eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vía libre a la operación de Villar Mir de vaciar siete edificios históricos del centro de Madrid

El Gobierno de Ignacio González da el visto bueno al polémico proyecto de OHL de 'vaciar' siete edificios históricos para crear un gran centro comercial y un hotel

Dos de los inmuebles están considerados como bienes de interés cultural, pero la Comunidad ha modificado esa protección para permitir las obras

- PUBLICIDAD -
La plaza Canalejas según el proyecto de Villar Mir

Maqueta de la plaza Canalejas según el proyecto de Villar Mir.

El proyecto de Juan Miguel Villar Mir de construir un mega centro comercial y un hotel de lujo en la histórica manzana de Canalejas en el centro de Madrid ha vencido el último de sus obstáculos. El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha autorizado hoy la operación urbanística que pretende vaciar el interior de siete edificios históricos, uno de ellos considerado Bien de Interés Cultural. La protección especial de estos inmuebles complicaba la situación. Pero la Comunidad, que tiene las facultades de supervisión urbanística, ha modificado el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid para solucionar esos inconvenientes.

Según ha informado el portavoz del Gobierno, "con este último paso los edificios protegidos en la calle Alcalá y en la plaza de Canalejas se consideran uno solo, una única manzana, manteniendo los grados de protección ya aprobados". Cuando dice aprobados se refiere a la modificación en el 'blindaje' de los edificios por el que únicamente se protege la fachada y la primera crujía (el espacio más cercano a las ventanas exteriores), lo que permite todo tipo de modificaciones en el interior.

Especialistas y asociaciones han advertido de la posibilidad de que se destruyan elementos arquitectónicos valiosísimos como escaleras, ornamentaciones y un singular patio de operaciones firmado por los famosos arquitectos Javier barroso y Fernando Cánovas del Castillo, cerrado por una gran vidriera Maumejean.

"Esto es un expolio artístico y está prohibido por la Constutución", asegura Alberto Tellería, de la asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, que ha encabezado la oposición a esta operación, que incluye la apertura del primer hotel en España de la cadena canadiense Four Seasons y de un centro comercial de 16.000 metros cuadrados muy cerca de la Puerta del Sol.

Este requisito "necesario" para que esta operación urbanística pueda realizarse ha sido aprobado por el Gobierno autonómico a propuesta del Ayuntamiento de Madrid. El proyecto, ha recordado Victoria, contará con una inversión total de 500 millones de euros. Contempla, además del hotel y el centro comercial, un aparcamiento subterráneo con capacidad para 500 vehículos y un intercambiador de transportes en la calle Sevilla.

Salvador Victoria ha afirmado que ésta es "una operación muy importante desde el punto de vista de la creación de empleo y de la generación de inversión para el centro de la ciudad". El Complejo Canalejas, que desarrollará el Grupo Villar Mir en un emplazamiento emblemático de Madrid y que está previsto que se inaugure en octubre de 2016, empleará a unos 4.800 trabajadores y alcanzará un volumen de negocio anual cercano a los 200 millones de euros.

Se desarrollará en un conjunto de edificios contiguos localizados en la calle Alcalá, la plaza de Canalejas y la Carrera de San Jerónimo, desocupados desde hace 10 años y alguno de los cuales data de 1887, que el Grupo Villar Mir adquirió al Banco Santander en una operación por 215 millones de euros. El Santander aportará cerca de 90 de los 285 millones de euros de financiación ajena y el resto procederá de fondos propios.

Según la promotora inmobiliaria, del total del volumen de empleo previsto para el proyecto, 1.800 puestos de trabajo serán temporales y 3.000 permanentes. En concreto, la fase de construcción dará empleo a cerca de 1.800 trabajadores y la de explotación a 3.000 personas (1.200 el hotel y 1.800 la galería comercial).

El hotel, de cinco estrellas gran lujo, tendrá una superficie de 26.000 metros cuadrados, contará con 215 habitaciones, salas destinadas a banquetes y reuniones, 2 restaurantes, spa, gimnasio y piscina interior. Además, el complejo estará integrado por 35 residencias en propiedad repartidas en una superficie total de 6.000 metros cuadrados.

La cadena canadiense, en la que participa el presidente de Microsoft, Bill Gates, y el Príncipe Al-Waleed bin Talal de Arabia Saudí, tiene 14 establecimientos en Europa y sus tarifas, por ejemplo en el caso de los hoteles de París y Londres, van desde los 1.000 a 5.000 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha