La lista de delegados del Congreso federal revela un cisma en el PSOE de la provincia de Cádiz

Irene García, presidenta de la Diputación de Cádiz

Hay movida en el PSOE provincial de Cádiz. La elección de los 31 delegados que representarán al PSOE de Cádiz en el 40 Congreso Federal que el partido celebrará en Valencia los próximos días 15, 16 y 17 de octubre ha dejado al descubierto las diferencias internas en la provincia. La secretaria general en la provincia y presidenta de la Diputación, Irene García, está encontrando resistencia. El alcalde de San Roque y portavoz socialista en la Diputación Provincial de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix, ha preparado una lista alternativa dejando claro que hay un cisma que se mantendrá hasta que en diciembre se elija a una nueva dirección del PSOE de Cádiz en el primer congreso provincial.

Diputación de Cádiz denuncia a la Junta en el TSJA por su "insuficiente" aportación para el coste de la ayuda a domicilio

Diputación de Cádiz denuncia a la Junta en el TSJA por su "insuficiente" aportación para el coste de la ayuda a domicilio

García anunciaba su candidatura el 31 de agosto y desde entonces se han ido sucediendo los acontecimientos en paralelo. Ruiz Boix lo hizo cuatro días más tarde con un aval de más de una treintena de representantes de los sectores críticos y susanistas de 40 agrupaciones socialistas de la provincia.

"No tocaba"

Han sido días de tensión en el partido y de declaraciones cruzadas. José María Román, alcalde de Chiclana y vicepresidente primero de la Diputación, ha calificado la otra candidatura como "un error". "Ahora se trata de hablar del congreso federal, de apoyar la gestión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno, y ahí el partido debería permanecer unido. Plantear una lista alternativa pensando simplemente en el congreso provincial de diciembre era algo que ahora simplemente no tocaba. Las candidaturas que se hacen usando pegamento ultrarrápido no suelen salir bien".

En el otro bando está Juan Manuel Ordóñez, mano derecha de Ruiz Boix y secretario del PSOE de Estación-Taraguilla, que ha contestado duramente: "Me viene a la memoria esa falta de coherencia de Román cuando recuerdo que fue él quien se unió a varios diputados provinciales, entre ellos Irene García, para echar a Paco Cabaña como portavoz de la Diputación. Entonces sí tocaba porque se benefició y sacó tajada".

La candidatura crítica esgrime argumentos como la necesidad de "refrescar el partido en Cádiz", "ponerlo en sintonía con Juan Espadas" o "poner fin a la desconexión existente entre la secretaria general y los órganos de dirección del partido con los alcaldes del PSOE y las principales agrupaciones de Cádiz". "Queremos fortalecer al Gobierno de Pedro Sánchez y trabajar en la misma onda que la nueva dirección federal que surja del 40º Congreso", rematan.

Aprovechando la irrupción de Ruiz Boix se han sumado socialistas que se sienten más reconocidos con esta candidatura, como es el caso de la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez: "Todos sumamos y todos cabemos en esta candidatura. Se empieza ganando cuando somos capaces de dialogar, de consensuar, de respetarnos, de enriquecernos con la diversidad. Para eso no hace falta pegamentos, hace falta objetivos comunes, que todos nos sintamos partícipes de un proyecto y generosidad hacia el proyecto socialista".

En busca de la unión

Esta semana ha tenido lugar una reunión de la ejecutiva del partido en la que todos se vieron las caras. Irene García ha querido poner paz en busca de un consenso que se antoja complicado. “No tiro la toalla porque creo que fortalece al proyecto que vayamos juntos, trabajar desde la unidad con el convencimiento de que sigue siendo necesario hacer un buen trabajo para reivindicar donde haga falta las posibilidades de la provincia de Cádiz”, dijo tras la reunión.

Este miércoles su candidatura daba a conocer que 40 representantes socialistas (alcaldes y alcaldesas, secretarios generales y cargos orgánicos e institucionales) han suscrito un manifiesto de apoyo a la candidatura del PSOE de Cádiz encabezada por su secretaria general, Irene García, al próximo Congreso Federal. Un mensaje de fuerza en un pulso que se mantendrá hasta que el día 26 de septiembre se celebren las votaciones de la militancia socialista. Será el primer paso para dirimir si está también en juego la dirección del partido.

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2021 - 21:05 h

Descubre nuestras apps