La portada de mañana
Acceder
Las familias afrontan indignadas una vuelta al colegio llena de incertidumbre
Encuesta - El PSOE y el PP capitalizan la gestión de la pandemia y mejoran sus resultados del 10N
El Gobierno trata de aplacar la revuelta de los alcaldes que ha unido en su contra a sus socios parlamentarios y al PP

"Espero seguir teniendo la fantasía suficiente para seguir juntando Roma con Santiago a ver qué sale"

ruibal

Javier Ruibal (El Puerto de Santa María, 1955) no parece muy amigo de las palmadas en la espalda ni de grandes homenajes, pero le es imposible ocultar su satisfacción por haber sido galardonado con el Premio Nacional de Músicas Actuales 2017, que concede el Ministerio de Cultura. "Todo muy sabroso. Tengo pensado irme al casino esta tarde mismo", señala entre bromas al recordarle que también es protagonista del documental ganador de los Premios Imagenera.

Javier Ruibal, Premio Nacional de las Músicas Actuales 2017

Javier Ruibal, Premio Nacional de las Músicas Actuales 2017

Sus cuidadas y medidas palabras, tanto como su música, no dejan asomar un atisbo de duda, ni siquiera para mojarse con Catalunya, salvo para referirse a los 'despacitos' de las radiofórmulas. Él prefiere rodearse de sus verdaderos amigos, tanto a la hora de cantar junto a ellos en el directo 'Javier Ruibal 35 Aniversario' como al citarlos como antecesores en el galardón ministerial El jurado ha alabado "la calidad de su larga trayectoria desde la independencia y coherencia artísticas". El próximo 21 de octubre en Córdoba y una semana después en Granada tendrán ocasión de disfrutarle. "Seguimos para bingo", dice.

¿Qué cree que se le ha reconoce con el Premio Músicas Actuales?

Supongo que la idea y el resultado de lo que uno se plantea hacer en su vida y ha ido desarrollando durante todo este tiempo. Y también a la peculiaridad y una actitud, al ser unas músicas tan variadas las que se premian. Reconociendo antes que a mí a Martirio, Jorge Pardo, Santiago Auserón, Carmen París o Kiko Veneno se está poniendo una lucecita de atención sobre músicas que no están en competencia directa con aquellas más divulgadas.

¿Ahora lo díficil será mantenerse?

Si estuviera haciendo equilibrios sobre las cataratas del Niágara, cuya caída significa algo estrepitoso, pues todavía, pero me considero un músico que vive en estado de gracia, por decirlo de alguna manera, porque hago lo que me gusta de verdad y solamente triunfo o fracaso ante mí mismo, ante mi último logro o mi última canción si la siguiente desmejora la anterior. Son parámetros muy particulares. Mantenerse es continuar en la búsqueda y en el divertimento que supone regalarse una vida de libertad, de imaginación y de creación.

¿Qué sueño le queda por cumplir llegados a este punto?

No sé muy bien... Me encantaría cantar o componer a la limón con Caetano Veloso, por ejemplo, un artista excelente, muy peculiar, lo suficientemente enraizado en su cultura y lo suficientemente híbrido y libre como para haber mostrado muchas cosas y haber dado rienda a su imaginación en muchos caminos. Lo admiro muchísimo y no me comparo con él, pero hay algo parecido en nuestras propuestas. También me hubiera encantado, pero es imposible, hacer algo con Paco de Lucía, aunque para la Carmen de Sara Baras estuvimos juntos en cierta manera.

¿Cuál es la canción que le queda aún por escribir?

No sé muy bien qué va a pasar mañana. Sólo sé que la guitarra va a estar ahí, el cuaderno y el tiempo para dedicarme. Es una cuestión de evolución muy paulatina. Cada canción va logrando una mejora en el manejo armómico y poético. No tengo método ni una orientación definida, con lo cual va a depender mucho también de lo que me interese el asunto que voy a tratar. Sólo sé que voy a estar en condición de hacer una nueva canción cuando encuentre que no estoy repitiendo ningún camino de los anteriores. Aunque la resonancia sea naturalemente la mía (uno no puede escapar de sí mismo), pero dentro del supuesto estilo que uno debe tener, hay que intentar vestirla o peinarla de manera que no signifique una reiteración de otra anterior.

¿Qué le provocan los 'despacitos' y la música que más cala ahora entre los más jóvenes?

Son mundos paralelos. Eso es un poltergeist... Quiero decir que los galardonados con el Premio de las Música Actuales, como decía, hacen una música que les es propia y que forma parte de la cultura en la que han crecido, lejos de ninguna estrategia de masas. Otra cosa es que luego haya una masa de personas que decidan hacerse seguidores de cualquiera de estos artistas. Lo otro es una estrategia basada en un pequeño juguete musical, escueto y realizado no con miras de aportar nada a la música sino más bien a la economía del que lo difunde. Son camino diferentes. Es verdad que está hecho todo con lo mismo pero una hamburguesa puede llevar los mismos ingredientes que algún plato exquisito de la nueva cocina y sin embargo se puede manejar como comida rápida.

¿Hacia dónde dirige ahora sus inquietudes musicales?

Siempre ha estado abierto a experimentar con músicas no pertenecientes a mi lugar, a Andalucía y a España. Lo he intentado y seguiré en ello, pero que no sea una mera ocurrencia y un "voy a poner aquí este instrumento de la otra punta del mundo, y ahora aquí un dibujito para darle un colorín a la canción", sino que lo que pretendo es que la canción manifieste una integración de aquel instrumento o armonía musical en el contexto de lo andaluz o lo español. Espero seguir teniendo la fantasía suficiente y el atrevimiento para seguir juntando Roma con Santiago a ver qué sale, con el debido respeto a Roma y a Santiago.

Terminemos con una de actualidad. ¿Qué música o letra le pondría a la situación que viven España y Catalunya?

Pues una canción que escribí para una película de Imanol Uribe, 'Lejos del mar', que salió el año pasado, y que tiene unos versos que dicen: Por eso, ahora, llévame contigo / Y no volvamos nunca a ser ni tú ni yo / Donde no hay dios ni premio ni castigo / Ni más patria que nosotros dos. Ahí se recoge el pensamiento que tengo al respecto de ésta, de aquélla o de cualquier patria que haya en el mundo. El concepto de la patria y la bandera, si no significa que somos tú y yo, es todo un montaje o una mentira o un invento de poderosos.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2017 - 21:29 h

Descubre nuestras apps

stats