eldiario.es

Menú

Kutxabank, de labor social al IRPH, las preferentes, los desahucios y la privatización

La entidad financiera vasca, considerada como la más solvente de España, ha vivido un 2014 marcado por el tira y afloja de la privatización y bajo la crítica ciudadana por sus cuestionables procedimientos.

- PUBLICIDAD -
Miembros de la plataforma IRPH Stop Gipuzkoa ante el Juzgado de San Sebastián

Miembros de la plataforma IRPH Stop Gipuzkoa ante el Juzgado de San Sebastián

El título honorífico de banco español más solvente concedido a Kutxabank en 2014 por el Banco Central Europeo no ha servido para tapar todas las sombras que han acechado a la entidad financiera vasca en el año que está a punto de despedirse. La obra social de su fundación no ha sido suficiente para arrojar luz. La renuncia de Mario Fernández como presidente y consejero de Kutxabank ha marcado la recta final y ha dejado en evidencia las diferencias que laten en el banco en su proceso de privatización. Fernández defendía la estrategia de incorporar accionistas independientes al banco y sacar la entidad a Bolsa. Pero este proyecto estuvo jalonado de dificultades debido a la fuerte oposición de los socios.

La gota que colmó el vaso fue la exigencia del Banco de España a las cajas vascas de crear un elevado fondo de reserva para afrontar posibles problemas en Kutxabank. Una demanda así obligaría a dar entrada a inversores privados, ante la dificultad de cubrir el fondo de unos 700 millones de euros. Así que el PNV, que mantiene su poder en la vizcaína BBK (hoy ya convertida en fundación bancaria) y en la guipuzcoana Kutxa se opuso. La privatización de Kutxabank ha sido el caballo de batalla de EH Bildu, que gobierna en la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de San Sebastián.

La solvencia de Kutxabank encierra un dudoso honor: se trata de la entidad financiera que más desahucios ejecuta en el País Vasco por impagos de hipoteca. Y con diferencia sobre el resto. Prácticamente, una de cada cinco desahucios en Euskadi tiene detrás a Kutxabank, según los datos de un informe elaborado por el Departamento de Justicia del Gobierno vasco con datos de 2013 y primer trimestre de 2014. En ese periodo, de 1.127 ejecuciones, más de 200 fueron firmados por Kutxabank.

Además de las tensiones generadas por la privatización y los desahucios, Kutxabank ha tenido que hacer frente a una importante contestación ciudadana por sus cuestionables procedimientos a la hora de conceder préstamos con la fórmula del IRPH. Los tribunales le han llegado a condenar por usar “maquinaciones engañosas” al no informar a los afectados de la posiblidad de acogerse a un tipo de interés mucho más conveniente para ellos e introducir un tipo de referencia "claramente favorable al prestamista".

La aplicación del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) es otra cuestión que le puede salir muy cara a Kutxabank. La plataforma IRPH Stop Gipuzkoa contabiliza ya más de 30 victorias judiciales contra el banco vasco por aplicar este índice hipotecario, que resulta muy gravoso para los ciudadanos y que ha desaparecido por ley. La justicia ha dictaminado en todos los casos que la aplicación de IRPH es "contraria a la normativa vigente" y ha condenado a la entidad financiera a recalcular con efecto retroactivo todas las cuotas pagadas y a devolver a los demandantes las "cantidades indebidamente cobradas". Las sentencias dejan muy claro que Kutxabank no fue “transparente” a la hora de suscribir las hipotecas con el IRPH al no advertir a los compradores que la propia entidad era una de las que más influía a la hora de determinar su cuantía, ya que se trata de un índice propio de las cajas.

La aplicación del IRPH supone a los hipotecados pagar cerca de 300 euros más cada mes. A pesar de que desapareció por ley en noviembre del año pasado, algunas cajas y bancos se han resistido a sustituirlo por el Euribor+1, mucho más favorable para los intereses de los hipotecados, hasta este mismo mes de noviembre. Los representantes de IRPH Stop Gipuzkoa calculan que la anulación retroactiva del tipo de interés aplicado masivamente por Kutxa en Gipuzkoa obligará a la entidad a devolver 100 millones de euros a las familias afectadas. A pesar de que la primera de las condenas a Kutxabank fue recurrida por el banco, la plataforma confía en que la Audiencia Provincial ratificará la sentencia.

Gastos de custodia

Kutxabank también se enfrenta a demandas judiciales por la forma de vender las aportaciones subordinadas de Eroski y Fagor Electrodomésticos. Incluso ha llegado a cobrar por los gastos de custodia de los títulos de las aportaciones subordinadas financieras de Fagor Electrodomésticos. Ese cobro es legal, pero es que las aportaciones subordinadas financieras de Fagor Electrodomésticos se encuentran suspendidas de cotización desde noviembre del año pasado y los últimos intereses se abonaron en diciembre de 2012. A pesar de que los titulares de esas aportaciones financieras subordinadas han perdido todo el dinero que invirtieron en ese producto, que no valen nada, Kutxabank (y otros bancos) han seguido cobrando. Solo cuando el afectado se ha dado cuenta y ha pedido que no le cobren, Kutxabank ha accedido.

El último encontronazo con la justicia es por la demanda de la asociación de Consumidores en Acción-Facua, que ha denunciado ante el Banco de España y las autoridades de consumo a 11 entidades bancarias por cobrar comisiones "abusivas" cuando se ingresa dinero en efectivo en una cuenta de otra persona o entidad por ventanilla. Entre los bancos denunciados se encuentra Kutxabank, que es la entidad que más cobra por indicar el nombre de la persona o el concepto si el usuario no es cliente de la entidad. Hasta cuatro euros reclama Kutxabank por este concepto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha