El consejero de Salud saca pecho de su gestión en el brote de listeriosis: "Hemos actuado con la máxima celeridad"

Aguirre pide comparecer este viernes en comisión extraordinaria en el Parlamento sobre el brote de listeriosis

El consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre, ha defendido la gestión del Ejecutivo andaluz respecto al brote de listeriosis, que ya se ha cobrado tres vidas y ha provocado cinco abortos, presumiendo de que en todo momento se actuó "con la máxima celeridad" y anunciando que la Junta se personará como acusación particular contra la empresa sevillana Magrudis, fabricante de la carne mechada contaminada con la bacteria, que afectado de momento a 197 personas (204 en España). Aguirre también ha criticado que el Ayuntamiento de Sevilla haya ofrecido a la Consejería "información con cuentagotas" y ha repasado los momentos claves antes y después de haber decretado la alerta sanitaria el pasado 15 de agosto, agradeciendo principalmente la labor y el trabajo de los profesionales sanitarios y de la propia Consejería.

Confirmados tres nuevos abortos en España por el brote de listeriosis

Confirmados tres nuevos abortos en España por el brote de listeriosis

La comparecencia de Aguirre ante la comisión parlamentaria extraordinaria arrancaba minutos después de que su departamento informase de dos nuevos casos de aborto en Andalucía. El consejero ha enviado sus "condolencias" tanto a las tres personas fallecidas como "las cuatro mujeres que han perdido a sus hijos", y ha confirmado que la muerte del enfermo de cáncer que se dio a conocer el pasado viernes también se debió al brote de listeria. "No hemos podido curar a todos los pacientes y lo lamento profundamente", ha dicho al inicio de su intervención. Durante la comparecencia, la Comunidad de Madrid ha informado de otro aborto registrado a causa de este brote, el quinto en total.

El único anuncio que ha realizado el consejero durante su relato de los hechos y la exposición cronológica de los mismos durante el mes de agosto, más o menos ordenados y salpicados con numerosa terminología médica, es que la Junta de Andalucía, en el momento en que se incoe un procedimiento penal contra Magrudis, se personará como acusación particular "con la intención de defender los derechos de los pacientes fallecidos y afectados por este brote".

Aguirre ha incidido una y otra vez en el buen hacer de su departamento pero, como el día anterior hizo el portavoz de la Junta, Elías Bendodo, también ha criticado al Ayuntamiento de Sevilla respecto a este caso de crisis sanitaria y de consumo, teniendo que "reclamar información a la empresa cuando del ayuntamiento no llegaba". "La informacion del Ayuntamiento la hemos recibido a cuentagotas, dificultando la actuación de la Junta", ha dicho, recordando que las principales actuaciones de la Junta se han centrado en garantizar la salud de los ciudadanos, determinar el origen de la listeria, coordinar todas las actuaciones, informar de forma transparente y, sobre todo, atender a las personas afectadas.

El consejero ha reconocido que, como ya se informó, "desde la última quincena de julio" se precibió "un aumento" de posibles infecciones por listeria "en las zonas de Sevilla y Huelva". "No se pudo establecer el origen de la listeria a través de los casos aislados. Sabíamos que algo estaba pasando y teníamos que descubrirlo", ha detallado el consejero, que también ha recordado el primer caso agrupado en Pilas (Sevilla) el 5 de agosto, las carnes de dos empresas que fueron inmovilizadas en el supermercado y las primeras tomas de muestras para analizar en el laboratorio municipal.

"No se puede confundir rigor con precipitación"

En esa línea cronológica ha recordado los contactos con dicho laboratorio a partir de aquel momento y el descubrimiento del brote en La Rinconada (Sevilla), que permitió centrar el tiro en la empresa Magrudis y en su producto de carne La Mechá. En ese punto, y "aún en sospecha", la Junta pidió al Ayuntamiento que inspeccionara la empresa tras un aviso telefónico. "No se puede confundir rigor con la precipitación. No se puede actuar a la ligera. Se decidió ahí, sin esperar al informe final, porque prevaleció el sentido sanitario", ha explicado el consejero.

Una vez que en aquel cultivo sospechoso pudo apreciarse una "tremendas colonias de bacterias", se decretó la alerta sanitaria aquella misma tarde. "Nos adelantamos tres días. Había que actuar lo más rápido posible. Lo primero era la salud de los ciudadanos. Siempre hemos actuado con la máxima celeridad. Se retiró el producto y se convocó rueda de prensa el día 16. Lo importante era prevenir y avisar", ha insisitido el consejero, wue ha indicado que "es evidente que los autocontroles de Magrudis han fallado".

Para Aguirre, "el tiempo era decisivo y los resultados de las encuestas epidemiológicas nos han dado la razón: ninguno de los 197 afectados consumió después del día 17 de agosto". "En 52 horas conseguimos que ninguno de los ocho millones andaluces consumiera la carne contaminada", ha señalado el consejero, que ha presumido de "total transparencia" y de la puesta en marcha de nuevos protocolos respecto a este tipo de brotes. "Tenemos que mejorar", ha dicho, pero de su comparecencia se ha desprendido un aire triunfalista de la gestión de la crisis, defendiendo que la comunicación de la alerta fue "muy acertada" y "muy efectiva".

Aguirre, igualmente, ha repasado las ampliaciones de la alerta y otra serie de hechos de los que se ha venido informando desde que se decretara la alerta, entre ellos aquellos donde la Junta fue alertada por personas ajenas a las administraciones de productos posiblemente contaminados, como ocurrió con la carne mechada mal etiquetada de Comercial Martínez León, detectada gracias a que un cliente de la empresa Magrudis dio el aviso, y con la cadena de supermercados que alertó a la Junta de tres productos de Magrudis no incluidos en la alerta alimentaria.

"Váyase a su casa"

Por su parte, los portavoces de los grupos parlamentarios del PSOE-A y Adelante Andalucía han pedido al consejero que presente su dimisión por su deficiente gestión del brote de listeriosis. El socialista Jesús María Ruiz ha dicho a Aguirre que lo que debería "si le queda vergüenza política" es "irse". "Váyase a su casa y llévese a su pandilla de amiguetes incompetentes y fracasados y póngase en paz con su conciencia porque probablemente va a necesitar mucho tiempo", ha añadido.

Inmaculada Nieto, por parte de Adelante Andalucía, le ha comunicado al consejero que "no está a la altura de la responsabilidad como consejero de Salud y debería marcharse porque no ha hecho las cosas bien, ha justificado errores de bulto con un relato de triunfalismo y ha echado la culpa de todo a los portavoces y a otras administraciones".

El portavoz de Vox, Alejando Hernández, ha considerado que Aguirre es "un buen consejero" y que se ha rodeado de "un buen equipo" pero que en la gestión de esta crisis se han equivocado "en los ritmos y los tiempos", así como en su actitud "triunfalista". "Se han hecho cosas mal y habrá que fijar responsabilidades", ha añadido.

Por su lado, la diputada del PP Beatriz Jurado ha mostrado el respaldo de su partido al consejero y a su equipo y ha indicado que Aguirre "no será perfecto, porque nadie lo es, pero le han faltado horas y días en la preocupación, diligencia, premura e interés ante todo su equipo y ante las distintas administraciones para llevar a cabo las actuaciones competentes". Desde Ciudadanos, el diputado Andrés Ramón Semper ha defendido una "correcta y diligente" gestión realizada por parte de la Consejería, "con una total transparencia a los medios de comunicación y a los afectados", frente a una oposición que ha actuado de forma "irresponsable", culpando "de todo" a la Junta y convirtiendo la situación en una "lucha política".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats