eldiario.es

Menú

"Hay una dejación brutal del Gobierno vasco en el mantenimiento de sus pisos de alquiler social"

Aitor Urresti, profesor de la UPV en energías renovables, reclama al Ejecutivo la rehabilitación de las viviendas públicas de Alokabide para evitar la pobreza energética.

- PUBLICIDAD -
El profesor de la UPV de energías renovables, Aitor Urresti.

El profesor de la UPV de energías renovables, Aitor Urresti.

El ingeniero energético y miembro de la plataforma ciudadana vasca por un nuevo modelo energético, Gure Energia, Aitor Urresti, no salía de su asombro al escuchar las quejas de los inquilinos de los pisos de alquiler social del Gobierno vasco sobre los problemas que sufren estas viviendas. Urresti ha participado en una conferencia organizada por la plataforma Stop Desahucios para los inquilinos de Alokabide (la sociedad pública del Gobierno vasco que gestiona el parque de alquiler) en la que les ha informado de cómo pueden paliar los problemas de pobreza energética que sufren y que, en parte, son debidos a “la dejación del Gobierno vasco en el mantenimiento”.

Según Urresti esta dejación resulta “brutal” en cuestiones como el mantenimiento de los paneles solares instalados en los bloques de pisos. Las placas solares para abastecer parte del consumo energético a siete edificios de Alokabide "jamás han funcionado”, según ha reconocido el propio Gobierno. "Se han detectado aspectos técnicos que hacen que la puesta a punto de algunas instalaciones no resulte aconsejable", ha llegado a reconocer en una respuesta parlamentaria a requerimiento de EH Bildu. “Es que algunas se han hecho de manera ilegal”, apunta Urresti. “A eso hay que unir que se les imputa a los inquilinos los costes de mantenimiento. Si yo fuera el consejero me daría vergüenza”.

Con relación al resto de la edificación, el profesor de la UPV advierte de que “deja mucho que desear el control que se lleva sobre los propios proyectos y la ejecución final de la obra. Viviendas que son relativamente nuevas tienen nivel de infiltración de aire en ventanas, los peores acabados que se pueden emplear para una ciudad como Vitoria en los suelos…. No son las medidas que hay que adoptar para el ahorro energético. Hay una serie de soluciones que se están tomando que quedan muy lejos de ser una respuesta responsable por parte de las instituciones. Los pisos deberían estar más controlados para asegurar su perfecta habitabilidad”.

Urresti denuncia que el plan de eficiencia energética y de rehabilitación energética de edificios elaborado por el Gobierno vasco resulta “claramente insuficiente en cuanto a dotación presupuestaria. Por lo tanto, debería replanteárselo para el nuevo año. Lo que tendría que hacer el Gobierno vasco es rehabilitar su propio parque en primer lugar o al menos pasar por una auditoría de costes energéticos. Una vez que están claros cuáles son esos costes, los pisos públicos de alquiler tendrían que ser los primeros sobre los que hay que incidir antes de destinar recursos a la vivienda privada. Dejar la vivienda pública social de lado parece que no es tener claras las prioridades”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha