eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Tornel (Cambiemos Murcia): “Nuestra responsabilidad es convertir el deseo de cambio en realidad”

Hablamos con Nacho Tornel, candidato a la alcaldía de la capital de la Región por Cambiemos, sobre los resultados del 24-M y sobre las posibilidades reales de acuerdo para arrebatar el ayuntamiento al PP tras veinte años de mayorías absolutas

- PUBLICIDAD -
Nacho Tornel, candidato de Cambiemos Murcia / MJA

Nacho Tornel, candidato de Cambiemos Murcia / MJA

Nacho Tornel es el número uno de Cambiemos Murcia, espacio de confluencia municipal donde participan independientes y miembros de Izquierda Unida -como el propio Tornel-, Podemos y EQUO. Ahora que el PP no ha logrado revalidar su mayoría absoluta, se abre la posibilidad de llevar a la práctica sus planteamientos, pero en Cambiemos no terminan de estar contentos con el resultado electoral y piensan que podrían haber obtenido mucho más apoyo. Incluso creen que podrían haberse convertido en la segunda fuera del ayuntamiento si no se hubiera producido la división en el seno del espacio de confluencia, que acabó con la salida oficial de Podemos y de EQUO en cuanto que partidos, y con la conformación de otra lista ciudadana, Es Ahora Murcia. Hablamos de todo ello con Tornel.

¿Cómo fue la jornada electoral?

La jornada electoral fue bien, pero nos encontramos con la sorpresa de tener dificultades no solo con los interventores del PP, sino con otros. Hubo muchas discusiones y llegó a ser muy desagradable... Vimos cómo algunos ocultaban nuestras papeletas, cómo las apartaban y cómo intentaban confundir a la gente a la hora de elegir. Es incomprensible. No tiene sentido.

¿Cómo interpreta los resultados electorales?

Como la historia de lo que pudo haber sido y no fue. Podríamos ser la segunda fuerza política en el Ayuntamiento de Murcia y nos hemos conformado con ser la tercera o cuarta. Ha sucedido lo más ridículo que se podía pensar, la división del voto de la izquierda. Creo que había una táctica premeditada en contra de Cambiemos, como si Cambiemos fuera el enemigo, y eso ha facilitado una dispersión del voto que ha sido de manual. Para mí no ha sido un accidente, se ha hecho de forma premeditada.

¿Por parte de quién?

Por parte de Es Ahora Murcia. Parece evidente, máxime con todo lo que sucedió en la jornada electoral. Se ha tratado de evitar que Cambiemos se erigiera como la auténtica fuerza de izquierdas, cuando nosotros hemos obviado tener una postura excesivamente política en términos de etiquetas. Entendimos que la etiqueta de izquierda podía y debía quedarse de lado ante la situación de emergencia social que está viviendo la sociedad, porque esta emergencia es social más que política. Tenemos que ofrecer una respuesta. Los discursos políticos no tienen que ser ahora prioritarios, los discursos son muy bonitos y podemos hacerlos todos, pero lo importante son los hechos, es lo que los ciudadanos demandan de nosotros. La gente nos espera en los hechos concretos.

Hay quien piensa que el hecho de que hubiera habido una sola candidatura popular en lugar de dos, no habría implicado forzosamente la suma de los votos obtenidos por Cambiemos y por Es Ahora. ¿Qué le parece ese razonamiento?

Bien, ¿y qué quieren decir con eso? ¿Qué tipo de justificación es esa? ¿Qué quieren dar a entender, que era mejor así y que no ha sido una metedura de pata el hecho de dividir el voto? Había una posibilidad real de ir todos juntos, y hubiésemos sido la segunda fuerza. Y sobre todo, había una posibilidad real de ofrecer una alternativa fuerte a la derecha murciana. Ese era el reto y a algunos les han temblado las piernas. Eso o tenían otro reto, que me parece lo más probable. Bueno, ya está hecho y no tiene solución, pero hay que tener valor para cumplir con la palabra dada. Y algunos no lo han tenido.

El 99,9% de la política municipal consiste en gestionar el día a día de los ciudadanos, y eso requiere de un proyecto político muy sólido

Se le ve descontento con los resultados de Cambiemos, postura que contrasta con Es Ahora Murcia, donde parece que hay más satisfacción... Y ambos han obtenido casi idéntica cifra de votos y la misma cantidad de concejales: más de 18.000 votos y 3 concejales cada uno.

Pues yo no estoy contento con los resultados. Está claro que hay quien ha colmado sus objetivos, y quien no. Creo que nuestros resultados podían haber sido mejores... Sí que estoy contento en la medida en que respeto y valoro mucho el trabajo de todas las personas que han trabajado y trabajan en Cambiemos Murcia, y estoy contento con el proceso y con demostrar que se podía construir una alternativa fuerte de izquierdas, pero con los resultados no puedo estar contento. Podíamos haberlo hecho mejor para ser la verdadera palanca del cambio.

Entiende por tanto que esa palanca de cambio no la tiene ni Cambiemos ni Es Ahora.

No, la palanca la tiene Ciudadanos. Ahora mismo, en términos reales, la derecha solo ha perdido dos concejales en el Ayuntamiento de Murcia. Esa es la realidad. Si nos queremos contar cuentos entre nosotros podemos hacerlo, pero no sirve de nada. El panorama no es de haber acabado con la derecha. Es legítimo, porque los ciudadanos lo han planteado así, pero la aritmética es muy complicada.

¿Y ahora qué?

Ahora viene el momento de la política. Habrá que ver quién da la talla en términos políticos. Lo que hace un año era un insulto para mí y para el PSOE, al que yo siempre he respetado... Ahora quiero yo ver qué hacen los que me acusaban a mí de ser muy próximo al PSOE, y ver cómo le hacen mimos... Pero en fin, la vida te enseña, y lo que importa ahora no es la victoria. Eso no le importa a nadie. Los ciudadanos lo que quieren es tener un proyecto municipal sólido, decidido, concreto y al servicio de los ciudadanos. Estamos ante una situación de emergencia social, repito, y o lo entendemos así y lo afrontamos, o nos dedicamos a repartirnos los sillones.

¿Qué le hace pensar que se puede conseguir ahora lo que no se consiguió antes de las elecciones?

Quizá el sentido de la esperanza que aprendí del Evangelio, y que es el que me guía (sonrisa y pausa)... Yo creo que hay que hacer un esfuerzo casi como sea con tal de establecer un gobierno municipal sólido. Yo, a lo que más miedo le tengo ahora mismo, es a que se diseñe un gobierno municipal precario, que penda de un hilo, que esté pendiente de cada Pleno por si se apoya esto o lo otro. Porque esto es serio y hay que tenerlo claro: el 99,9% de la política municipal consiste en gestionar el día a día de la vida de los ciudadanos, y eso requiere de un proyecto político muy sólido y muy claro.

¿Y es posible, con cinco partidos en el Salón de Plenos de La Glorieta?

La Corporación ya no va a ser monolítica, eso es así. Va a ser multicolor, pero debe apostar por un gobierno seguro. La gente quiere que esto cambie, ese es el mensaje de la gente y nuestra responsabilidad es convertir ese deseo de cambio en realidad.

¿Entrarían a formar parte del gobierno municipal?

Nosotros no tenemos miedo a ninguna decisión que haya que tomar. No nos va a temblar el pulso. No estamos aquí para hacer discursos, estamos aquí para demostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera.

Es decir, que estarían dispuestos a gobernar junto a Ciudadanos.

Yo particularmente no tengo aversión a ningunas siglas. Tengo precaución, tengo cuidado... Pero encima de la mesa tiene que haber un programa común. Todos tenemos que ceder, y bendita cesión si conseguimos llegar a un acuerdo para sacar al PP de la alcaldía y ponernos todos a trabajar como servidores públicos. Mi principal preocupación es que el Partido Popular no siga gestionando el dinero público, el dinero de todos los ciudadanos. Me obsesiona apartar de la gestión del dinero público a determinados personajes del Partido Popular, algunos presentes en la lista de Ballesta y otros larvados. Por eso hay que hacer todo el esfuerzo del mundo para apartarles de ahí.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha