eldiario.es

Menú

La Unión Europea advierte a los gobiernos vasco y español que ahora no pueden inyectar dinero en La Naval

La Comisión Europea recuerda a los ejecutivos que La Naval es una empresa privada en dificultades y, por lo tanto, existen “limitaciones notables” para conceder fondos públicos.

El Gobierno vasco estudiará entrar en el astillero de Sestao tras el concurso.

 

- PUBLICIDAD -
Trabajadores de La Naval se manifiestan por Barakaldo (Bizkaia) para reclamar la continuidad del astillero

Trabajadores de La Naval se manifiestan por Barakaldo (Bizkaia) para reclamar la continuidad del astillero

El anuncio hace unas semanas del lehendakari Iñigo Urkullu de que el Gobierno vasco estaba estudiando tomar una participación en La Naval, el astillero en crisis de Sestao, ha bastado para poner en alerta a la Comisión Europea. La dirección general de la Competencia de la Unión Europea ha remitido una carta a los gobiernos central y vasco advirtiéndoles de las “notables limitaciones” que existen para conceder fondos públicos a empresas privadas que se encuentran en concurso de acreedores. Por eso, la Comisión les ha pedido a los dos ejecutivos que le informen de sus planes respecto al astillero vizcaíno.

En concreto les pide “las medidas financieras por medio de fondos públicos o bajo control público acordadas o previstas en favor de La Naval, precisando el calendario, los importes y las entidades públicas participantes”. En cuanto a la situación financiera concreta del astillero, la Comisión solicita la situación e importe actual del capital social suscrito por La Naval y si tras la deducción de las pérdidas acumuladas este capital “se reduce a menos de la mitad de su importe inicial”.

Además, requiere información sobre si La Naval se encuentra inmersa en un procedimiento de quiebra o insolvencia; y la ratio deuda / capital y cobertura de intereses de la empresa en el último ejercicio y el actual.

De momento, la Naval  ha presentado en el juzgado la solicitud de concurso de acreedores y el ERE de suspensión temporal para la plantilla comienza a ser efectivo a partir del lunes 9 de octubre.

Presiones de los partidos

Con este panorama, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha insistido en que el Gobierno vasco estudiará participar en el capital de La Naval una vez finalizado el concurso de acreedores y no antes. Esa ha sido su respuesta ante las presiones de algunos partidos que reclaman al Ejecutivo de Vitoria que entre ya en el astillero  porque no es "tiempo de esconderse" sino de comprometerse para tratar de salvarlo.

Y en este sentido, ha recordado que solamente el "hipotético anuncio" hecho hace unas semanas de que el Gobierno autonómico estaba dispuesto a tomar una participación provocó que la Unión Europea le advirtiera: "cuidado, es una empresa en crisis y ustedes no pueden participar ahora".

"Ahora no, pero una vez salido del concurso estamos dispuestos a estudiarlo. Siempre de la mano de los accionistas, del nuevo inversor y de los trabajadores", ha resumido la consejera. Tapia también ha subrayado que el Gobierno Vasco trabaja desde hace tiempo de forma "activa" para buscar la mejor solución para el astillero, para que se mantenga la máxima actividad y empleo, y también para que entre de forma ordenada en el concurso de acreedores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha