Dimite el alcalde de Granada un mes después del abandono de la mayoría de concejales de PP y Cs

Luis Salvador (Ciudadanos) ha dejado su cargo para desbloquear la crisis del Ayuntamiento de Granada

Y un mes después dimitió. Luis Salvador ha dejado de ser alcalde de Granada, aunque se hará efectivo mañana, tal y como él mismo ha anunciado en una rueda de prensa convocada de forma urgente esta misma mañana de jueves. El regidor, que llevaba 22 días de mandato en minoría absoluta, tras la dimisión en bloque de casi todo su equipo de Gobierno a excepción de un concejal, ha dado un paso a un lado para desbloquear la situación en el Consistorio.

Un alcalde contra todos: dos semanas que han dinamitado el bipartito de Ciudadanos y PP en Granada

Un alcalde contra todos: dos semanas que han dinamitado el bipartito de Ciudadanos y PP en Granada

Su renuncia no ha llegado sola porque Luis Salvador también ha anunciado que tanto él como el único concejal que le quedaba, José Antonio Huertas, apoyarán al PSOE como la lista más votada en las elecciones de 2019 para que alcance la alcaldía de Granada. Es decir, el exregidor, Francisco Cuenca, volvería a dirigir la ciudad dos años después. Para que eso ocurra, se debe celebrar un pleno de investidura en los próximos días.

Se trata por lo tanto del penúltimo capítulo de una historia que empezó con una rueda de prensa a finales de mayo. Entonces, Sebastián Pérez, concejal del PP hasta entonces, dejó el partido y amenazó con apoyar una moción de censura a favor del PSOE si sus compañeros no obligaban a Luis Salvador a marcharse, merced a un supuesto acuerdo de alternancia pactado en junio de 2019. Pérez insistía en que había un "2+2" para que a los dos años de mandato el Partido Popular gobernase Granada.

Aquel órdago obligó al PP a mover ficha y a presionar al alcalde para que dimitiera. De esa forma, el 8 de junio renunciaron todos los concejales populares y dos de Ciudadanos del equipo de Gobierno, sumiendo a Luis Salvador en una minoría absoluta, apoyado solo con un edil. Una dimisión en bloque que el ya exalcalde ha asegurado que ocurrió con "nocturnidad y alevosía".

"Solo les preocupaba cambiar las siglas del sillón"

Antes de decir que no dimite, sino que renuncia, Salvador ha hecho un análisis de la situación. “No podíamos funcionar, a pesar de funcionar bien. Posiblemente habría habido posibilidades de llegar a un pacto (para volver al bipartito con el PP), pero para ello solo les preocupaba cambiar las siglas del sillón de la alcaldía”. “Se ha visto en el tiempo que les da igual que se llame Luis o Paco, con tal de que tenga sus siglas. Me parece una falta de respeto importante a la institución”, ha dicho el exregidor.

Salvador admite que no ha hablado de esta decisión con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas y que no se ha marchado antes porque tenía que gestionar. “Había que tomar el timón de la ciudad y garantizar que la ciudad y el ayuntamiento funcionaran adecuadamente”. Además, sostiene hablando en tercer persona que “la ciudad en ningún momento le ha estado diciendo a este alcalde que se vaya”.

“Para mí, ser alcalde de Granada, una ciudad que pocas veces ha sabido desarrollar su potencial, es tener la necesidad de tener ambición, de creer en tu tierra y en tu gente”. Insistiendo en que el PP le ha traicionado, Salvador ha dicho que él fue el único candidato que pudo lograr los 14 votos necesarios en 2019. Sobre el apoyo que entonces dieron los populares, ha añadido que “ningún partido te está haciendo ningún favor, sino integrándose en un equipo de Gobierno”.

Sin acuerdo con el PP

De cara a lo que viene, el exalcalde de Granada dice que no tiene ningún acuerdo cerrado con el PSOE y que, desde el primer momento, la opción siempre fue "pedirle al PP que volviera a casa". Sin embargo, como las circunstancias han cambiado tanto, Salvador y Huertas apuestan por la lista más votada, que es la de los socialistas.

“Como el PP no ha vuelto a casa, que la vuelta del hijo pródigo es oportuna, y volver con la mochila cargada de varios versos sueltos (en referencia a Sebastián Pérez, Manuel Olivares y Lucía Garrido), es demasiada mochila para que te quepa por la puerta. Si además de eso tienes también a Vox que tiene que opinar y a seis concejales del partido que no han definido quién va a ser su candidato a alcalde, se hace muy complicado llegar a ningún tipo de acuerdo”, ha sentenciado el de Ciudadanos.

Tras la dimisión de Luis Salvador, para que haya un cambio de alcalde hace falta que en el pleno de investidura algún candidato logre 14 votos. En esa tesitura, si es cierto el apoyo al PSOE que ha anunciado el ya exregidor, PSOE, Unidas Podemos-IU y los votos de Salvador y Huertas permitirían lograr una holgada mayoría de 15 apoyos. Sobre eso, Salvador ya ha dicho que él no entraría a formar parte del gobierno que saliera "por responsabilidad".

La izquierda se postula para gobernar

Al respecto, PSOE y Unidas Podemos-IU anuncian que la intención de ambas formaciones es que gobierne la izquierda, más si cabe tras el respaldo explícito que ha recibido esta opción por parte de Luis Salvador. La viceportavoz municipal del PSOE, Raquel Ruz dice que en su partido están "preparados" para gobernar. “Solo cabe, para dar estabilidad a este ayuntamiento, que gobierne la lista más votada: El PSOE liderado por Francisco Cuenca”.

Sobre la dimisión, ha dicho que era lo que estaban esperando, pero que se necesita que el pleno de investidura sea "lo antes posible". “Asumiremos nuestra responsabilidad si tenemos que formar gobierno. El sentido común ha imperado”, ha remarcado. Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos-IU, Antonio Cambril, también se ha mostrado "contento con el fin del sainete".

Ha advertido que "Unidas Podemos-IU va a garantizar que no se produzca ningún pucherazo ni un cambio de última hora", como sucedió en la investidura de 2019 al salir Luis Salvador como alcalde, contra todos los pronósticos. "Nuestro voto va a ser el mismo que en 2019. Votaremos a la lista más votada (PSOE)". Ahora, solo falta saber qué día se producirá esa cita clave para la gobernabilidad. El plazo máximo que se ponen en el Ayuntamiento de Granada es de diez días.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2021 - 12:45 h

Descubre nuestras apps

stats