabilidad de que el romance perdure.

Sin embargo, al test del amor le ha salido un adversario tecnológico: el simulador algorítmico de relaciones sentimentales de Daniel Tauber, un ingeniero británico experto en diseño industrial que aspira a predecir el tiempo que transcurrirá hasta que la llama del amor se apague.

A pesar de ser un prototipo, el simulador emplea la psicología y las matemáticas para analizar el comportamiento y los deseos de la pareja y, en base a ello, evaluar la relación.

El simulador algorítmico de relaciones sentimentales se basa en las matemáticas y la psicología

El simulador algorítmico de relaciones sentimentales se basa en las matemáticas y la psicología

Saber cuándo va mal

La afición de Tauber por la inteligencia artificial, y su interés por estudiar cómo cambia la tecnología nuestra forma de relacionarnos, fueron los alicientes del simulador, que nació como un proyecto para averiguar "qué ocurriría si alcanzamos un punto en el que, con la tecnología, podamos ser capaces de saberlo todo". En ese supuesto, el ingeniero se preguntaba "qué desearíamos saber y cuánto nos atreveríamos a saber”.

“Elegí las relaciones románticas porque es una área muy compleja y casi todo el mundo tiene una opinión al respecto. La mayor parte de las personas han tenido relaciones y han experimentado los problemas que traen de forma natural”.

En toda relación, surgen algunos problemas

En toda relación, surgen algunos problemas

Tauber, que empezó a desarrollar el proyecto hace medio año, cree que las webs de citas, tarde o temprano, acabarán adoptando su simulador. La idea bien podría atraerles, ya que tiene en cuenta parámetros que a día de hoy se están utilizando y otros que son innovadores: la autoestima, la actitud frente el cambio, el tiempo compartido, el nivel y el tiempo de conversación, la calidad y frecuencia de las relaciones sexuales...

Con su invento, el británico no pretende poner fecha a la ruptura, sino estudiar si se dan las circunstancias para que se produzca una separación y averiguar, por tanto, si la probabilidad de que suceda es elevada. “Predice la felicidad en el tiempo de cada uno, algo que viene influido por las variables y los parámetros que eligen los miembros de la pareja”.

Hablar, hablar y hablar

Según los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE), unas 110.631 parejas españolas acabaron con su relación en 2012, entre separaciones y divorcios. Las causas, por supuesto, se desconocen, pero los expertos consideran que, normalmente, es más problemática la falta de comunicación que la compatibilidad entre marido y mujer.

La principal causa de las rupturas es la falta de comunicación

La principal causa de las rupturas es la falta de comunicación

Como señala Jaume Guinot, psicólogo experto en relaciones de pareja, “obviamente, cuanto más parecidos sean los gustos, más fácil será que esa pareja se integre. Si a ella le gusta Camela y a él le gusta AC/DC, será difícil que vayan a un concierto juntos, por ejemplo. Pero, más que los gustos, ayudan otro tipo de temas, como que haya buena comunicación”.

Precisamente, uno de los parámetros en los que se basa el simulador mide el nivel y el tiempo de las conversaciones. De ahí que Tauber también esté de acuerdo con Guinot en la importancia de hablarlo todo con nuestra pareja.

“El objetivo de la máquina, y del proyecto, es pensar exactamente en esas cuestiones", afirma el ingeniero. "Creo que, para cualquiera pareja, ser abierto el uno con el otro y hablar de los deseos y aspiraciones de cada uno es fundamental”.

Con hablar, la pareja podría solucionar muchos problemas

Con hablar, la pareja podría solucionar muchos problemas

Guinet duda, sin embargo, de la fiabilidad de este tipo de estadísticas, en las que sinceridad e incertidumbre desempeñan un papel importante. “No se sabe qué va a pasar. Hay parejas que se llevan fatal, son un auténtico desastre, y aguantan toda la vida juntos. Y hay gente que son súper compatibles pero que no funcionan”, explica. "Influye la pareja, influye el entorno, los amigos, el trabajo, la situación económica... No es solamente ellos dos”.

Por ahora, la idea de Tauber es solo un prototipo, producto de exposición. Sólo el tiempo dirá si, al final, las webs y apliciones de citas se acaban interesando por su simulador. Un mecanismo que, por el momento, han probado amigos y parejas del británico sin convertirle en el mayor oponente de Cupido.

------------------------

Las imágenes de este artículo son propiedad, por orden de aparición, de Bryn Lanyon, Daniel Tauber, Pedro Ribeiro (y 2) y Eleni Papaionnou

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha