2020 se despide de Andalucía con desplome de temperaturas y abriendo la compuerta de las borrascas atlánticas

El tiempo invernal regresa a Andalucía

Pocas despedidas serán más celebradas que la que diga adiós al 2020. Mientras nuestro ojo izquierdo se centra en los fastos navideños, el derecho ya fija la mirada en lo que ocurra más allá del 1 de enero de 2021, esperando un cambio de tendencia que nos quite el mal sabor de boca que hemos ido acumulando a través de 366 días de sinsabores, bisiesto mediante. Al menos la atmósfera quiere aportar su granito de arena. Los del tiempo tenemos mucho de adivinos, de brujería chamánica que busca anticiparse a lo que viene para poder planificar en consecuencia, y lo que viene apunta maneras.

De nuevo frío polar hasta el sur peninsular

El año se va a despedir con frío polar. Los últimos días del 2020 van a estar caracterizados, al menos en lo meteorológico, por la entrada de una masa de aire de origen ártico. Desde el fin de semana las heladas volverán a salpicar buena parte del interior andaluz gracias a la entrada de una masa de aire fría que abrazará la mitad oriental de la Península Ibérica. Descarga gélida asociada a una vaguada que cruzará el noroeste peninsular, y que se verá reforzada con la formación de una profunda y extensa borrasca durante el domingo 27 de diciembre al norte de las Islas Británicas.

Situación similar a la vivida a comienzos de mes con la llegada de la borrasca Dora. En esta ocasión, y por el momento, la depresión aún no ha sido nombrada por ninguna de las agencias meteorológicas de los países afectados y que en caso de hacerlo recibiría el nombre de Ernest. La configuración atmosférica que va a dibujar volverá a conectar con vientos del norte a la Península Escandinava con la Ibérica, arrastrando hasta nuestras latitudes una masa de aire procedente del ártico.

La potente inyección fría vendrá precedida de un débil sistema frontal que barrerá de norte a sur la mayor parte de la región durante la jornada del lunes 28. Pero antes, durante el fin de semana disfrutaremos de ambiente soleado o muy poco nuboso, donde sólo las temperaturas vendrán a subrayar el cambio de tendencia meteorológica con el que 2020 se quiere despedir.

Heladas en la mitad oriental durante el fin de semana

Las mínimas caerán por debajo de los 0 grados en el interior del centro y oeste andaluz, en especial durante la mañana del sábado 26 de diciembre en cotas medias de las provincias de Jaén y Granada. Hasta los -5 o -6 °C caerá el termómetro en localidades como Baza, Huéscar o Santiago de la Espada. Frío que será menos intenso en la mitad occidental de la región con mínimas que irán desde el grado positivo que se espera en Córdoba, hasta los 5 a 6 grados de Sevilla y Huelva. Las máximas por su parte también experimentarán la bajada de las temperaturas, siendo más acusada en el interior oriental donde al termómetro le costará alcanzar la barrera de los 10 grados durante todo el fin de semana. Situación de la que quedará prácticamente al margen todo el litoral atlántico y buena parte del mediterráneo, con temperaturas que oscilarán entre los 8 a 10 grados de mínima y los 15 a 17 grados de máxima.

Lluvias débiles y nieve a partir de 800 metros para despedir el año

El comienzo de semana será el que marque el verdadero punto de inflexión que se espera en la atmósfera peninsular de cara al comienzo de 2021. La jornada del lunes 28 de diciembre será gris en toda la Comunidad, con precipitaciones generalizadas de carácter débil. Sólo el litoral almeriense quedará al margen de unas precipitaciones que barrerán de norte a sur la geografía andaluza, y que a su paso vendrán acompañadas por una nueva descarga de aire frío que se dejará notar a partir de la jornada del martes 29 de diciembre. Será entonces cuando la cota de nieve se desplome en la mitad oriental, pudiendo registrarse nevadas débiles a partir de unos 800 metros en las provincias de Jaén y Granada.

Las últimas lluvias del año serán en todo caso débiles, propias de las entradas de viento del norte, dejando paso rápidamente a un ambiente nuboso o muy poco nuboso que se prolongará ya hasta finales de año. Será ya en 2021 cuando la configuración atmosférica del Atlántico Norte quiera favorecer la entrada de borrascas atlánticas hasta el sur peninsular. Las altas presiones podrán hacerse fuertes en el entorno de Islandia y Groenlandia, abriendo al sur un pasillo para las borrascas atlánticas cuya meta de llegada estaría dibujada en el cuadrante suroccidental de la Península. Se atisba un cambio de patrón atmosférico propicio para lluvias de las que llenan pantanos en el entorno del valle del Guadalquivir. Hasta cuándo dure será ya un asunto del próximo año.

Etiquetas
Publicado el
24 de diciembre de 2020 - 17:23 h

Descubre nuestras apps

stats