eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de EEUU investiga a la Policía de Chicago por racismo y uso de la fuerza

Washington quiere averiguar si la Policía de Chigago "ha incurrido en una violación de la Constitución y de la ley"

La investigación se inicia tras la muerte hace más de un año dle joven negro Laquan McDonald en un tiroteo

- PUBLICIDAD -
El Gobierno de EE.UU. investiga a la Policía de Chicago por racismo y uso de la fuerza

El Gobierno de EE.UU. investiga a la Policía de Chicago por racismo y uso de la fuerza

El Gobierno de EEUU anunció hoy la apertura de una investigación en la Policía de Chicago sobre racismo y uso excesivo de la fuerza, tras la muerte hace más de un año del joven negro Laquan McDonald en un tiroteo con agentes del cuerpo.

"Estoy aquí hoy para anunciar que el Departamento de Justicia ha abierto una investigación para averiguar si el Departamento de Policía de Chicago ha incurrido en una violación de la Constitución y de la ley", informó hoy la fiscal general, Loretta Lynch, en una rueda de prensa en Washington.

La investigación para averiguar si la Policía incurre en prácticas racistas y utiliza la violencia de forma excesiva es similar a las realizadas previamente en los Departamentos de Policía de las ciudades de Ferguson, en el estado de Misuri, y Baltimore, en el de Maryland, donde otros ciudadanos negros murieron por disparos de policías.

"Vamos a examinar cuestiones relacionadas con la utilización de la fuerza, incluido el uso excesivo de la fuerza mortal y la disparidad de su uso en función de características étnicas u otras diferencias", detalló Lynch, que prometió que la investigación ayudará a restaurar los lazos entre la Policía y la comunidad.

El Departamento de Lynch, la primera mujer negra a cargo de la Justicia de EEUU, tiene autoridad para forzar a las autoridades locales a ejecutar cambios y, en caso de que fracasen, denunciar a la ciudad por violación de la Constitución.

El Departamento de Justicia se ha comprometido a hacer públicas las conclusiones de la investigación y ha asegurado que, si descubre "patrones" racistas y violentos en la policía, pedirá a una corte autorización para intervenir a la Policía y supervisar las reformas que deben llevarse a cabo.

Este nuevo caso de supuesta violencia policial y racismo surge a raíz de la publicación en noviembre pasado de un vídeo, en el que se ve al joven negro McDonald, de 17 años y que iba armado con un cuchillo, corriendo, aparentemente alejándose de un grupo de policías, cuando recibe el primer balazo.

El joven recibió hasta 16 disparos del agente blanco Jason Van Dyke, de 37 años, que ha sido acusado de homicidio en primer agrado y que la semana pasada salió de prisión después de pagar el 10 por ciento de la abultada fianza de 1,5 millones de dólares fijada por un juez federal.

El alcalde de Chicago, el demócrata Rahm Emanuel, celebró hoy el anuncio de la investigación y consideró muy importante salvaguardar la seguridad de la comunidad y asegurarse de que el Departamento de Policía tiene "las herramientas, los recursos y la capacitación que necesitan para ser eficaz contra el delito".

Diferentes ciudades de EEUU han vivido momentos cargados de tensión racial desde hace más de un año, especialmente desde la muerte en Ferguson, en agosto de 2014, del joven negro desarmado Michael Brown a manos de un agente blanco, que luego fue exonerado de todos los cargos.

La muerte de otros negros por disparos de policías blancos ha provocado el nacimiento de un nuevo movimiento civil en todo el país llamado "Black Lives Matter" ("Las vidas negras importan") y que reclama el fin de la violencia policial contra la comunidad negra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha