El Consejo de cofradías de Sevilla se resigna ya a la suspensión de la Semana Santa por la expansión del coronavirus

La procesión del Gran Poder, seguida por más de 220.000 personas hasta su basílica, en la Semana Santa de 2019.

Hasta este pasado jueves, existía un atisbo de esperanza en que la crisis de salud pública provocada por el Convid-19 no iba a poder con las procesiones de Semana Santa. Pero desde entonces, los acontecimientos y las decisiones tomadas por el Gobierno central y de la Junta de Andalucía han precipitado una la sensación pesimista en las hermandades de Sevilla. “Tenemos totalmente asumido que es posible y probable” la suspensión de las procesiones de Semana Santa, según declaraba este viernes a este periódico el presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez, tan sólo unas horas antes de que se decretase el estado de alarma por parte del Gobierno central.

Andalucía ha alcanzado este mediodía la cifra de 219 contagiados, tras sumar 61 más que el jueves. Además, se ha registrado la primera víctima mortal en Málaga, un hombre de 79 años que llevaba dos meses hospitalizado por otra afección grave. Por provincias, el reparto de casos sigue dejando en Málaga con la mayoría de contagios (111), seguido de 30 en Jaén, 25 en Sevilla, 19 en Cádiz, 14 en Granada, 9 en Almería y Córdoba, y 2 en Huelva.

La Conferencia Episcopal Española ha emitido unas orientaciones ante la propagación del coronavirus en las que afirma que las procesiones de 'este tiempo' han de suprimirse. Aunque en la nota no se especifica si se refiere a las de Semana Santa, algunos obispos, como los de Valladolid, Alicante, Mérida-Badajoz, Mallorca y Ceuta, se han adelantado a las recomendaciones de la CEE y han suprimido precisamente estos desfiles que acompañan a las celebraciones de la Semana Santa, informa Europa Press.

La suspensión de la Semana Santa en Sevilla es un golpe emocional para miles de cofrades, pero también representa una catástrofe para los ingresos que recibe la capital andaluza durante los siete días de procesiones: cerca de 500 millones de euros, según cálculos del Ayuntamiento hispalense. En todo caso, Vélez se sigue encomendando a lo que dispongan las autoridades eclesiásticas y las sanitarias que hasta ahora no han hecho referencia a qué se podrá hacer o no en Semana Santa. De momento, este mismo viernes el Arzobispado de Sevilla ha emitido un decreto en el que, entre otras recomendaciones a sus fieles, suspende todas las celebraciones públicas de las hermandades y cofradías en Cuaresma, como viacrucis, retiros, conferencias y charlas cuaresmales.

Pero la propias hermandades se habían anticipado al Arzobispado y estaban ya cancelando actos y convocatorias a diferencia de lo que estaba ocurriendo hace poco más de siete días, cuando se mantenían los ritos y actos públicos, como besamanos y besapiés, que no fueron suspendidos hasta que el viernes de la semana pasada, cuando la Archidiócesis sevillana llamó a evitar el contacto físico con las imágenes en estos ritos. Una directriz que seguía la sugerencia de la responsable de esta alerta sanitaria en Andalucía, Inmaculada Salcedo.

A partir de ahí, y en cascada, cada hermandad ha ido cancelando a iniciativa propia los actos y convocatorias previstas para estos días, como viacrucis, ensayos de costaleros, talleres y reuniones. La Hermandad de Los Gitanos suspendió su pregón, los ensayos de los costaleros, la Resurrección también decidió suspender su viacrucis, los ensayos y aplazó conciertos. Además ha limitado el horario de apertura de su templo, Santa Marina, a dos horas al día, entre las 11 y las 13 horas. Y celebrará el quinario a puerta cerrada aunque lo emitirá por streaming para sus fieles. Lo mismo la Hermandad de Santa Genoveva y, tras el decreto del Arzobispado, todas las demás.

La decisión de la Junta de Andalucía de cerrar todos los espacios escénicos de su competencia, secundada también por el Ayuntamiento de Sevilla, llevó este jueves al Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla a cancelar el Pregón de la Semana Santa que en este año iba a protagonizar Julio Cuesta. Se trata de un acto de gran solemnidad que se celebra el domingo anterior al Domingo de Ramos, en este caso, el 29 de marzo.

Sensaciones realistas y pesimistas entre los cofrades

“La pinta que tiene es que se va a suspender todo”, admitía en conversación con este periódico el hermano mayor de Santa Genoveva, José Enrique González Eulate, quien echaba en falta un pronunciamiento común del Arzobispado y del Consejo de Hermandades para unificar criterios. Hasta la fecha, el Consejo de Hermandades no les ha comunicado qué hacer, asegura. Su presidente, Francisco Vélez, insiste en esperar las indicaciones de la autoridad eclesiástica o sanitaria y descarta to mar la iniciativa de suspender nada por su cuenta, en la misma línea que la postura defendida por el alcalde de la ciudad, Juan Espadas, que está a expensas de lo que decrete el Ministerio de Sanidad y el resto del Gobierno.

Algo similar expresaba Eduardo del Rey, hermano mayor de El Silencio: “Es la sensación que poco a poco todos vamos asumiendo en todos los ámbitos de la sociedad. La prioridad debe ser la salud”, comenta el responsable de esta hermandad que ha aplazado ya tres actos previstos y que reconoce que las fechas no juegan a su favor. “Estas cuestiones te ayudan a resituar muchas cuestiones, como por ejemplo, que lo primero es la salud y hay que ser responsables, y como cofrade te das cuenta de la riqueza que tenemos y que podemos disfrutarla todo el año”, comenta Del Rey, para quien “las perspectivas no son halagüeñas”.

En la Hermandad de la Esperanza de Triana preferían no hablar de sensaciones, y se limitan a tirar de argumento oficial: “no tenemos conocimiento de que vayan a suspender nada. “Hasta que no recibamos un comunicado, todo sigue según lo previsto y nos atendremos a lo que digan las autoridades eclesiásticas y las sanitarias”, ha declarado Álvaro Sopeña, Diputado de Cultos de la Hermandad.

Sigue la instalación de palcos y sillas de la carrera oficial

No será hasta la próxima semana, como máximo, cuando se tome finalmente la decisión de si se suspenden o no las procesiones de Semana Santa, según ha confirmado Espadas en una entrevista en la Cadena Ser. "Lo más lógico es tomar en unos días la decisión definitiva sobre la Semana Santa para que las hermandades y cofradías sepan a qué a atenerse", ha dicho el alcalde, quien insiste en que sea la Junta, con los ayuntamientos y hermandades, quienes tomen la decisión “que indique la autoridad sanitaria con la información a su alcance".

Mientras tanto, en las calles del centro histórico de Sevilla se siguen instalando las sillas y palcos a lo largo del recorrido de la carrera oficial por parte del Consejo de Hermandades y Cofradías. ¿Qué pasará con estos abonos si finalmente se cancelan las estaciones de penitencia de las cofradías? ¿Se devolverá el dinero a los que adquirieron su plaza? En el Consejo rechazaron responder a esta pregunta en este momento y las hermandades consultadas desconocen la respuesta que sitúan en el Consejo. Este año, por primera vez, se le aplicó el tipo general del IVA al 21% al precio de cada localidad, tras las indicaciones de la Agencia Tributaria.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2020 - 20:24 h

Descubre nuestras apps

stats