eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Montilla: "La derecha española es una máquina de fabricar independentistas"

37 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El expresident de la Generalitat José Montilla, en el Senado. Foto: Marta Jara.

El expresident de la Generalitat José Montilla, en el Senado. Foto: Marta Jara.

José Montilla es, como le definieron en una campaña, un hombre normal. Estatura media, apariencia física común, traje discreto. Pasaría perfectamente desapercibido por la calle. Y esa normalidad llama la atención en alguien que lleva más de tres décadas en política y ha sido casi de todo: alcalde, diputado autonómico, líder de su partido, diputado, ministro, el primer president de la Generalitat no catalán y, ahora, senador.

Vive a caballo entre Sant Just Desvern y Madrid, donde pasa unos tres días a la semana. En medio, el AVE y un hotel que dice que “no es de cinco estrellas”, sino uno que está cerca del Senado “para ir y volver andando”. Portavoz de los socialistas catalanes en la Cámara Alta y presente en cuatro comisiones, dice sin embargo que su vida tiene “menos ocupaciones, pero no menos preocupaciones, dada la situación”. Lo dice hablando como él habla, muy despacio. Tanto que a veces termina de responder una pregunta cuando ya se le ha hecho otra.

Al hablar se apoya en juegos de palabras y dos muletillas constantes, “digamos” y “en mi opinión”. Es de suponer que lo hace de forma intencional, como cuando habla de ERC diciendo el nombre entero de la formación, pero diciendo sólo ‘Convergència’  al hablar de CiU. Mide mucho las palabras, sobre todo cuando habla de sus predecesores, ya sea en el partido o en el Govern. Ese aire de lealtad institucional es una especie de demonio susurrándole al oído al que casi se escucha en su luminoso pero añejo despacho.

Sobre su carrera dice que no hay vuelta atrás, que no ocupará cargos por los que ya ha pasado, pero que “ni por edad ni por actitud” piensa en jubilarse. “Hay muchas formas de servir a un proyecto”, dice, hablando de “servir a mi país”. El país de este andaluz es su Cataluña de adopción, cuyo idioma domina tras vivir allí desde la adolescencia, aunque se define castellanoparlante.

Desde que dejó de ser president las cosas han cambiado mucho, ¿en lo político ha sido a mejor o a peor?

Francamente a peor, es evidente. La crisis trasciende los problemas estrictamente económicos porque afecta a las esperanzas de la gente. El empleo, los servicios públicos y los problemas políticos. Los de la desconfianza hacia la política y las relaciones Cataluña-España también.

¿Por qué?

Nunca ha sido motivo de tantos análisis este desencuentro. La verdad es que sus bases tampoco han empezado hace tres días, es decir, los cambios en la sociedad catalana se vienen gestando desde hace tiempo. Lo que pasa es que en un determinado momento emergen, con la agudización de la crisis y el empobrecimiento de las clases medias, y se hace evidente esa actitud de una parte importantísima de la sociedad catalana. Desafección con lo que es España y puesta en cuestión la posibilidad de tener un proyecto compartido.

No es lo único que ha cambiado, su tripartit no sería lo mismo ahora

Los partidos es normal que cambien, igual que cambia la sociedad. Hay unos donde cambian las personas pero los proyectos se mantienen. En otros los cambios son de personas y de orientación. Ciertamente la ERC de ahora no es la ERC con la que yo goberné. En estos momentos se está planteando una candidatura conjunta, una especie de frente independentista. No eran esas sus prioridades cuando pactamos en el año 2006, sino desarrollar el Estatuto de autonomía y negociar una financiación.

¿Tiene dos almas el PSC, una independentista y una no independentista?

No, afortunadamente tiene una muy plural. O tiene una o tiene muchas, pero no tiene dos.

¿Aunque haya quien quiere montar formaciones propias y dejar el partido?

Eso son opciones personales legítimas que no responden a planteamientos colectivos, en absoluto.

Pero es la única federación socialista del país que...

... Es que no es una federación socialista, ese es el tema

Correcto, es un partido independiente del PSOE

Pero no de ahora. Hay gente que se sorprende, pero son partidos separados y eso no es así por casualidad. Es porque somos consecuencia de nuestra historia.

¿Y eso en este momento no se puede ver como una contradicción si el PSC está intentando tender puentes con España?

¿Contradictorio con quién o con qué? Nosotros hemos sido un partido federalista y lo seguimos siendo. Y somos un partido catalanista. Eso quiere decir que defendemos el máximo autogobierno para Cataluña.

¿Dónde termina ese autogobierno que defienden?

En los límites que nosotros mismos nos imponemos, el de participar conjuntamente en un proyecto común para España y para una Europa en el camino de ser federal.

Entonces cuando habla de "servir a tu país" ¿a qué país se refiere?

No tengo ningún problema en considerar a España un país, pero con país nosotros nos referimos a Cataluña. Cataluña es un país, una nación. Lo que no es es un Estado. El Estado es el español. Siempre he dicho que España es una nación de naciones. Lo decía incluso cuando era ministro.

"La separación de Cataluña de España en estos momentos lo único que traería es perjuicios para los dos. Dentro de 20 años, no lo sé."

José Montilla

¿Referéndum sí o no?

A la gente ya le estamos preguntando. En las elecciones de lo que se trata es que las ofertas políticas sean claras y que la gente pueda opinar dando su apoyo a una u otra formación en función de lo que plantea. Eso normalmente no es negro o blanco, y los referéndums sí lo son. Las cosas son grises, y hay muchas gamas de grises.

En unas elecciones se votan muchas cosas, no una política concreta. Se vota lo económico, lo social... Un referéndum es una cuestión concreta, en este caso de modelo de estado

Todo depende de la pregunta que se formule, del momento en el que se haga... Las preguntas pueden ser inducidas, como las encuestas. A mí si se me pregunta “¿Usted cree que el futuro de Cataluña está en ser un Estado independiente o está en reforzar su autogobierno, mejorar su financiación y continuar trabajando con el resto de pueblos de España?” yo diría esto último.

Hagamos una pregunta más concreta: ¿Sí o no a un referéndum en el que se preguntara si la ciudadanía de Cataluña quiere iniciar un proceso que lleve a la independencia?

Es que yo creo que eso es tramposo, depende de cuándo se haga, de si se hace de común acuerdo, de si es de manera unilateral o pactada con España. No se puede responder sin saber todo eso. Mi visión es que la separación de Cataluña de España en estos momentos lo único que traería es perjuicios para los dos. Dentro de 20 años no lo sé.

José Montilla, expresident de la Generalitat de Cataluña, en el Senado. Foto: Marta Jara.

José Montilla, expresident de la Generalitat de Cataluña, en el Senado. Foto: Marta Jara.


Si se hiciera ese referéndum, ¿la decisión debería competer al pueblo catalán o al conjunto del pueblo español?

Lo importante es si se convoca de acuerdo con el estado de derecho, respetando las normas y la legalidad. En democracia las normas son básicas. Si se rompen las reglas del juego la democracia se rompe.

¿Aunque estas normas y esta legalidad no contemplen la figura de una independencia?

Si la legalidad se puede dejar de lado con un argumento estás posibilitando que haya otros que puedan hacer lo mismo. ¿Cómo negarás a otros el violar las reglas del juego si tú lo haces?

¿Por qué cree que Mas convoca elecciones anticipadas?

Las elecciones anticipadas siempre se convocan por dos razones, por una de las dos o por las dos. Una es que debe tener encuestas que son buenas después de los últimos episodios. Otra es si no tienes una mayoría clara para gobernar. A esto añadiría una tercera: porque se ahorra presentar los Presupuestos. En política económica Convergència y el Partido Popular han ido de la mano, allá y aquí, y serían unos Presupuestos con recortes.

Pero los tendrá que presentarlos antes o después

Sí, pero poner ahora encima de la mesa la aprobación de unos Presupuestos con recortes que taparían el debate sobre la independencia y las grandísimas ventajas para Cataluña que, según ellos plantean, traerían… Por lo tanto, espera poderlo hacer en una coyuntura mejor para sus intereses. Están planteando las elecciones tratando de huir del debate que tiene que ver con la economía, con el mundo real, con los recortes, con los servicios públicos. Los medios ahora no hablan de eso, el debate ahora es la independencia.

Decía al principio que Cataluña estaba políticamente peor y que las políticas aplicadas no eran apoyadas por la ciudadanía, pero parece poco probable que los resultados de CiU sean peores

Precisamente por eso, porque ha situado el debate nacional en clave catalana y tapa el debate social y económico. Y en eso Convergènica ha jugado con habilidad y tiene un apoyo mediático impresionante. El debate es la soberanía, la independencia, la apelación a los sentimientos y al bolsillo. Al corazón de independentistas románticos  y a los independentistas más recientes, que son los del bolsillo, a los que han explicado que con la independencia hasta se podrán bajar los impuestos, no tendremos déficit y no serán necesarios los recortes. El paraíso. ¿Dónde hay que apuntarse?

Y ahí los perjudicados serán ustedes

Trataremos de que no seamos tan perjudicados, pero la coyuntura no nos favorece, es obvio.

Porque la convocatoria electoral ha cogido además al PSC totalmente a contrapié

En el PSC hay una nueva dirección que estaba comprometida a desarrollar un proceso de primarias, pero justo este mes estaba previsto aprobar este reglamento. Las candidaturas han de estar presentadas la semana que viene, lo que hace imposible el proceso de primarias.

¿Quién ha hecho más por un proceso de independencia, gente como Carod-Rovira o Bosch, gente como Mas o gente como Rajoy?

No quiero negar los méritos de los dirigentes de ERC y de Convergència, pero creo que la derecha española ha hecho más independentistas que ellos. El independentismo ha crecido con el hostigamiento a la elaboración del Estatut, con el recurso al Constitucional... La derecha española es una máquina de fabricar independentistas. No es nuevo aunque algunos se sorprenden ahora del hecho catalán. Lo que está pasando algunos lo hemos avisado hace unos cuantos años.

Usted por ejemplo vivió de cerca la OPA de Endesa y el interés del PP porque el comprador fuera italiano y no catalán

Viví eso y viví cuando la CMT no podía marchar de Madrid porque ir a Barcelona era ir al extranjero. O la recogida de firmas contra el Estatut, o el recurso contra él, o las maniobras para que un Constitucional con una composición anómala dictara sentencia. Todo eso tiene un coste y ha hecho mucho por el independentismo. El independentismo tendría que estar muy agradecido al Partido Popular.

¿Cree que a Mas se le caerá la bandera independentista cuando pasen las elecciones?

Tampoco la lleva. Creo que algunos, especialmente fuera de Cataluña piensan eso, que Mas después de las elecciones se olvidará de este tema. Y creo que nuevamente se equivocan.

¿Y a qué conduce todo esto?

A una situación nada optimista. Creo que la derecha española hará todo lo posible para que no haya un referéndum. Lo que pasa es que ni están en condiciones de enviar a la Guardia Civil como quisieran algunos o el Ejército aplicando el articulo 8, ni tampoco los independentistas están en condiciones de hacer un referéndum al margen de la Constitución y una secesión unilateral. Por tanto lo que habrá es un periodo de crispación, de fractura e inestabilidad política, y eso no es bueno en un momento de crisis económica. No creo que así se incentive mucho a los mercados, a los inversores o a las empresas que ya están implantadas aquí.

Habla de cumplir la ley, pero según ésta no hay una posibilidad de terminar este proceso si no es de forma unilateral

Lo normal es que hubiera más diálogo y negociación sobre determinados temas. ¿Por qué no se cumple el Estatut en lo que hace referencia a las inversiones en Cataluña? ¿No se dan cuenta de que vulnerando una ley, no cumpliendo un acuerdo que había entre gobiernos, están ayudando a la desafección y al desapego de los ciudadanos de Cataluña? Están dando argumentos a aquellos que quieren romper con España. Para exigir lealtad tú también has de ser leal. Eso es lo que hace falta bajo mi punto de vista: mejorar la situación de encaje de Cataluña en España con temas pendientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha